Ir al contenido principal

Indiana Jones y el templo maldito (1984) | Todas las películas "con espíritu" Amblin


Aunque 'En busca del arca perdida' sea anterior, hay que tener en cuenta que Amblin nace realmente a partir de E.T. y además, ese nacimiento de Amblin y ese estreno de E.T. marcan un punto de inflexión en la carrera de Spielberg. Hasta la llegada del querido extraterrestre, Spielberg había demostrado tanto con El diablo sobre ruedas, como 'Loca evasión', '1941', 'Tiburón', 'En busca del arca perdida' y 'Encuentros en la tercera fase', que era autor de un cine más adulto e incluso terrorífico, pero, el éxito tan grande de E.T. y el nacimiento de Spielberg como productor, le hizo ver el cine de una manera mucho más comercial y con un enfoque mucho más amplio de público. 'Indiana Jones y el arca perdida' aún siendo producida por Lucasfilm para Paramount y no tener nada que ver con Amblin excepto la presencia de Spielberg claro está como director, es una de esas películas que pueden ser catalogadas como "películas de espíritu Amblin'. La presencia de un joven coprotagonista y un toque más humorístico son el claro ejemplo que la segunda parte del famoso arqueólogo entra ya en terrenos Amblin y se aleja del espíritu de la primero obra.


La película | Crítica


Más terror. Más humor. Más Indiana.
Y ni un sólo nazi. Steven Spielberg emplea todos los clichés posibles para abordar la complicada tarea de mejorar lo que ya era inmejorable. Y vale, no lo consigue. Pero por suerte tampoco lo pretende, y desde el apoteósico comienzo musical, con su futura esposa Kate Capshaw clavando a Cole Porter en dialecto mandarín, Spielberg trata de marcar distancias en todo momento respecto a su predecesora y a lo que el público esperaba de una precuela que ubica a Indy en un contexto aún más pulp y afín al de una aventura en la jungla. Casi como si se tratara de otra nueva entrega de Tarzán, rodada con cartón-piedra, durante los años 40 o 50.
Hay un largo -pero nunca pesado- trecho que caminar hasta que empieza lo verdaderamente bueno, contrarrestando lo cargante que puede resultar a veces la corista Willie (Kate Capshaw) con gotas de humor que sostienen la nueva relación romántica de Indy, cuya química es mucho mayor cuando comparte planos con el pequeño Ke Huy Quan ('Los Goonies'), tomando la tónica de una buddy movie en toda regla. Solamente por cuanto acontece desde que Indiana regresa de su letargo alucinógeno, la persecución en vagoneta y la pelea final sobre un puente colgante, vale la pena asistir a la coronación de un maravilloso beso final que debería figurar entre los mejores ejemplos -junto a 'La Guerra de las Galaxias' (1977, George Lucas) de cómo dar carpetazo a un buen blockbuster. Insisto. Solamente por eso estoy dispuesto a ignorar los más ínfimos defectos de 'Indiana Jones y el Templo Maldito' (1984, Steven Spielberg). Tanto que ni los recuerdo ya.

FOTOCROMOS DEL FILME













CARATULA VHS




-NO TE PIERDAS...
Publicar un comentario