Ir al contenido principal

1ª) Cometieron dos errores (1968) | Todas las películas de Malpaso (Eastwood) | Películas que inspiraron RDR2


Primera película producida por Malpaso, la productora de Clint Eastwood, protagonista de este film. Ted Post, director de 24 episodios de la serie “Rawhide” (también protagonizada por Eastwood) fue el elegido para este primer proyecto, en sustitución de Sergio Leone, que no pudo acometer las labores de dirección por encontrarse dirigiendo el que posiblemente haya sido su mejor western: “Hasta que llegó su hora”.

La película | Crítica

Se trata de un relato de venganzas en el que el protagonista es dado por muerto tras ser linchado por error, para después convertirse en una mezcla de sheriff y cazarrecompensas (reminiscencia con la “Trilogía del dólar”) con el propósito de encontrar a quienes le produjeron tal daño.

Dirigido por Ted Post, director impuesto por el propio Eastwood, el actor volvia al western para interpretar a un hombre que es acusado de robar ganado y ahorcado. Sin embargo, en el último momento será salvado por un comisario (interpretado por Ben Johnson). Una vez recuperado se colgará la estrella en el pecho para administrar justicia y de paso vengarse de aquellos que le colgaron. Eastwood se aleja voluntariamente del arquetipo creado por Leone, tal vez por no repetirse en exceso y por querer acercarse formalmente al western clásico de Hollywood.
Es evidente que a finales de los 60, el género estaba agonizando, y la temática es mucho más ambigua, ya que la influencia tanto del spaguetti-western como del llamado “western crepuscular” de Peckinpah eran notables, por más que en el film queda un tanto diluido: algunos primeros planos de enfrentamientos a revólver, la banda sonora que acompaña a algunas fases del film, una excesiva violencia (para lo que estaban acostumbrados en los Estados Unidos).
Por otro lado, en el film se intenta realizar una cierta legitimación de la venganza, al mismo tiempo que nos muestra de forma bien explícita la dificultad de administrar justicia en aquellos tiempos, más bien de lo difícil que era administrar justicia (de hecho el título original “Hang’em high”, colgarlos bien alto, es mucho más explícito que el título con el que se estrenó en nuestro país), las conversaciones ético-morales entre el “comisario” y el juez (interpretado por Pat Hingle) van en ese sentido, que por cierto se hubiera podido aplicar a la época en que se realizó el film. Estaban a punto de aparecer en la gran pantalla los vengadores y justicieros callejeros como respuesta a la incapacidad de la ley y la justicia por poner orden, y este film no es nada ajeno a esto pese a estar ambientado en otros tiempos.

Eastwood continúa con su papel de duro, aunque no es aquel indivíduo amoral de los films de Leone, comenzando a sentir el respeto por la ley que sería uno de sus santo y seña en la saga de “Harry el sucio”. Y no sólo eso: Eastwood comienza a destilar elegancia en sus formas, tanto a caballo como a la hora de conseguir ser el centro de atención cada vez que aparece en pantalla.
Si bien la película tiene sus visos de violencia, ésta no resulta tan explícita como en las películas de Sergio Leone. Aquí el guión hace un pequeño estudio sobre la vida y la muerte bastante conseguido, tanto por el pánico sufrido por quienes van a morir como por el morbo que experimenta la masa enfervorizada que será testigo de los ahorcamientos de turno.
En resumidas cuentas, una peli de vaqueros bastante entretenida, con clara influencia de Sergio Leone y el principio de lo que terminaría siendo una carrera meteórica para la Malpaso.

  • Puntuación: 6.5



-NO TE PIERDAS...
Publicar un comentario