Ir al contenido principal

MonsterVerse: Godzilla: King of The Monsters | La estrella de la Comic-Con 2018


La gran sorpresa del año 2017 no fue ni más ni menos que Kong Skull Island la cual también va a formar parte de un universo o lore propio basado en monstruos gigantes del cine incluido Kaijus como Godzilla que por cierto ahora se erige como comienzo de todo este nuevo universo cinematográfico conocido como MonsterVerse y centrado en una serie de películas de monstruos protagonizadas por Godzilla y King Kong (y algunas sorpresa en forma de serpiente voladora o similar), distribuidas por Warner Bros. y Legendary Entertainment, en compañía de Toho (para las películas de Godzilla). La primera entrega fue Godzilla (2014), un reinicio de la franquicia de Godzilla, seguida de Kong: Skull Island (2017), un reinicio de la franquicia de King Kong. La siguiente película será Godzilla: King of The Monsters (2019), seguida por Godzilla vs. Kong (2020).


Godzilla: King of The Monsters


Y ahora es turno de hablar de la estrella de la Comic-Con 2018 y es que si pensabas que Avengers: Infinity War es el mayor crossover de la historia de Hollywood, el primer tráiler de la película Godzilla: King of the Monsters quizás te haga cambiar de idea.

El avance fue dado a conocer el sábado en la Comic-Con de San Diego y reúne a algunos de los monstruos más famosos del cine japonés, como Godzilla, Mothra, Rodan y su principal enemigo, la criatura de tres cabezas llamada King Ghidorah. Es el equivalente al Hall de la Fama de los monstruos gigantescos.
El elenco de la película tampoco se queda atrás, pues reúne a grandes estrellas del cine y la TV, como Sally Hawkins (The Shape of Water), Millie Bobby Brown (Stranger Things), Vera Farmiga (The Conjuring), Ken Watanabe (Inception), Kyle Chandler (Manchester by the Sea), Charles Dance (Game of Thrones), Thomas Middleditch (Silicon Valley), Bradley Whitford (Get Out) y Zhang Ziyi (Crouching Tiger, Hidden Dragon), entre otros.

El filme es dirigido por Michael Dougherty (Trick 'r Treat, Krampus) y es una secuela de Godzilla (2014). Godzilla: King of the Monsters se estrenará el 31 de mayo de 2019 en los cines de Estados Unidos.

Ver tráiler




Kong skull Island, la película anterior de la saga MonsterVerse


Puntuación crítica: ****
Visual: *****
Narrativa: ***


Un poquito de Apocalypse Now y de La Chaqueta metálica, al menos en su trailer y esa preciosa fotografía de Larry Fong. Lo cierto es que la obra pintaba mucho más que bien y lo confirmamos con nuestra crítica.

Altos y bajos comandaban las sensaciones transmitidas por aquella megalómana obra dirigida por Peter Jackson y que servía de reboot al clásico King Kong del año 33. El reboot se permitía ser fiel a la obra al menos en época y ambientación ya que recreaba perfectamente aquel Nueva York del crack bursátil que tanta pobreza dejó. El resto fue elevar la idea original a la opulencia fílmica de las grandes producciones del presente.
12 años después de la obra de Jackson se vuelve a coger la idea del gran Kong pero adaptada de una forma más libre y con  una idea en mente. Homenajear visualmente a los grandes películas del cine bélico.

Vittorio Storaro es uno de los grandes clásicos de la cinematográfica. Suyo son los trabajos de fotografía de grandes obras como El último emperador, pero, quizás sea Apocalypse Now uno de sus trabajos más completos, complejos y recordados. El color como fuente de  narrativa era el arma principal para crear ese ambiente turbado de opresión y ensoñación que puede desatar el terror de una guerra. Ahora con esa idea en mente, el fotógrafo Larry Fong y el director Jordan Vogt-Roberts, quieren volver a recrear ese estado de ensoñación bélico y salvaje a través de su film Kong, la isla de la Calavera, la cual basa parte de idea en su envoltorio artístico.
En cuanto al nivel puramente visual, Kong: La isla Calavera es un placer. Evita muchos de los errores comunes que se cometen en una producción a gran escala, alejándose de cortes rápidos y movimientos de cámara torpes, en favor de una composición y ritmo más elegantes. Vogt-Roberts y su equipo técnico han creado un Kong mejor formado. Parece menos realista pero a la vez es más real. Lo han hecho más monstruo y menos animal, dotándolo de más sentido y convirtiéndolo en una deidad ancestral o un protector de la isla; menos rey y más Dios”

Además, el guión, de Dan Gilroy, John Gatins, Derek Connelly y Max Borenstein, es relativamente sólido para que no se tambalee tanto como podría en las escenas en las que aparecen las criaturas para causar estragos.
No le falta ni diversión ni refinamiento, y tiene la pulcritud de una de esas comidas fast-food compartimentadas. El director Jordan Vogt-Roberts mueve las piezas de A a Z con un ritmo hábil, pero los personajes no dejan de ser esas simples piezas. A pesar de todo, ofrece unas cuantas escenas de acción memorables: un enfrentamiento lleno de suspense en un campo nublado lleno de huesos, y el monstruo gigante en acción, más palpable y peligroso que cualquier escaramuza robotera de la saga Transformers”.

Como hemos dejado ver, el film homenajea ideas visuales como las conseguidas por Vittorio Storaro junto a Coppola, pero hay mucho más de cinefilia pura. Vemos a la citada Apocalypse Now junto a Platoon, plantándolas en Parque Jurásico para plasmar una expedición militar ambientada en 1971 en Skull Island, el remoto hogar tropical de King Kong. Pero, también nos podemos remitir a las criaturas de Black Lagoon o Tarantula con los humanos relegados a un segundo plano por efectos impresionantes (hacer mención especial también al diseñador de las criaturas Carlos Huante).
Además, esta adaptación tampoco puede escapar de la sombra de la mágica King Kong de 1933.

Aún así, no todo es oro lo que reluce y el empaque final acaba siendo débil al abandonar el desarrollo de los personajes y los diálogos en favor del espectáculo visual. De este modo sobra un poco de humor y fatal y poco de seriedad en el planteamiento, pero, eso quizás hubiese mermado sus expectativas en taquilla.
En definitiva, un gran entretenimiento visual, que no alcanza el sumun debido a las habituales trabas de las grandes productoras. Obra pensada para entretener, y eso hace, entretiene con mayúsculas.


Publicar un comentario