Ir al contenido principal

Evasión o victoria (1981) | 81-18 | Evasión o derrota (2018)


En 1981 se estrenaba el filme de fútbol más popular de la historia del cine. Su título era Evasión o victoria y su director John Huston. Ahora en 2018 y en pleno estreno de España en el mundial, la realidad supera a la ficción y nos ha encontramos ante un guión de película llamado Evasión o derrota y su director está vez es Luís Rubiales.


Y es que, la única opción que le queda a España para poder llegar lejos en este mundial es sin duda alguna evadirse de todo lo sucedido en los últimos dos días. Pero, como no sabemos aún el final de esta película, preferimos centrarnos en la del 81 de la cual si tenemos final.

Evasión o victoria (1981) o cuando USA ganó el mundial España


Corría el año 1981 y Estados Unidos ni siquiera sabía casi lo que era el fútbol o lo que ellos llaman soccer, pero, da igual. Como ocurre en todas las películas de guerra que son la base de nuestros conocimientos sobre aquellos conflictos, la historia la cuentan los americanos y esto ocurre con esta "Gran evasión" ambientada bajo el amparo del fútbol.

Lo primero a decir es que estamos ante una muy buena e inesperada película de la década de los 80 en la que el cine cayó más bajo que nunca. Vista entonces, los amantes del cine clásico casi no creíamos lo que veíamos en la pantalla pues la cinta de Huston no solo recogía el testigo de las dos obras maestras que mezclaron el horror de los campos de concentración con el humor y la ironía como tabla de supervivencia en los mismos ("Traidor en el infierno" y "La gran evasión") sino que además Huston y el mecanismo hollywoodiense parecían saldar cuentas con la vieja Europa otorgándole al fútbol (ya estaba bien de beisbol y de boxeo) un lugar preeminente en nuestra retina de celuloide.
Aunque, eso sí, el 'gozo europeo' no podía ser completo pues el injustamente vilipendiado Sylvester Stallone no solo lleva el peso de la película sino que le pega a Michael Caine un repaso de padre y muy señor mío. Así que, el tan ansiado triunfo del fútbol en la gran pantalla llega, como casi siempre, de la mano de dos americanos: Huston y Stallone. El uno ya en su declive, el otro comenzando a demostrar que en el cine de acción no tenía rival.


Pero seamos justos con la ficción. Cuando aquí en Europa Pelé marcó de chilena el gol del empate, todos llorábamos de alegría y todos conseguíamos la liberación. Por qué, por primera vez el fútbol tenía un valor más allá del se su propia idiosincrasia y aunque a muchos le cueste asumirlo, tuvo que venir Hollywood para decirnos a todos como el balón podía crear emoción más allá del deporte.
Desde que se estrenó Evasión o victoria, el fútbol supo a algo más para muchos seres del planeta y las chilenas fueron las culpables de miles de costalazos en aquellos descampados de tierra que aún existían en los 80.

Ahora, en 2018, empieza un nuevo mundial que demuestra porque el fútbol el deporte rey. La obra de Huston por tanto es una de esas películas que debe ver todo aficionado al balón y por supuesto al cine.
Publicar un comentario

Celebrities Cinematte