Ir al contenido principal

Crítica Jurassic World: el reino caído | La segunda mejor película de la saga


Para ahórrarte tiempo te lo decimos ya, Jurassic World: el reino caído es la segunda mejor película de la saga después de la original de Steven Spielberg y es sin duda la más emotiva, lacrimógena e intimista, pero, que esto no te engañe, seguimos ante un blockbuster en potencia con la diversión por bandera.


Made in Bayona

Todos los suponíamos y al final se ha confirmado, Bayona ha dejado su firma en Jurassic Park/World y vamos a apreciar muchos detalles de la filmografía del director que van desde el trato que el guión tiene sobre los niños, la forma de narrar o contar el miedo, la familia como tema recurrente de fondo (y os va a sorprender como trata este tema) o la presencia de Geraldine Chaplin.

Pero como decimos, Bayona es un autor que sabe que entre manos tiene un blockbuster y para ello recurre a su cinefilia y nos deja homenajes a clásico del cine como el Drácula de John Badham y la famosa escena de Drácula bajando al revés y entrando por la ventana.
También vemos homenajes al cine de Spielberg y claro está, al primer y segundo Parque Jurásico.
Jurassic World: el reino caído es algo más épica y salvaje (en las secuencias de ataques) y también algo menos clásica. Estamos ante la entrega más sorprendente y "oscura" de toda la saga junto a la original de Steven Spielberg de 1993.
En algunos aspectos la película rinde homenaje a la segunda entrega y de hecho la coletilla que uso Spielberg de "El mundo perdido" tiene un eco bastante claro con "El reino caido" de Bayona.
La civilización se une de nuevo a la fiesta y hasta Jeff Goldblum nos emociona durante algunos instantes.

Un Staff técnico de calidad

La fotografía, de Oscar Faura, y su cuidado es evidente, al que se incorporan los efectos CGI ya vistos en la cinta de Trevorrow en 2015, con el añadido de algunas nuevas especies de dinosaurios (como la del Carnotaurus o el Stygimiloch). Pero por suerte, la animatrónica y los efectos clásico tienen mucha importancia y Bayona sólo deja el uso del Cgi para esas escenas de mucho movimiento jurásico donde la animatrónica no puede llegar. Esto da realismo visual a la obra lo que es clave para que la tensión dramática y el terror aumenten su intensidad.

Trevorrow, director de la anterior y de la futura tercera parte (no realizó esta segunda entrega porque fue elegido para dirigir el episodio IX de Star Wars del que finalmente fue despedido), vuelve a ser co-guionista de esta Jurassic World: El reino caído, con una historia que abre tramas y subtramas y se prepara para el capítulo final, siendo esta segunda historia el nudo clave de la trilogía de Jurassic World.
Volvemos a los personajes de Claire Dearing (Bryce Dallas Howard) y Owen Grady (Chris Pratt), quienes han cambiado personalmente tras los acontecimientos que tuvieron lugar en 2015, pero además del trabajo eficiente de los dos actores, durante los 128 minutos de metraje podemos disfrutar también de los citados y no citados Toby Jones o Jeff Goldblum, además de a Geraldine Chaplin.
La música de Michael Giacchino, que repite, cumple. No obstante, no está a la altura de la épica del score original o de aquella que revivíamos en Jurassic World.

Conclusión

Los dinosaurios al contrario de Star Wars han vuelto para quedarse. Trevorrow logró con Jurassic World revivir una franquicia a base de naif, Bayona la consolida a base de espíritu Goyesco y autoría, pero, lo positivo es que en ambos caso la diversión y la sorpresa siguen vigentes.


  • Puntuación: 8




-NO TE PIERDAS...
Publicar un comentario