Ir al contenido principal

Evasión o Victoria (2018) | El asesino y el beso


Películas como 'Evasión o victoria' o nombres como el de Jose Luis Garci han unido para siempre fútbol y cine, y Cinematte no va a perderse esta película...



La ronda del penalti asesino de Cristiano y el beso de Bufón


El guión de la película situaba el partido Real Madrid- Juve entre las cuerdas ya que el día anterior la Roma había realizado uno de las mayores aventuras fílmicas del cine. Un 3-0 ejecutaba al equipo blaugrana y encuadraba a Italia por encima de España. Con esa escena como meta, la Juve creía en el milagro y así lo demostró desde el minuto 2 donde Mandzukic puso la primera piedra de la "remontada". Zidane había visto como su colega Valverde se había asustado un día antes y sufrido una de romanos por lo que decidió lanzar sus tropas al ataque y dominar la batalla pero daba igual, como decimos, el guión ya estaba escrito y la bella señora conseguía un segundo gol de corte similar al primero.
El terror llamaba a las puertas del Bernabéu y la casta blanca decidió luchar contra viento y marea gracias al buen fútbol que no surtiría efecto puesto que el tercero era obra de un error clamoroso de Keylor Navas. Quedaba media hora de drama y la juve realizaba otra de romanos al dar la vuelta al marcador y situarse en ventaja ya que un gol más suyo valía doble y certificaba la eliminación blanca. 30 minutos quedaban por delante y hasta Sergio Ramos abandonaba el palco y el sombrero para bajar a pie de cesped junto a Zidane y dar ánimo a sus lides.
Y el tiempo pasó hasta que de nuevo el minuto 93 fue hechizo de luna ya que Lucas era arrollado tras un centro de cabeza al área por parte de Cristiano y el arbitro decidía pitar el penalty asesino.
El mito de Bufón era poseído y su exorcismo pasaba por la expulsión lo que dejaba la puerta italiana sola ante el peligro del pistolero. Era el minuto 95 y Cristiano se situaba delante de la pena máxima no ante Bufón sino ante un inexperto actor secundario. Hubiese dado igual el disparo fue tal que ni 5 Bufones lo hubiesen detenido.

El Madrid eliminaba a la Juve y la guerra periodística daba comienzo la segunda batalla, esa mucho más sucia que sale de los terrenos de juego. Mientras en la intimidad, Cristiano Ronaldo besaba a Bufón para dejar claro que el fútbol es el deporte rey y solo lo pueden ensuciar los que están fuera de él.


THE END


-NO TE PIERDAS...
Publicar un comentario