Ir al contenido principal

Películas que nunca debieron existir: 'Van Damme Inferno' crítica | 1999


Corría el año 1999, el siglo XX estaba llegando a su fin, pero, aún se resistía a dejar de crear películas basadas en uno de los géneros estrella de las últimas décadas...


El cine de acción basado en estrellas de acción, había sido referencia de los años 80 y 90 y Jean Claude Van Damme, uno de los nombres que pedía a gritos tomar el relevo de Stallone o Schwarzenneger.
Con esta idea nacía un proyecto que contaba con unos ingredientes que hacía presagiar lo mejor pero que por desgracia ofreció todo lo contrario.

John G. Avildsen había sido uno de los nombres claves de finales de los 70 y principios de los 80. Él, había sido el director de la oscarizada Rocky de Sylvester Stallone y posteriormente había realizado esa maravilla llamada Karate Kid. Bill Conti era su músico de cabecera y también había creado las geniales bandas sonoras de Rocky y Karate Kid.
Además, teníamos a Pat Morita, el famoso señor Miyagi de Karate Kid, a una joven y bella Jaime Pressly e incluso a secundarios de lujo como Larry Drake o Danny Trejo.
Además, el guión nos dejaba ante un western ambientado en la época actual (de finales de los 90) y que tenía como referencia obras de Howard Hawks o Sam Peckinpah.
En cabeza de todo esto, la figura del citado Van Damme en lo que debía ser su filme definitivo para convertirse en el relevo generacional de los grandes Action Star de los 80s.

Cuando la película 'Inferno' también conocida como 'Van Damme' Inferno' llegó a la luz, nos encontramos ante de unas películas de acción de todos los tiempos que acabó prácticamente con la carrera de Avildsen y confirmando que Van Damme nunca sería una estrella de primer orden.

La película es famosa por tener la que posiblemente sea la peor escena final de una action movie, pero también posee uno de los guiones más absurdos jamás escritos y sólo hay que ver la relación de amor de los dos protagonistas.
Además, la actuación de Van Damme es sencillamente vergonzosa. La planificación de escenas de acción que solía ser buena en estas películas, es como volver a la mala serie B de los 70 en este campo y los secundarios con un Pat Morita maquillado, son para tomar nota.

Inferno es sencillamente un infierno de película y ni siquiera el culo desnudo de Van Damme consigue salvar una de esas películas que hacen más daño que bien, y que jamas debieron existir.
Por fortuna películas como Rocky y Karate Kid confirman que John G. Avildsen tenía talento así que quizás este desastre sea culpa de otros y no de su director.

Puntuación: -