Ir al contenido principal

Crítica Ready Player One | Los 80s regresan de la mano de quien los inventó


Que los 80s están de moda lo sabemos todos. Que el cine y la televisión quieren sacar partido a esta fiebre lo demuestran producciones como Stranger things o secuelas de obras de los 80s como Rocky, Jungla de Cristal, Karate Kid, Terminator, Alíen, Indiana Jones o claro está Star wars. Entonces, quien mejor para traer de vuelta los 80s que el hombre que los inventó.

Y es que posiblemente, si hubiese que dar un nombre clave del cine de los 80 ese sería el de Steven Spielberg, autor que ya fuese como director o productor, participó en obras como ET., Indiana Jones, Los Goonies, Gremlins, Regreso al futuro o hasta incluso El gigante de hierro film que también posee uno de los póster de Ready player one.
Y para no haceros leer más párrafos con suspense, ya os decimos que estamos ante una obra mayor de Steven Spielberg y desde ya, una de las obras claves de 2018.

Con un carrerón de cincuenta y cuatro años, treinta y seis largometrajes en su haber y un buen puñado de obras sobresalientes como - Tiburón, E.T., Encuentros en la tercera fase, En busca del arca perdida, El color púrpura, Indiana Jones y la última cruzada, La lista de Schindler, Minority Report, Salvar al soldado Ryan o Múnich entre otras muchas, Spielberg no necesita presentación alguna.
Pero solo diremos que las emociones que nos arranca el bueno de Spielberg durante el metraje de sus mejores aventuras cinematográficas es oro puro, tanto como el asombro audiovisual que nos procura durante sus espectáculos más conseguidos. Y eso es lo que refulge, lo que brilla hasta la ceguera en Ready Player One.


Y podemos decir que estamos claramente ante la obra más barroca de toda la filmografía de Spielberg, y es que, el maestro siempre nos ha mostrado un cine puro, claro y directo al menos en la mayoría de sus trabajos. Esta vez, el director apuesta por sobrecargar la pantalla ya sea de atrezzo o de efectos visuales y así, consigue un deleite circense donde todas las atracciones o números confluyen al mismo tiempo en el escenario. Porque de eso se trata además, de traer a escena de forma conjunta todo un elenco de nostalgia y recuerdos de otros tiempos, todos únicos bajo una línea argumental y bajo las normas del cine actual el cual en manos de Spielberg parece no haberse desvirtuado como si ocurre con otros, y eso que la realidad virtual es tema central de la función.


Con la ayuda de Van Halen's Jump, Ready Player One de Steven Spielberg lanza su historia de aventuras de videojuegos a toda velocidad. El año es 2045; el lugar es Columbus, Ohio. Nuestro héroe, Wade Watts (Tye Sheridan), completa los detalles mientras escalaba más allá de las casas sucias de su ciudad, "las pilas", donde los parques de caravanas se amontonan uno encima del otro. Las cosas son tan miserables en el mundo de Wade, todos escapan para jugar en un juego de realidad virtual envolvente conocido como Oasis. Su fundador como Steve Jobs, James Halliday (Mark Rylance) es adorado como un dios hasta su muerte algunos años antes. Sin embargo, antes de dejar el mundo de los mortales, el benevolente creador dejó una serie de juegos que recompensarían al ganador... 

Y así, nos sentamos ante una gran pantalla de nuevo, esa que a veces ya no reconocemos porque no impregna en nosotros las sensaciones que si marcaba en otra época, esa que nos hacía salir levitando y excitados ante el espectáculo que habíamos podido vivir. Pero, de nuevo, volvemos a ver dos palabras mágicas: "Steven Spielberg" y de nuevo se abre el telón de una forma especial, distinta a la habitual. Así, pasan mas de horas donde la cultura Pop sirve de inspiración a la cultura milenial para así crear la obra milenial perfecta, una que de nuevo y como pasase en un frío sábado de 1982 o en un un cálido domingo del 85, nos hace volver a salir de una sala de cine totalmente excitados y levitando esperando a que llegue el lunes para contarles a nuestros amigos lo que acabamos de presenciar. Pero, ya no hay que esperar al lunes, las redes sociales o un blog nos permiten decir al mundo que el hombre que creo los 80s es el que mejor ha sabido traerlos de vuelta.

  • Puntuación: 9




Publicar un comentario