Ir al contenido principal

Crítica 'Pacific Rim: Insurrección' | Mejor que Transformers


Guillermo Del Toro es un genio y como tal con Pacific Rim nos dejó una película genial. Ahora, su secuela no pretende mantener el tono de calidad de la original pero si sabe muy bien que su deber es entretener, engatusar y hacernos alucinar con estos mechas gigantes que tanto gustan. Pues bien. ¿Lo consigue?

Directo al grano

El filme no se anda con milongas, así que olvida las largas presentaciones y gracias a un montaje ágil nos presenta a unos personajes liderados por el hijo de Pentecost a quien da vida John Boyega. Y él, como la peli, tiene claro que emular a su "progenitor" es imposible, así que defiende lo que tiene con lo que puede.

Con esta premisa podemos enfocar la critica (y por tanto la película) de dos modos. Una, poniendo el modo piloto del snobismo y alegando que el filme no trata a sus personajes con respeto y les otorga poca carga emocional y un guión sin apenas interés. Otra poniendo el modo piloto del realismo y aceptando ante que nos encontramos: una oda a los mechas o Jaeger en este caso y a los monstruos o Kaijus en este caso también.
Así que al igual que ocurre en el filme con la dualidad de pilotos y su trabajo en equipo a bordo de los Jaeger, tenemos que elegir cuál de cada piloto es el más relevante y nosotros sin duda nos quedamos con el del realismo ya citado. Y es que, cierto que los personajes no son los mejores perfilados del planeta cine, pero, cumplen la función de dar alma a los verdaderos protagonistas que como decimos son los enormes Jaegers. Ahora bien, esto no quier decir que haya que perdonar todo y por tanto, decir que Steven S. DeKnight se estrena como director de un largo con esta palomitera película para la que ha contado con un voluminoso presupuesto y no se puede decir que no le saque brillo del todo, pero también hay que reconocer que visualmente el filme carece de personalidad. El año pasado vimos como Kong skull island (La isla de la calavera), se convertía en una de las mejores películas del año no gracias a su guión pero si gracia a su puesta en escena dominada por esa enorme dirección de fotografía creada por Larry Fong y eso quizás, es lo que todo filme blockbuster debe tener. Una impronta visual que lo haga especial. Y esta segunda entrega de Pacific Rim carece de tal.


El resultado visual en términos de efectos especiales es satisfactorio, (la compañía encargada de ellos es Double Negative, la misma que ganó el Oscar por Blade Runner 2049, o la que está detrás de películas como Dunkerque, Aniquilación o Black Panther entre muchas otras) pero en Pacific Rim: Insurrección se echa en falta algo más de corazón y de riesgo.
Volviendo al tema de su guión y hablando claro, le falta algo de chicha para sustentar los fuegos artificiales y el ritmo es a veces un poco desigual. Las trepidantes escenas de acción cuentan con momentos intercalados que se quedan a medio gas, con chascarrillos sin gracia y escasos momentos inspiracionales que le den más empaque a una historia mucho más 'teen' que la anterior y quizás, el mayor reproche sea no saber eliminar algunas de las lacras del filme anterior y me estoy refiriendo alos personajes de Burn Gorman como el doctor Hermann Gottlieb, y Charlie Day como Newt Geiszler, la pareja de científicos que volverán a tener el destino de la humanidad en sus manos.

Conclusión crítica

Pacific Rim: Insurrección sabe o no quiere competir con su antecesora y eso es un gesto noble de agradecer y por lo tanto se dedica simplemente a entretener al menos en su momentos de acción, los cuales, cumplen. Pero, se echa en falta algo de riesgo y algo que le haga ser un filme especial y distinto. Eso sí, aseguramos que como filme de mechas o robots es bastante mejor que el último capítulo de Transformers y como este género escasea, habrá que aprobar este estreno de la semana. Además cuando sales de la sala, tu cuerpo te pide más filmes de mechas y eso es síntoma de que algo han hecho bien.

  • Puntuación: 7


Publicar un comentario