Ir al contenido principal

Crítica 'Asesinos internacionales' (Killing Gunther, 2017) con Arnold Schwarzenegger


Debido a la temática de nuestra revista, cualquier estreno de una película donde aparezca la figura de Arnold Schwarzenegger es sin duda voto de nuestra devocion y filme de crítica obligada y por eso, hoy os traemos la crítica de Asesinos internacionales (Killing Gunther), una película ninguneada por los medios y el público y a la que hoy queremos dar algo de luz...

Cierto que no estamos ante una película que vaya hacer historia, pero, este mockumentary (falso documental donde se utiliza la apariencia de documento real para contar una historia totalmente inventada) cómico es sin duda una película que te levanta sonrisas, entretiene y permite de nuevo ver a una Schwarzenegger bastante en forma aunque eso sí, tenga pocos minutos en pantalla.
Este tipo de filmes donde se habla a cámara ya lo hemos visto mucho antes. Ya en los años 60 nombres como Richard Lester o Woody Allen dejaron muestras de ello y posteriormente el subgénero tuvo algún sonda éxito como ‘This is Spinal Tap’ (1984) de Rob Reiner.

Este recurso siempre ha sido muy usado para la realización de sketch con Saturday Night Light a la cabeza y de ahí sale la idea de esta película ya que un exmiembro de SNL, Taran Killam, es el encargado de llevar a escena esta enorme broma.

De que va

Un equipo de grabación se embarca en la tarea de realizar un documental sobre un grupo de sicarios que elaboran un plan para matar al mejor sicario de todos los tiempos, Gunther (Arnold Schwarzenegger). El grupo no tiene desperdicio: Blake (el propio Killam), jefe del grupo; Sanaa (Hannah Simone), una implacable francotiradora de origen árabe; Donnie (Bobby Moynihan), un “experto” en explosivos; Gabe (Paul Brittain), el ‘nerd’ con conocimientos no comprobados de última tecnología; Yong (Aaron Yoo), un asesino que sólo asesina con veneno porque la sangre le hace vomitar; y los hermanos Mia y Barold (Allison Tolman y Ryan Gaul). Pues bien, esto conforma el grupo de sicarios más idiota que jamás haya visto el cine.

Para empezar hay que avisar que no estamos ante una comedia de acción o una película cualquiera con dosis de comedia. Estamos ante una obra cómica al 100% que basa su estilo en la estupidez de gags de películas como Aterriza como puedas. Y esa es su gracia.
Muchos recordaréis una película llamada ‘Lo que hacemos en las sombras’ (Taika Waititi, 2014), donde un grupo de vampiros nos muestra cómo se convive en una casa llena de no-muertos. Pues bien, el formato es exactamente el mismo solo que ahora veremos la vida de unos imprevisibles y globalizados sicarios.
Cierto que Killam no muestra la genialidad que ofrecio el director de Thor Ragnarok en la película de vampiros y cierto que 90 minutos de bromas y sketchs puede cansar a alguno, pero, cierto es también que tiene momentos de gran calidad cómica e incluso una puesta en escena de buena presencia formal donde incluso se atreven a realizar varias secuencia de acción con el obligado uso del plano secuencia debido al formato de la propuesta y de lo cual, no sale mal parado.

Además como decimos, la aparición de Schwarzenegger es miel para todo aficionado al género y al cine de acción y aquí, el actor hace muestra de la vertiente cómica que ya le vimos en otras muchas ocasiones y muestra una apariencia física que promete verlo de nuevo en planea faena y acción.
Pero, como ya hemos avisado, esto no es una película al estilo 'Mentiras arriesgadas', sino un 'Agarralo como puedas' en formato de falso documental.

  • Puntuación: 6.5



Publicar un comentario