Ir al contenido principal

Crítica '2ª temporada de Jessica Jones' | Krysten Ritter es el "Rey" de Marvel Netflix


The Defenders demostró que Jessica Jones es sin duda el personaje más complejo y sobre todo atractivo del universo Marvel plasmado por Netflix. Ahora la Jones regresa en una segunda temporada que poco aporta pero que sigue igual de potente que su primera aparición. Esta vez no hace falta un gran enemigo para demostrar que la actriz Krysten Ritter tiene fuerza suficiente para llenar la pantalla aunque esta sea de 42".

Basada en un personaje de Marvel Comics–, una detective privada de Nueva York con problemas con el alcohol (Krysten Ritter) tuvo que derribar a Kilgrave, un hombre que se obsesionó con ella llegando al extremo de intentar controlar su mente y pensamientos a toda costa ella llegando al extremo de intentar controlar su mente y pensamientos a toda costa.
Ahora regresa con el estreno de su segunda parte, lanzada el pasado jueves 8, fecha en que se conmemoró el Día Internacional de la Mujer. En esta temporada Jones tiene otros objetivos planteados: limpiar su nombre, enfrentar el manejo de sus poderes (la fuerza superhumana) que tanto le cuesta aceptar y profundizar en la historia de su pasado para así explorar las razones de su extraño comportamiento.

Antes de la reivindicación femenina de Wonder woman, estuvo la de Jessica Jones y es que aquí son las figuras femeninas las que llevan las riendas de mando. Desde la creadora de la trama, Melissa Rosenberg, hasta las guionistas y directoras de cada episodio de la segunda temporada. Incluso, en capítulos pasados el personaje de Jones ha tocado temas como la violación femenina y el derecho a abortar.
“Saber que las mujeres ven a un personaje [Jessica Jones] con el que se identifican es el mejor cumplido”, manifestó Melissa Rosenberg,‘showrunner’ de la trama.
Así, la serie no imposta un estilo donde homenajear a la mujer sino que la mujer y su universo (que por mucho queramos negar varía de el de varón) fluye de forma natural. Así, esta segunda temporada ignora, a grandes rasgos, la continuidad de los cómics. Lejos de adaptar The Pulse, la serie sucesora de Alias, la colección original de la heroína, esta segunda entrega parte en otra dirección alejándose mucho de los cómics y creando un estilo y universo propio y personal.
Pero, lo que no varía es que Jessica Jones sigue pegada al género noir tomando muchos elementos de estos. Desde la música, con toques de jazz, hasta los monólogos interiores de la protagonista heredados de detectives como Marlowe o Sam Spade con homenaje incluido al 'Quinlan' de Sed de Mal interpretado y gestado por Orson Welles. 
Pero como esto es Marvel y hay un universo de superhñeroes que respetar, la serie mantiene la conexión y lo vemos haciendo mención a la línea temporal de las películas. La referencia más clara es la inclusión de La Balsa (la prisión para gente con poderes), que ya mencionó y se mostró en Capitán América: Civil War.


Pero como decimos al principio, fuera de los matices citados, la serie no deja de ser un producto más de Marvel Netflix de los que llevamos demasiados lo que hace que la serie no sorprenda en ningún momento e incluso abuse de la estructura narrativa de la primera entrega.
Además, a nivel visual no solo ya no sorprende sino que notamos que ha perdido fuerza visual desaprovechando el uso del color tan bien llevado en la primera temporada. La luz azul y púrpura original ha perdido fuerza y no es un elemento clave de la fotografía por lo que ya no juega un papel narrativo tan claro y seguro que es una decisión de estudio para la alejar la obra del cómic y apostar más por ese cine negro del que hablábamos antes, pero, Zack Snyder ya ha demostrado que la oscuridad y el color no deben estar reñidos y pueden ir claramente de la mano.

En definitiva sigue bastante entretenida y a quien le gustó la primera temporada de esta serie, esta segunda no le defraudará, pero, que tenga claro, que tampoco le va a sorprender.

  • Puntuación: 7.5


Crítica y análisis de la primera temporada



Jessica es una victima de abuso, sufre de estrés postraumático, es alcohólica, y no tienen ni una sola relación personal estable en su vida. Jessica está rota, y aunque en su mente está años luz de ser una heroína, su comportamiento es, en la mayoría de los casos, bastante heroico. Jessica está ausente del mundo y de los que la rodean y aman pero, el público no tiene la culpa de eso.

Y ese es el mayor problema que encontramos en Jessica Jones, que ese hermetismo que la protagonista parece tener dentro de la historia, también lo proyecta hacia el exterior, hacia la cuarta pared. Y es que, el público no adentrado en el universo escrito del personaje, quedará totalmente ausente de el universo que Netflix pretende crear pero que parece, no pretende explicar.
Pero, para eso estamos nosotros, para poder aclarar muchos de los sucesos y personajes que la serie se empeña en camuflar.

3 Héroes y un villano


En Jessica Jones podemos ver a 3 héroes y un villano clave del universo cómic o escrito de Marvel.
Jessica Jones claro está es el primer superhéroe al que debemos mencionar.

Estamos ante un personaje de la Marvel Comics creado en el año 2001, lo que nos lleva a uno de los héroes Marvel más jóvenes de la parrilla. Apareció de entrada en la serie de la línea Marvel Max Alias y es también conocida como Safira y Knightress. Era una investigadora que tiene un despacho llamado Alias Investigations y que posteriormente se convierte en heroína, concretamente al poder volar y tener una fuerza sobrehumana.
Actualmente se encuentra casada con el héroe Luke Cage, quien por cierto, es otro de los héroes de esta serie que ahora mismo pasamos a describir.


Luke Cage, nacido Carl Lucas y conocido por un tiempo como Power Man (Poderoso), es uno de los superhéroes Marvel Comics de raza negra más famosos del universo de la gran M. Creado por el escritor Archie Goodwin y el artista John Romita Sr., y editado por el escritor de cómics Christopher Priest, apareció por primera vez en Luke Cage, Hero for Hire #1 (en junio de 1972). Cage fue el primer superhéroe afroestadounidense en protagonizar una serie de historietas que llevaba su nombre en el título.



El tercer héroe semioculto en la serie es Hellcat o Gata Infernal (Patricia Patsy Walker) que aquí la vemos como Trish. Es un personaje de Marvel Comics que debutó como la protagonista de una serie de humor romántico adolescente y luego fue integrada a otras franquicias de superhéroes como Los Vengadores y Los Defensores. Gata Infernal no posee poderes propios, sino que los mismos están en su traje, que aumenta su velocidad y reflejos.




Finalizamos con el villano de la función, hablamos de Zebediah Killgrave, o Hombre Púrpura, un espía soviético que fue enviado a una base del ejército estadounidense donde se desarrollaba un nuevo gas nervioso. Un guardia le descubrió y abrió fuego contra él, pero el disparo impactó en el tanque de gas nervioso que se encontraba detrás de Killgrave, el contenido el cual cayó encima suyo cambiando su piel a color púrpura, y dando el poder de poder influir en el comportamiento de los que están a su alrededor.


Muchos puntos positivos...


Como vemos, Hell's Kitchen es el lugar que Marvel y Netflix está abonando gracias a Jessica Jones y Daredevil para crear un universo propio de héroes y antihéroes que revolución la forma de entender a estos personajes. Netflix quiere un paso más allá en oscuridad y psicología que el que ya diese Marvel a principios de siglo en sus comics o años después DC Warner en sus franquicias fílmicas.
Jessica Jones no es una serie para todo público, es bastante perturbadora, violenta, y pesada de digerir. No es una historia del bueno y el malo, donde el campeón sale victorioso, todos son rescatados por el héroe y al final viven felices para siempre.Jessica Jones es real, a pesar de ser en parte ciencia ficción. No es un ser con superpoderes que busca salvar el mundo, apenas intenta salvarse a sí misma y a los pocos que le importan.

Lo que hace a Jessica Jones tan especial, son los paralelos de esta ficción con la realidad a la que se enfrentan todas las mujeres del mundo toda su vida: el miedo a sentirse indefensas ante un hombre con poder. Si sacamos los poderes de control mental de Kilgrave de la ecuación, nos queda un hombre como cualquier otro que con dinero y poder se puede equiparar bastante. Es un miedo completamente real, con el que es fácil identificarse. No se le puede dar todo el crédito al guión, Krysten Ritter hace un trabajo fenomenal, es como si este papel la hubiese estado esperando toda su vida.

Jessica no busca salvar al mundo, apenas intenta salvarse a sí misma y a las personas que le importan.
Jessica, como todo el que ha sufrido abuso, siente una gran culpabilidad y lucha todos los días por convencerse de que es una victima, pero al mismo tiempo no quiere sentirse como tal para no demostrar debilidad. Jessica es una contradicción ambulante, una mujer que aunque tiene superfuerza y puede "volar" es bastante insegura. Su personaje tampoco vive una transformación drástica y difícil de creer, sino que aprende un poco a lidiar mejor con las cosas y al mismo tiempo recae un millón de veces en malos hábitos.
A pesar de todos sus defectos, Jessica está dispuesta a enfrentarse al mayor de sus miedos no solo para salvarse a sí misma, sino para salvar a otros. Aún cuando sus poderes no le sirvan de nada frente a su enemigo, Jessica decide no huir y enfrentarlo con lo que tenga a la mano, incluida la ayuda de los demás. Esto es precisamente lo que la convierte en una verdadera heroína.
Además de presentarnos un héroe y villano formidables, Jessica Jones también nos muestra excelentes personajes secundarios. Luke y Trish son, cada uno en momentos diferentes y de formas diferentes, el apoyo y compañero que Jessica necesita para, no solo vencer a su enemigo, sino para reconciliarse consigo misma.

Y un pero.


Y tras destacar todo lo positivo nos llega el turno del único pero de la serie y ese es, su ausencia de esencia de superhéroe, la cual queda desvanecida por este hiperrealismo con el que Netflix quiere presentar unos personajes que nacen con la base de ser una escapatoria para los problemas de la vida diaria. Los cómics y el lector de cómics, han elegido de voluntad propia ese carácter fantástico y fantasioso mucho más cercano a la luminosidad que a la oscuridad y por eso creemos, que series realistas, thrillers y policíacos oscuros ya existen por nacimiento propio, por eso, quizás los amantes del cómic pidamos calidad y profundidad, pero sin perder las bases del género, es decir: nos gustan las mayas de los superhéroes y sus colores chillones.





  • Puntuación: 8

Tráilers de la obra



Hasta ahora habíamos podido ver diferentes clips de nuestra protagonista, pero ahora, ya podemos disfrutar al completo del tráiler completo oficial.

Siguiendo la estela de Daredevil, esta nueva producción mantendrá un estilo adulto mostrando un estilo más duro y callejero que el de las películas, sin tener restricciones en cuanto a violencia o tratamiento de la sexualidad. Las primeras críticas de esta serie han sido exultantes, destacando a sus actores incluidas Carrie-Anne Moss y claro está Krysten Ritter, la honestidad y madurez con la que tratan el material de los cómics y la confianza con la que presentan su historia, mostrando a Jessica Jones, ex superheroina reconvertida a detective, ya en su salsa y prescindiendo de innecesarias escenas cargadas de diálogos con exposición argumental, algo muy típico en los episodios piloto.

Sin más, pasar a degustar uno de los platos fuertes del año.

Segundo tráiler de Jessica Jones








Krysten Ritter como Jessica Jones | Bio y obra de una joven promesa





Krysten Ritter bio y filmografía


Nació el 16 de diciembre de 1981 en la ciudad de Shickshinny, Pennsylvania. Creció en un granja ganadera  y fue descubierta a la edad de 15 años, por un agente de modelos, mientras paseaba por el centro comercial de su pueblo natal. Krysten afirmó que para la época era "alta, desgarbada, torpe y muy, pero muy delgada". Durante la preparatoria, en sus días libres, comenzó a viajar a la ciudad de Nueva York para hacer de modelo tanto en esa ciudad como en Pensilvania. Posteriormente firmó contratos con las famosas agencias Elite Model Management y más tarde con Wilhelmina Models.

A los 18 se estableció definitivamente en Nueva York y comenzó una carrera internacional como modelo, tanto en gráfica como en televisión; realizó trabajos para revistas y catálogos, y desfiló en las pasarelas de Nueva York, Milán, París y Tokio, durante los siguientes 5 años. Fue entonces cuando llamó la atención de la División Actores de Wilhelmina Models, que la seleccionó para realizar un comercial de Dr. Pepper. Su paso hacia la actuación se dio entonces naturalmente y Krysten comenzó a tomar lecciones con la prestigiosa preparadora de actores, Marjorie Ballentine. A partir de 2001 comenzó a actuar profesionalmente y su primer papel fue interpretando precisamente a una modelo (aunque sin figurar en los créditos), en el largometraje "Alguien como tú" (2001), protagonizado por Ashley Judd, Greg Kinnear y Hugh Jackman. 
Dos años más tarde interpretó a una estudiante de arte en "La sonrisa de Mona Lisa" (2003), cuyo elenco encabezaron Julia Roberts, Kirsten Dunst y Julia Stiles. Durante esos años, Krysten obtuvo distintos papeles secundarios en series televisivas como "Ley y orden (Law & Order)", "Tanner on Tanner" o "The Bedford Diaries". Participó en la segunda temporada de "Verónica Mars" en el papel de Gia Goodman, la hija de Woody Goodman (Steve Guttenberg). Fue también artista invitada en "Gilmore Girls" entre 2006 y 2007, en el rol de Lucy, la amiga de Rory Gilmore (Alexis Bledel). Otra de sus interpretaciones fue la de Allison Stark en la sitcom de Fox, "Til Death". Ritter continuó su carrera cinematográfica, trabajando en distintos largometrajes, a menudo en el papel de la amiga de la protagonista; así es como tuvo roles de soporte en las comedias "What Happens in Vegas.." y "27 bodas", ambas de 2008; que continuaron con "Confesiones de una compradora compulsiva" (2009), donde interpretó a Suze, la mejor amiga del personaje protagonista de Isla Fisher y "Ni en sueños" caracterizando a Patty, la cínica amiga de Molly (Alice Eve).

En los últimos años Krysten ha continuado su prometedora carrera tanto en cine como en televisión. Sus actuaciones en este último medio incluyen un co protagónico en la serie "Woke Up Dead", donde interpretó a Cassie; también fue Jane Margolis en "Breaking Bad" y Lilly en "Gravity". Trabajó en una serie de comedia emitida por la cadena ABC llamada "Apartment 23" en la que interpretó a Chloe, una extraña y ladina joven neoyorquina que comparte su apartamento con la ingenua pueblerina, June (Dreama Walker) y mejor Amiga de una versión ficticia de James Van Der Beek. También ha completado varios proyectos cinematográficos. Entre ellos coprotagonizó con Alicia Silverstone la comedia romántica de Amy Heckerling, "Vamps" (2011); también encabezó el elenco del drama "Refuge" (2012); secundó a Christian Slater, en la película de fantasía "Lives" (2011) y protagonizó la comedia romántica "Audrey Hepburn's Neck" (2011), secundada por su actual pareja, el actor Brian Geraghty.

Pero todo este halo de secundaria está a punto de cambiar ya que que Krysten ha sido elegida por Marvel y Netflix para dar vida a la famosa heroína Jessica Jones, papel y serie que debe darle el espaldarazo final para ser uno de los nombres más interesantes e importantes del panorama actual. Sin duda la bella actriz tiene el reto más importante de su carrera hasta la fecha y nosotros creemos que ha llegado el momento de que la Ritter ocupe el lugar que le corresponde.


 Krysten Ritter en Jessica Jones

 

Galería de Krysten Ritter al desnudo














Krysten Ritter al desnudo como Jessica Jones | Series Netflix

-NO TE PIERDAS...