Ir al contenido principal

Fred Dekker y Shane Black | De Una pandilla alucinante (1987) a The Predator (2018)


En este año 2018 se estrena la nueva película de la saga Depredador esta vez llamada The Predator de la que ya hemos visto el tráiler. Detrás de ella, es decir, sus creadores, son Fred Dekker y Shane Black, dos veteranos guionistas (y directores) que desde su juventud han trabajado juntos en más de una ocasión.

Fred Dekker y Shane Black son dos amigos que compartían la pasión por las películas y se unieron gracias al cine e incluso escribieron algunas películas como dúo de guionistas. Sin embargo, sus carreras fueron en dos direcciones muy diferentes. Black y Dekker (¿lo pillas?) se conocieron en la escuela de cine e incluso vivieron juntos por un tiempo. Escribieron "The Monster Squad" juntos y luego escribieron la aún no producida "Shadow Company" antes de que terminaran por separarse.  Así que vemos a dos hombres que comparten el mismo amor y los mismos objetivos profesionales pero que se presentan de dos formas muy distintas en la vida cinematográfica.
Como no todos los van a conocer vamos primero a presentar a ambos.

- Fred Dekker (9 de abril de 1959 en San Francisco, California) es un director de cine y escritor estadounidense reconocido por dirigir las películas de culto El terror llama a su puerta y Una pandilla alucinante (escrita junto al actor y director Shane Black). Contribuyó con la historia de las películas House (1986) y Ricochet (1991). También dirigió y escribió la tercera parte de la saga de RoboCop (co-escrita junto a Frank Miller).

- Shane Black (Pittsburgh, 16 de diciembre de 1961) es un director, actor y guionista estadounidense. Colaboró en algunas de la películas más grandes y taquilleras de acciónde las décadas de 1980 y 1990, incluyendo su trabajo en Arma Letal y en El Último Boy Scout, las cuales fueron escritas por Black. Con la película Kiss Kiss, Bang Bang hizo su debut como director.

Como vamos a ver, Una pandilla alucinante fue su primera participación juntos y es uno de los títulos olvidados de la carrera de Black aunque vale su peso en oro. Dirigida por Fred Dekker, Una pandilla alucinante es un adictivo cruce entre Los Goonies (1985) y el cine de terror clásico de la Universal, que en un principio nació como un homenaje a Abbott y Costello contra los fantasmas (1948); una influencia, la de Abbott y Costello, que sobrevuela toda la filmografía del creador de Arma letal. Como vemos en la película, Dekker se encarga del terror y del homenaje a los clásicos de la universal, mientras que Black es el encargado de dar el toque de humor al proyecto. El resultado es una fusión perfecta entre terror, humor y el toque ochentero de estas cintas.
No olvidar por cierto que los efectos visuales corren a cargo de Stan Winston.

Ahora hay que remontarse a 2015 para hablar de 'Edge', el episodio piloto que el director Shane Black hizo junto Fred Dekkerd para la productora Amazon, con la idea de realizar una serie basada en unas novelas, que nos cuentan la venganza de un soldado al encontrase a su hermano muerto cuando vuelve a casa tras la guerra civil.
En este episodio de 60 minutos, nos podemos encontrar todos los clichés del género, pero de una forma demasiada moderna para poder haber tenido repercusión. El trabajo de Dekker y Black tiene cosas buenas, como la fotografía, los escenarios, el vestuario y los actores, que hacen una labor más que decente, pero, esta versión de western moderno no fue adelante como serie y se quedó en el baúl de los proyectos fallidos.

31 años después, la pareja regresa con The Predator, la continuación de Depredador donde esta vez cambian el rol de director que tuvo Dekker en Una pandilla alucinante por el de Shane Black, estando los dos de nuevo en el guión.
Sin duda, su primer trabajo juntos es ya un clásico del cine de culto al mezclar como hemos dicho de forma perfecta, el terror y el humor. En aquella película tuvieron a Stan Winston en los efectos visuales quien posteriormente sería el encargado de crear al famoso Predator en la película de John McTiernan, donde por cierto, Shane Black haría de actor como uno de los soldados del comando de Arnold.
Como vemos, todo forma un ciclo orgánico en el que aparecen Black, Dekker, Winston y el Depredador original de 1987. Ojalá y esta nueva The Predator consiga la magia en la que vemos está envuelta.