Ir al contenido principal

Crítica Los últimos Jedi | 5 estrellas otra vez | Episodio VIII


Lo de hoy no es una crítica habitual de nuestra revista, es sencillamente una primera impresión en formato crítico de lo que acabamos de ver. Una película como Los últimos Jedi necesita un tiempo de asimilación, un segundo visionado que coloque en orden todos los detalles o la ausencia de ellos que pueden hacer grande o pequeña esta última entrega de Star Wars. por desgracia, la velocidad de internet obliga a tener algo que ofrecer y eso es lo que voy a hacer ahora.


Lo primero a decir es que mucho tiene que cambiar mi opinión tras meditar bien sobre el filme o tras ver un segundo visionado para, decir que está última entrega no es otra joya más de la saga. La primera sensación es que estamos ante algo grande y complejo, algo que ganará enteros con el paso del tiempo, pero, el tiempo no es controlable y sólo él podrá decir si esta entrega es de nuevo, una joya de la diversión de las que gana en cada visionado.
Los que vemos todos los años La guerra de las galaxias, El imperio contraataca y El retorno del Jedi, sabemos de que hablamos y también sabemos que ni El despertar de la fuerza ni Rogue One aún siendo dos joyas, consiguen esa sensación de no aburrir por muchas veces que se vean, en cambio, Los últimos Jedi da la sensación de tener esa virtud que tiene la trilogía original. Esto ya es motivo suficiente para entender que despierta está nueva película.

Otro detalle a destacar a modo personal es el chasco o sorpresa que me he llevado con ella. Y es que, estaba totalmente convencido de estar ante el episodio más oscuro hasta el momento (sin contar Rogue One), y tras verla me he encontrado con todo lo contrario, Los últimos Jedi es un episodio donde la comedia hace más acto de presencia de lo habitual. Es por ejemplo la primera vez que vemos a Luke bromear, algo que no apuntaban los trailers y esto puede disgustar a más de uno.
Aún así, no estamos ante un Guardianes de la galaxia ni mucho menos, seguimos ante Star wars pero con unas pinceladas cómicas con más presencia de la habitual.

Y ahora es turno de hablar de lo que supone para los fans. La obra va a gustar a todos los público, pero, se nota que ha sido diseñada pensando en el fandom más hardcore de la franquicia. Los últimos Jedi es un continuo homenaje a la saga y eso se culmina con el trato que reciben Luke y Leia, los cuales tienen la presencia que no tuvieron en el filme anterior y eso hace que se disfrute más y se entienda mejor la decisión de J.J. Abrams de dar cancha a los nuevos personajes y dejar a los clásicos (excepto a Han Solo) para este segundo capítulo.

Finalizamos hablando del apartado espectacularidad y blockbuster y ahí, Los últimos Jedi es una auténtica bestia a la altura de lo que fue El imperio contraataca o El retorno del jedi. Este filme tiene dos set pieces de acción que son una autentica barbaridad audiovisual, algo que no suele verse en los grandes blockbusters del año. Aquí hay emoción y sorpresa y una planificación visual que vale el coste de la entrada. aunque solo sea por esas escenas.
Y ante de irnos, decir, que sí hay sorpresas y hasta aquí puedo leer.

Puntuación: *****


NO TE PIERDAS

Celebrities Cinematte