Ir al contenido principal

Crítica de 'Acto de Valor' (2012) | Cine del baúl de los recuerdos


Estas fechas es el momento ideal para ver aquellas películas que se nos quedaron en el tintero. Hoy venimos con un producto ideado para ese público que tiene el online competitivo, concretamente los juegos bélicos, como su quehacer diario.

Que la frontera entre videojuego y cine cada vez está más ya lo hemos hablado, pero también sabemos que en la mayoría de casos esa línea divisoria se intenta difuminar desde es sector del videojuego al cine, en cambio en el caso de hoy esto será a la inversa, ya que Acto de Valor transforma su puesta en escena para recordarnos a juegos de moda como Playerunknown's Battlegrounds, Call of Duty o Battlefield.
La cámara subjetiva como si de un videojuego se tratase ayuda a crear ambiente y a introducirnos en la acción, lástima que el guion no acompañe.


Hace unos meses se estrenó en Estados Unidos el film Act of Valor, Acto de Valor en nuestro país, la historia giraba alrededor de un grupo de marines y el rescate de una joven rehén, todo esto con una cortina de fondo sobre la responsabilidad, el valor y el patriotismo. En los comienzos del film un batallón de élite (Navy seal) se nos presenta junto con su trasfondo social; su familia, su futuro, su moral y sus idílicas vidas se ven contrastadas con la maldad y desorden del exterior, rápidamente y sin pensárselo este batallón lo deja todo para salvar su patria y su gente. El honor, la heroicidad y Call of Duty son su abanderado, el resultado un número 1 en la taquilla USA que quizás no se repita en el resto del mundo.

Mike McCoy y Scott Waugh son los encargados de dirigir un producto que parece no encajar en estos tiempos, una vez más se vuelve a mostrar la maldad que domina el mundo y la heroicidad que los Estados Unidos demuestra constantemente para salvarlo, por lo menos según Hollywood.
Fuera del "género", el film intenta adentrarse en el realismo para llevar la historia, la película se trata a si mismo con un respeto y seriedad que acaba por destrozarla, tanto por su pobre trato de personajes, como por el carisma de sus actores, como por su pretensión de film denuncia que termina resultando un film más que denuncia, denunciable.

En el año 1987 John McTiernan realizaba Depredador, en él un grupo de elite tenía que enfrentarse a una misión especial, adentrarse en una jungla para rescatar a una rehén. McTiernan lo tuvo claro desde el principio, sus bazas serían unos actores perfectamente reconocible y peculiares que consiguiesen crear unos personajes con carisma, el cine de género como única excusa para mostrar una simple pero genial cinta de acción y por su puesto un enemigo de verdad. En Acto de Valor tenemos todo lo contrario, unos actores sin presencia y carisma que terminan creando un pelotón tan monótono, simple y lineal, que íncluso durante el metraje cuesta saber quien es quien. Ningún personaje de Acto de Valor se quedará en nuestro recuerdo, y ningún actor de Acto de Valor se quedará en nuestra retina, y sin esto ya no hay nada, por mucho portaavión o táctica militar que se nos muestre. El film aunque sus directores piensen que no, es una simple película de acción como las que Chuck Norris interpretaba en los 80, solo que Chuck Norris tenía más carisma que los actores de este film.

Aún así he de reconocer que la película muestra momentos de acción dignos de ser admirados, la primera ofensiva de rescate río arriba, nos deja momentos de empaque y seriedad visual, la planificación, los encuadres, la cámara subjetiva y los medios técnicos y material real usado nos sorprende y nos deja algunos de los mejores momentos del cine de acción de los últimos años, pero esto es solo el 15% del film, y eso no es suficiente, además la falta de sello visual deja la película sin alma y sin carisma con lo que sus imágenes quedan muy lejos de joyas como Salvar al soldado Ryan o Black Hawk derribado. Por supuesto la tensión dramática también deja mucho que desear, olvidaros de secuencias como las conseguidas por Kathreen Bigelow en Tierra Hostil, eso sí, los seguidores de videojuegos como Battlefield, ARMA o amantes en general de la temática táctica militar, se sentirán encantados viendo esta película, creo que un menú formado por un pase nocturno de este film y una carrera matinal posterior de F1 haría muy féliz a más de un amante de forocoches. En definitiva, una americanada demodé que no debería estrenarse más allá de las salas republicanas de los USA, si el film se hubiese tratado sin pretensión, bajo las leyes del cine de género y con actores con un mínimo de personalidad, quizás mi opinión del film sería otra.

Crítica ACTO DE VALOR. Mike McCoy y Scott Waugh



NO TE PIERDAS

Celebrities Cinematte