Ir al contenido principal

¿Por qué acierta Marvel donde falla DC? Los personajes son la clave | Vengadores vs La liga


Todos pensábamos tras ver el fracaso del Batman v Superman de DC/Warner que el tono y el enfoque eran el gran culpable de su mala acogida. Después de eso y tras ver 'La liga de la justicia' también tuvimos todos claros que el tono y el enfoque era prácticamente el mismo que Disney y Marvel estaban dando a sus películas y el fracaso y mala acogida la msima. Ahora con Vengadores: infinity wars vemos que la gente sigue queriendo superhéroes. Entonces ¿cuál es la causa de la tan mala acogida que han tenido las última película de Warner y la tan buena de Disney?


Pues uno solo tuvo que ver el primer tráiler que Marvel publicó de su nuevo gran acontecimiento grupal para darse cuenta que al igual que a Tom Holland se le ponían los pelos de punta en un momento del mismo, a nosotros nos ocurría lo mismo con cada nuevo personaje que aparecía en pantalla.
La clave por tanto de que amemos tanto a estas obras de Marvel y tan poco a las de DC es sencillamente sus personajes. Pero ¿por qué?

EL POR QUÉ

La cosa es bien sencilla. El nuevo espectador ha cogido unos hábitos de familiaridad que no tenía el público de siglo pasado. En los 80 por decir una década, eran capaces de triunfar obras que apenas duraban 90 minutos. En esos pocos minutos el público ya había empatizado con los personajes y era capaz de convertir en mito a los niños de los Goonies y a John McLane de Junga de Cristal.
Tras esto, las sagas empezaron a ser un estándar y personajes como Rocky o el propio John McLane, empezaron a ser un formato más serial que cinematográfico.
Pero, esto solo era el inicio ya que en el siglo XXI nació el fenómeno serie, ese que conocíamos la vida de los personajes no a través de 90 minutos sino a través de varios años de historias y aventuras.

De este modo, el nuevo espectador, necesita de tiempo para poder empatizar con los personajes. Esa facilidad de en solo 60 minutos ser ya admirador de un héroe, ha desaparecido por la forma de consumir el actual audiovisual.
Con estos datos, vemos que Marvel ha ido tejiendo una tela de araña hasta llegar el epicentro de sus obras, así, se ha permitido el darnos 3 entregas de Iron Man, 3 de Thor, 3 del Capitan América y otras historias en solitario de Spider-man, Ant-man y demás.
Así, cuando Marvel presenta Los Vengadores, o la nueva entrega de Guerras del infinito (Avengers: Infinity Wars), se encuentra con el problema de tiene dos horas para repartir entre multitud de héroes, algo que podría hacer no empatar con ellos excepto por una sencilla razón, prácticamente todos ya son conocidos por todos nosotros gracias a esas películas en solitario lo que hace que las películas grupales de Marvel no necesiten de presentaciones (tiempos muertos) y puedan ir directamente a la acción.

En cambio, DC, ha empezado la casa por la ventana y ha decido estrenar una Liga de la justicia en la que aparecen personajes totalmente nuevos para el espectador como Flash, Aquaman o Cyborg. Si os dais cuenta el personaje que mejor sale parado en esta Liga de la justicia es sin duda Wonder woman y la razón es clara: ya la conocemos gracias a su película en solitario y por lo tanto ya hemos empatizado con ella lo suficiente para ser un flechazo directo a nuestro corazón cuando la vemos en la última producción de DC.
Por tanto, da igual que Warner haya optado por dejar la oscuridad de Batman v Superman y acercarse así más al tono ligero de las obras de la Marvel. Da igual porque DC no ha sembrado todo lo necesario antes de recoger frutos y estos, no pueden estar por tanto en su punto perfecto.
DC debería habernos dado unas cuentas entregas en solitario de los héroes de la liga de la justicia para así, poder haberse concentrado en crear una obra totalmente limpia de artificios y ataduras con los nuevos personajes mostrados.
En cambio su planificación ha sido al revés. Apostar por el evento gordo para luego darnos las obras en solitario.

Ayer como digo, veíamos el teaser de Avengers infinity wars y cada vez que aparecía un nuevo superhéroe de Marvel en pantalla hasta ese éxtasis total que fue ver a los Guardianes junto a Thor, nuestra piel se erizaba y nuestras pulsaciones subían.
Eso por desgracia no pudieron conseguirlos los miles de tráilers de La liga de la justicia sencillamente porque no conocíamos prácticamente a nadie. Ahora veo difícil remontar este fallo inicial.