Ir al contenido principal

Crítica 'Vivir de Noche' de Ben Affleck (Gánsters, 2017)

Puntuación: ***
Visual: ****
Narrativa: ***


Las redes sociales y la web en general está dominada por un grupo misógino de seres envidiosos, machistas, racistas y normalmente mal educados en todos los ámbitos de la palabra educación. Esto hace que hombres o nombres como el de Ben Affleck sean maltratos y humillados por ese gran grupo de masa anónima que sigue lapidando al prójimo como en los tiempos de Roma.


Ser guapo es una bendición, pero para ciertos lugares y ambientes es más bien una maldición. Brad Pitt, Henry Cavill, Leo Dicaprio que ha tenido que dejar de ser guapo para ser reconocido o el mismo Ben Affleck, han sufrido desagravios continuos a causa de su guapura (todos hemos oído esa frase de alguien citando a algún actor feo y diciendo que ese si es un buen actor). En el caso de Affleck, la cosa es muy acusada y hemos visto como por ejemplo el último Batman v Superman ha sido humillado en mucha causa por su presencia. El caso es que siendo mejor o peor actor, en labores de dirección, Affleck es una especia de nuevo Warren Beatty que siempre sorprende y deja buenas sensaciones.
Vivir de noche es su nueva película y ya decimos que si él no estuviese tras la cámara la película hubiese tenido mejor acogida. Tampoco queremos convertir a Affleck en un mártir y por tanto defender la cinta hasta la extenuidad. 

Vivir de noche tiene defectos o al menos carece del buen resultado de Argo y es que para empezar, abarca más historia de la que puede contar. Estamos ante una adaptación literaria a modo de río en la que todos los afluentes acaban en uno. Todos estos afluentes son personajes que sirven de complemento para Joe Coughlin, el héroe o antihéroe que encarna Affleck. El tema es que en libro estos personajes tienen entidad propia debido a la naturaleza literaria mientras que en el film quedan huérfanos de minutos por lo que se diluyen. Brendan Gleeson como padre del protagonista y policía que se opone a los negocios sucios de su hijo; Sienna Miller como amante del mismo protagonista; Chris Messina como ayudante; Elle Fanning como hija de un polícia venido a menos; Chris Cooper como dicho policía; o Zoe Saldana como mujer de Coughlin, acaban perdidos en una historia que sólo termina de domar al personaje central. Creemos sencillamente que la obra era más propia para un formato serial que para un solo film de poco más de 2 horas.

En la parte positiva, Vivir de noche es hermana de Érase una vez en América, El Padrino y todas esas obras maestras que el género gangs ha dado, y eso significa que hay un poco de cada una de ellas además de la belleza habitual que Affleck suele dar a sus filmes.

Así, Vivir de Noche es un trabajo más que interesante con un reparto actoral magistral, una puesta en escena en el terreno visual que no desmerece el noble género que toca, pero, que pierde fuerza y sensación final a una quizás no bien resulta adaptación literaria. Quizás, si hubiesen optado por abarcar menos subtramas y protagonistas secundarios, los resultantes hubiesen tenido un mejor acabado y por tanto, la obra hubiese quedado mucho más redonda. Aún así, filme a recomendar.
Publicar un comentario