Ir al contenido principal

Crítica 'Summer of 84', otro film ochentero de los creadores de Turbo Kid | Grindhouse 80' por François Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell


Ya hemos dicho en varias ocasiones que 1984 es el año cumbre de lo que conocemos como cine de los 80 así que qué mejor forma de homenajear este cine y año que hacer una película llamada 'Summer of 1984'.


La crítica


El trío de canadienses François Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell, creadores de la celebrada por muchos “Turbo Kid” (2015) repiten fórmula para de nuevo hacernos sentir que estamos ante una película de los 80, sensación que nunca va a ocurrir con un tipo de productos homenaje que no se acaban tomando en serio a ellos mismos, algo que no ocurría en los 80 ni siquiera en las producciones Cannon las cuales por malas que fuesen eran tomadas muy en serio por sus creadores.

Los tres "colegas" citados supieron subirse al carro de lo retro con una película como “Turbo Kid”, que sin ser nada especial, si sabía explotar con algo de gracia la fiebre del momento, acercándose en algún momento a la esencia original del cine de los ochenta con la inestimable colaboración de ese coloso de antaño reconvertido en icono de la cultura popular del mundillo que es David Hasselhoff y su “True Survivor”.

Pero realmente el cine de los ochenta era mucho más que eso, mucho más que un empacho de sintetizadores y un grupo de adolescentes viviendo aventuras de relativo interés, algo que bien ssbe Netflix y su notable “Stranger Things”, mucho más creíble (y divertida) como producción de otra época que la cinta que nos ocupa.
En 'Summer of 1984' tenemos la sensación que los directores se han centrado tanto en intentar vendernos lo estético y lo sonoro, que han desatendido algo tan primordial como es la historia que nos cuentan lo que termina dando una película artificial donde todo lo que se nos ofrece resulta exageradamente forzado, sintético e incluso a ratos vergorzante. De este modo podemos afirmar que estamos ante cartón piedra al servicio de los milenials que no consiguen distinguir entre el cartón y la piedra, pero que se cae terriblemente rápido ante los ojos de la fandominia que habita en los corazones de los cinéfilos nacidos en los años 70.
Repetimos que da la sensación de que los directores se han centrado tanto en intentar vendernos lo estético y lo sonoro, que han desatendido algo tan primordial como es la historia que nos cuentan, una trama mil veces vista que no despierta el menor interés que vuelve a versar por enésima vez sobre lo perverso o no que es nuestro vecino de al lado, véanse "influencias" tales como "No Matarás al Vecino" (Joe Dante, 1989) o "Noche de Miedo" (Tom Holland, 1985, mientras de refilón, se hace un dibujo bastante tópico de los diferentes perfiles de adolescente de la época, para que cada uno pueda identificarse con su Goonie.

Pero no todo es malo y así hay algún detalle a destacar como que “Summer of 84” nos depara un ligero cambio de tono para sus últimos compases, concepto interesante de haber apostado fuerte por él y no haberse quedado en medias tintas cuando lo tenía todo de cara para descolocar por completo al personal y otorgarle de paso al filme, ese toque distintivo del que finalmente termina careciendo.
Por lo tanto estamos ante un filme fallido con algún toque a destacar que debe servir al resto de valientes para darse cuenta que de cine de los 80s no fue un chiste y por ende, no debe ser tratado como una parodia de lo que fue. El que quiera hacer frente al reto de conseguir esa esencia debe hacerlo desde la seriedad, la valentia y la originalidad que tuvo aquel cine y la valentia citada debe comenzar por no hacer uso del formato digital y aventurarse a volver a filmar en celuloide. Algo clave para conseguir la esencia de aquel cine.

  • Puntuación: 6


Así la presentamos... 

El ciclo se repite y de nuevo es el festival de Sundance el encargado de presentar al mundo la nueva película retro de los creadores de 'Turbo kid'.


En esta ocasión estamos hablando de 'Summer of '84', una cinta de terror que parece estar vendiéndonos una mezcla del Halooween de John Carpenter con Los Goonies de Richard Donner.
De nuevo y como ya hemos visto en la exitosa Stranger things, tenemos a un grupo de amigos, bicicletas, el misterio en un pueblo aparentemente tranquilo, la ambientación ochentera... y todo ese aire retro y peculiar que despiertan ahora las cintas realizadas en los años 80.
La historia de 'Summer of '84' cuenta como unos chavales intentan probar que un policía de la zona está detrás de una ola de asesinatos, pero, obviamente, no lo tendrán fácil para demostrarlo al no contar con la ayuda de ningún adulto.
François Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell se ha encargado de dirigir una película protagonizada por Graham Verchere, Judah Lewis, Caleb Emery, Cory Gruter-Andrew, Tiera Skovbye y Rich Sommer, pero, aunque ningún nombre de estos le suena a nadie, hay que recordar que los directores son los mismo que ya llevaron a Sundance la película 'Turbo Kid', una genial recreación de obras de los 80s que es ya una obra de culto de la serie B del nuevo milenio.
'Summer of '84' llegará a los cines de Estados Unidos el próximo 10 de agosto. En España podrá verse en el Festival de Sitges y ya veremos si se estrena en cines.



Ahora antes de irnos pasamos a recordaros lo que fue la obra anterior de esta gente y si no la habéis visto, ir buscándola ya porque merece mucho la pena:

Turbo Kid, el film ochentero de Sundance | Grindhouse 80'



Un poquito de Coleco Vision, otro de BMX, otro de Turbo Spirit, una esencia de Mad Max y un mucho de culto a los 80 y a todo su envoltorio visual, son las claves de uno de los films triunfadores en el Festival de Sundance 2015.

Hablamos de 'Turbo Kid', una película de ciencia-ficción que recuerda la serie B y Z de los 80, concretamente a aquellas producciones que solían conocerse a través de videoclub.
Con una gran influencia de películas distópicas con una tierra arrasada como telón de fondo, 'Turbo Kid' nos contará la historia de un niño huérfano que tiene que sobrevivir en un mundo post-apocalíptico -eso sí, la acción está situada en 1997, aunque la película vende dicho año como un futuro lejano para destacar aún más su toque ochentero- en el que la mayor parte de la población ha sido aniquilada por la lluvia ácida y el agua fresca es un bien particularmente escaso. Además como punto de originalidad, los coches han quedado completamente inutilizados, por lo que todos los personajes viajan en bicicleta. Sí, sobre todo en BMX.


Dirigida por los debutantes Anouk Whissell, François Simard y Yoann-Karl Whissell, el film está protagonizada por Munro Chambers y Michael Ironside, este segundo un clásico de este tipo de cine que muchos recordareis por reventar cabezas en Scanners de David Cronenberg.

Aquí tenéis su tráiler y póster.

Tráiler


Teaser Tráiler



Celebrities Cinematte