CINEMATTE FLIX MAGAZINE | Videoclub Online Gratis

VIDEOCLUB + MAGAZINE

Boxed Layout

ENTRA YA A NUESTRO VIDEOCLUB GRATUITO

DISFRUTA YA DE NUESTRO VIDEOCLUB GRATUITO PULSANDO SOBRE LA IMAGEN
 

Desde el viernes a las 9 de la mañana (hora peninsular española) Netflix pone a disposición de todo el mundo, durante 48 horas y en su propio canal de YouTube via Videoclub Online Cinematte Flix, 'El juicio de los 7 de Chicago' ('The Trial of the Chicago') película escrita y dirigida por Aaron Sorkin, siendo su segunda cinta como director tras 'Molly's Game'.

La fecha no es casual, ya que este fin de semana se cumple el 51º aniversario del final del juicio en el que está basada la obra, que sigue las revueltas producidas durante la Convención Demócrata de Chicago en protesta por la Guerra de Vietnam y otros acuciantes asuntos allá por 1968. Esos hechos y el subsiguiente juicio a los señalados como cabecillas se convierten en el hilo conductor de un espléndido drama judicial.



El juicio de los 7 de Chicago, para quien no lo sepa, narra los acontecimientos acaecidos entre 1969 y 1970, cuando ocho hombres fueron acusados de conspiración y de incitar a la violencia en los disturbios que se desataron en una manifestación contra la guerra de Vietman que sucedió en Chicago en 1968, durante la Convención Nacional Demócrata. La verdad es que el juicio fue tan caótico y tan surrealista que se entiende que se hagan películas sobre él. Y, dado el carácter de la historia, es inevitable que resulte un trabajo sumamente político.

Aaron Sorkin es conocido por adaptar historias reales a películas de gran éxito, desde 'La red social' hasta 'Molly's Game' y 'Steve Jobs'. Su última historia, que también dirige, se trata nada menos que de 'El juicio de los 7 de Chicago', que se ha estrenado en Netflix este 16 de octubre.
Como es típico en una película escrita por Sorkin, 'El juicio de los 7 de Chicago' se mueve a un ritmo rápido con conversaciones ágiles, así que si no estás al tanto de la historia real, puedes sentirte algo confundido. No obstante, la película es conmovedora, bien interpretada y sigue un momento importante en la historia.

Vamos paso por paso. El reparto es uno de los principales ganchos de la película por la gran cantidad de caras conocidas que aparecen a lo largo del metraje. Joseph Gordon-Levitt, Jeremy Strong, Michael Keaton, Eddie Redmayne, Mark Rylance... La lista de actores de nivel es extensa. Prácticamente todos ellos cumplen con sus respectivos roles, siendo, en mi opinión, Frank Langella, con su aire desdeñoso, y Sacha Baron Cohen, con su desparpajo y su vena cómica, los que más destacan. Eddie Redmayne, con sus manos en los bolsillos, su cabeza baja y su mirada titubeante, empieza a darme un poco de pereza, si os soy sincero. En todas sus interpretaciones aparecen los mismos tics. No desentona con el retrato que hacen del personaje, pero yo qué sé, chico, varía un poquito, que si no fuera por el (cuestionable) acento americano no sabría si estoy viendo a Tom Hayden, a Newt Scamander o a Marius Pontmercy.

Visualmente, la película no hace grandes alardes. Dirección funcional, en su mayor parte. Algún que otro uso de la steadicam para las ya típicas escenas sorkinianas de personajes andando por los pasillos mientras sueltan diálogos expositivos, pero este tipo de secuencias solo se dan en un par de ocasiones, no siendo tan predominantes como en otros trabajos del director. Quitando eso, poco más hay que sea vistoso, aunque seamos serios, es un drama judicial y no tienden a dejarse llevar por las florituras visuales porque, al fin y al cabo, en este tipo de películas lo que manda es el guion. Y el guion funciona bastante bien, por lo general.

Sorkin se caracteriza por escribir diálogos rápidos, afilados, que se suceden unos a otros de forma casi inmediata, y El juicio de los 7 de Chicago no es una excepción en este aspecto, sobre todo en el montaje inicial. Este tipo de técnica es muy adecuada para un juicio en el que vuelan tantos cuchillos, y Sorkin utiliza los diálogos de forma muy inteligente. Sabe cuándo crear tensión y cuándo liberarla, e integra la personalidad de cada uno de los involucrados en cada línea de diálogo.

Otro rasgo interesante del guionista es el retrato de personajes complejos y ambivalentes, de moral cuestionable. Esto no se cumple tanto en esta película, que tiene otras intenciones en mente. La denuncia de las consecuencias de la guerra de Vietnam, la democracia y la revolución, la falibilidad del sistema judicial, las injusticias raciales, las perspectivas discordantes dentro de los progresistas (esto tendría que haberse explotado muchísimo más, en mi opinión), la brutalidad policial, la corrupción... El propósito de Sorkin es retratar un momento en el tiempo y crear un discurso ideológico que explique lo sucedido en 1970 pero también sea relevante en 2020 (el monólogo de Hayden a Abbie, por ejemplo, es descaradamente presentista). Esto lo consigue. A cambio, el diseño de personajes sufre. Bastante. Acabas la película con la sensación de no haber conocido bien a ninguno de ellos, lo cual es una lástima. A nivel estructural y narratológico, la película cumple, tiene un buen pulso dramático y el montaje es acertado. En este aspecto destaco las múltiples analepsis, muy bien empleadas. Por otro lado, en más de una ocasión nos encontramos con recursos narrativos facilones que están muy por debajo del nivel artístico de Sorkin y empañan la credibilidad del resultado final. En cuanto a la historicidad, dejémoslo para la sección spoilers, que hay cosas interesantes que comentar.

En resumen, El juicio de los 7 de Sorkin demuestra el talento de su guionista, pero también es evidente que no está a la altura de sus mejores trabajos. A veces resulta autocomplaciente, algo academicista, demasiado correcta, como muy pensada para triunfar en la temporada de premios (que veremos cómo es este año). Navega las convenciones del género con solvencia, tiene un elenco competente y acaba siendo resultona, y para durar más de dos horas, no pesa en ningún momento. No es demasiado memorable, pero es correcta y recomendable para cualquiera que aprecie un cine que es más discursivo que visual y de intención eminentemente divulgativa.


NO OLVIDES DISFRUTAR DE TODO NUESTRO VIDEOCLUB EN STREAMING Y DESCARGAS TORRENT 1080 / 4K ESPAÑOL CASTELLANO TOTALMENTE GRATIS






CINEMATTE FLIX abre sus puertas a lo que es el primer videoclub gratuito de películas completas en Youtube.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]