Liz 'Cleopatra' Taylor y los desnudos más bellos y eróticos del cine clásico | Disponible en Netflix

liz taylor desnuda en el masaje de Cleopatra

Cleopatra es una de las películas más polémicas de la historia del cine. Primero porque fue una producción desastrosa de esas que su historia es capaz de ocupar un libro entero, de hecho, estuvo a punto de arruinar a la propia Twenty Century Fox; segundo porque es uno de esos filmes que lo odias o lo amas y que no deja a nadie indiferente.


Pero, al igual que es una de las películas más polémicas y que no todo el mundo puede soportar sus cuatros horas, es también una de las películas más bellas y sensuales que ha dado el cine. Una obra preciosa y erótica en su puesta en escena que le vale para ser tratada como obra de arte. La fotografía de Leon Shamroy es culpable de esa belleza erótica que posee el filme, pero, la belleza de Elizabeth Taylor lo es igual o más de culpable.

Para el rol de Cleopatra se barajaron los nombres de actrices de la talla de Sophia Loren, Audrey Hepburn, Joan Collins, e incluso se le hicieron pruebas de cámara a Joanne Woodward, pero, finalmente la escogida fue, muy acertadamente, Elizabeth Taylor. En una de las cláusulas de su contrato se acordó que la película debía ser rodada en el espectacular formato Todd-AO, inventado por el tercer marido de la actriz, Richard Todd, y que ya fue empleado con gran éxito en míticos filmes como "La vuelta al mundoen 80 días (1956)" o "Oklahoma (1955)".El formato, al igual que el espectacular Super Panavision 70, incluía un sonido estereofónico de séis pistas. En "Cleopatra" el formato consigue destacar la bellísima banda sonora compuesta por Alex North para la película.

Está elección de formato obligada por la Taylor hizo que Cleopatra tenga uno de los mejores tratamientos de color de toda la historia del cine y por tanto una de las mejores puesta en escena de los ojos violáceos de Liz Taylor.
A estos, se les une algunos desnudos de la actriz que alcanzan la perfección erótica. Unos desnudos que revelan e insinúan lo suficiente para que hoy día en plena época de lo explícito, sean igual de existantes que lo fueron entonces.
Hoy (disponible en Netflix) nos quedan 243 maravillosos minutos, de lo mejor que se ha rodado nunca, y que corresponden al montaje final que dio por bueno el director que afirmaba que -Cleopatra fue concebida en situación de emergencia, rodada en estado de histeria y terminada con pánico ciego-, y es por eso que no deja de sorprendernos la serena belleza y la unidad de estilo que desprenden sus imágenes.

Y por eso hoy Cinematte quiere recoger algunos fotogramas donde Cleopatra demuestra ser uno de los grandes personajes eróticos que ha dado el cine y Elizabeth Taylor una de las mujeres más bellas no sólo del cine, sino del planeta en todas sus épocas. Sin más os dejamos con unos Erogramas clásicos de esos que marcan época.

Imágenes desnudas de Cleopatra (1963) de Joseph L. Mankiewicz y la belleza de sus fotogramas



























Elizabeth Taylor el mito erótico