Un nuevo Juego de tronos | Entre dragones y héroes


Pase lo que pase en el último episodio de Juego de tronos ya podemos asegurar que la séptima temporada de la famosa serie de HBO es sin lugar a dudas la mejor hasta la fecha y con mucha diferencia.

Un recorte de minutaje que ha sentado genial 


El primer aspecto a destacar es la reducción de la serie a tan sólo 7 episodios lo que ha llevado a los guionistas a poder permitirse el lujo de no utilizar relleno narrativo para llegar al número de minutos exigido por la cadena. La serie ha decidido reducir su número de capítulos y de este modo, contar únicamente acontecimientos de relevancia lo que ha permitido que veamos la temporada con el mejor ritmo hasta la fecha. Desde el primer capítulo llamado «Rocadragón», hasta el sexto emitido anoche de nombre «Más allá del Muro» Juego de tronos ha sido un vendaval frenético de hechos y sucesos y en el que además han podido ofrecer un pequeño capítulo blockbuster a mitad de temporada, concretamente en el cuarto episodio llamado «Botines de guerra».

Fuera el morbo abracemos al fantástico 


Otro gran cambio en la serie ha sido el olvido que ha tenido con la audiencia fácil, es decir, en esta séptima temporada no se ha recurrido al sexo, la violencia, el desnudo o el gore para tener atracción mediática. En su lugar, la serie ha decido volcarse en el fantástico más clásico y en la pureza de los acontecimientos y personajes para atrapar al espectador. 
Así y como hemos dicho, cada episodio ha sido tratado como un pequeño largometraje en el que desarrollar una trama que aproveche cada minuto, pero, además, la parte fantástica de la serie ha salido a luz dejando en el eclipse las conspiraciones palaciegas y la cháchara innecesaria ya que en esta séptima temporada los héroes se apoderan del campo de batalla y los dragones hacen por fin lo que siempre debieron hacer. Ser protagonistas claros del serial.


El ejercito de la tinieblas


Y en referencia al punto anterior queremos concretar lo que ha sido Más allá del muro, un tremendo homenaje a la acción y al fantástico y concretamente a las criaturas de Ray Harryhausen. Y es que, siempre nos han emocionado las batallas contra esqueletos y Harryhausen ya nos dio una en el clásico Furia de titanes. Por desgracia el stop & motion usado como técnica FX daba lo que daba y el resultado es artístico y peculiar, pero totalmente irreal. Como homenaje a él, Sam Raimi intentó lo mismo en la tercera parte de Evil Dead, la famosa El ejercito de las tinieblas, con resultados similares (un poco mejorados) a la obra que hacía homenaje.
Esta semana por fin , Juego de tronos ha sido la artifice de ofecer una batalla contra esqueletos donde el realismo ha sido excepcional gracias a las técnicas digitales actuales. Sin duda un episodio para el recuerdo.

La gran batalla final


Hasta ahora Juego de tronos había vivido mucho de su episodio final. El culmen de esto se produjo la temporada pasada con el famoso capítulo 'La batalla de los bastardos'. Ahora, estamos a tan sólo un episodio de que llegue esa gran final que todos esperamos, pero, la serie ha demostrado que en esta última temporada la acción y el blockbusters ha estado mucho más repartido. Tanto el cuarto como el sexto episodio han dejado momentos interesantes y una demostración de gran producción y esto hace presagiar que el esperado 7x07 va a ser la mayor demostración de poder económico de la serie hasta la fecha. 
La batalla de los bastardos demostró que además de dinero, HBO sabe dirigir y planificar un capítulo de su serie estrella como si de una película se tratase y esperemos que el próximo lunes de madrugada ocurra lo mismo.

La mejor temporada de Juego de tronos 


Y esto es todo amigos, nosotros siempre hemos sido muy críticos con una serie que abusaba del morbo fácil, el relleno y las redes sociales a manos de los jóvenes teenagers para convertirse en tendencia más que en calidad real. 
Ahora, esto ha cambiado y HBO ha conseguido por fin elaborar un producto que enamore tanto a las masas fáciles como al espectador más curtido en batallas seriales. Ahora ya podemos decir que Juego de tronos es la mejor serie de la actualidad (con permiso de Stranger things).