Crítica 'Noche de Venganza' (2017) | *** | Estreno cartelera | Cine de acción


Jamie Foxx interpreta a un policía torcido y desesperado por salvar a su hijo secuestrado en este remake de un thriller francés de 2011 llamado ahora Noche de Venganza.


Ya avisamos que no es una gran película, pero, pertenece a un subgénero muy querido para Cinematte y por tanto, es una de las elegidas en los estrenos semanales de cartelera. Aunque ya sabéis que la obra cumple de esta semana es "La ciudad perdida de Z'. Aquí su crítica.

La crítica review de Noche de Venganza


Puntuación: ***


Este remake de la novela francesa de suspense Sleepless Night (2011) (Nuit blanche) es notablemente fiel a su material de origen. Pero a pesar de su vigoroso intento de reproducir la frenética acción de la película original, se ha perdido mucho en la traducción ambiental (Francia por USA) a lo largo del camino. Quedando así como una película genérica de serie B de esas que suelen pasar totalmente desapercibidas. 

Jamie Foxx interpreta el rol central del corrupto policía de Las Vegas, Vincent Downs, quien tiene más problemas de lo que esperaba cuando él y su compañero (Tip "TI" Harris) roban un cargamento de cocaína. El torpe jefe del casino (Dermot Mulroney) a quien pertenece este cargamento, está desesperado por recuperar su droga, ya que se las debe entregar al vicioso hijo (Scoot McNairy) del jefe local de la mafia. De modo que sus secuaces secuestran al hijo adolescente de Vincent, Thomas (Octavius ​​J. Johnson), lo que desencadena esta nueva película de
"venganzas".

Y por eso nos hacemos eco del film, simplemente por pertenecer a un subgénero que nos apasiona. Como decimos y aún contando con la sólida presencia de Jamie Foxx, la obra no consigue pasar las fronteras de la medianía filmica pero, el género que hace mención ha sido capaz de crear obras como El justiciero de la ciudad y todas sus versiones; la saga Venganza o la más reciente y genial The Equalizer (dejando por supuesto otras buenas obras en el camino).


Hay géneros como el "gangs" o el "bélico" que siempre crean interés en sus propuestas y ya desde los tiempos del western, este atractivo subgénero de 'vengaza', ha tenido geniales propuestas y una atracción especial para todo aquel que las disfruta.

Vincent abre una herida grave en el proceso que se mantiene incluso tratando desesperadamente de devolver las drogas robadas para salvar a su hijo, Vincent además se encuentra implacablemente perseguido por la incansable investigadora de asuntos internos Bryant (Michelle Monaghan). Cuando se las arregla para apoderarse de las drogas que Vincent ha escondido temporalmente en un baño de casino, se desencadena una violenta cadena de eventos que transcurren únicamente en una sola noche, lo que quizás hace referencia a la famosa obra de Martin Scorsese, 'Jo, que noche' pero a lo bestia. Basada en un guión de Andrea Berloff (nominado al Oscar por la muy interesante 'Straight Outta Compton'), el director suizo, Baran bo Odar (Who Am I , The Silence), mantiene la acción en un ritmo casi cómicamente implacable. Hay un énfasis particular en las escenas de lucha, incluyendo la anécdotica pelea en una cocina entre Foxx y Monaghan que al menos revela intensa preparación física por parte de los actores y que además termina teniendo su gracia. Pero a pesar de esos y muchos otros momentos de caos violento, la película nunca llega a ser realmente emocionante como suele ser habitual en estas propuestas. El estrecho margen de tiempo para tratar los personajes y la trama, y el general trazo comprimido sólo hacen hincapié en los artificios de la historia. Lo que termina repercutiendo en ella y quitándole fuerza dramática a lo que más atrae en este subgénero, los momentos en que los villanos sufren la ira del vengador.

Crítica 'Noche de Venganza' (2017) | *** | Estreno cartelera

Foxx se esfuerza mucho para ser un valiente hijo de puta, pero su formidable carisma habitual no llega nunca a despegar y Monaghan tampoco consigue crear su mejor personaje. Al menos, los Mulroney y McNairy como los malos, y David Harbour como el compañero de policía de Bryant, si dejan una buena sensación en el espectador.

Fotografiado en la familiar paleta de colores metálicos oscuros que se ha convertido en un cliché visual en thrillers de este tipo, Sleepless (Noche de venganza) desmiente su título por tener un efecto más narcotizante del esperado, pero, no deja de ser una propuesta que seguramente distraiga a todos los amantes de las venganzas y el cine de acción. Aunque como avisamos, no es la mejor de ellas.

Entradas populares