Crítica 'La ciudad perdida de Z' de James Gray | ***** | Recomendada



James Gray abandona su ciudad habitual para adentrarse en lo más profundo del Amazonas. Tras cinco películas en Nueva York, ahora el genial director decide ir en busca de la ciudad perdida de Z... 

Puntuación: *****
Visual: *****
Narrativa: ****


En 1925, Percy Fawcett, explorador y militar de renombre, desapareció durante una exploración en las profundidades de los bosques amazónicos. Fawcett nunca fue visto u oído oficialmente de nuevo, dejando a muchos con la duda de si el objetivo de su expedición - para encontrar una ciudad histórica que él se refirió como "Z" - era acertada o no. Es ese tipo de historia real, que parece falsa o fabulada y que habla perfectamente hasta qué punto alguien está dispuesto a seguir sus metas.

La crítica review 


Fawcett es el tema y el personaje principal de la nueva película de James Gray. La película, basada en el libro del mismo nombre de David Grann, cuenta con el actor Charlie Hunnam como Fawcett y lo sigue a lo largo de su temprana carrera en el ejército, sus diversas expediciones al Amazonas, su tiempo sirviendo y mandando en el ejército británico durante la Primera Guerra Mundial, y por supuesto, en su expedición final a las junglas de Sudamérica.
La película consigue mostrar gran parte de lo narrado en el libro y lo hace de maravilla abarcando gran parte de lo relatado pero siempre con máxima intensidad y detalle, algo siempre difícil en este tipo de adaptaciones. Las partes elegidas y su equilibrio en pantalla, sirven de maravilla para reflejar el libro en su totalidad sin perder detalles de la personalidad del personaje y de muchos de los que les rodean. Eso sí, para conseguirlo, el filme ha tenido que pagar un pequeño peaje en forma de 144 minutos pero que ya avisamos no cansan en ningún momento. 

Además de Hunnam, la película cuenta como protagonista con Sienna Miller como la esposa de Fawcett, Nina, una mujer independiente, de gran apoyo y muy por delante de su tiempo. En lo que podría ser su mejor actuación hasta la fecha, Miller hace que Nina se sienta como la compañera perfecta para Percy, nunca ridiculizarlo o cuestionarlo en sus deseos, ni siquiera en los más disparatados. "El alcance de un hombre siempre debe exceder su alcance", dice en un momento de la película al hablar de los esfuerzos de Percy, sólo para recordarnos que los hombres más exitosos suelen ser capaces de crecer, gracias al apoyo de una igual de capaz compañera de viaje (esta es una obra sobre un hombre pero serviría de reflejo en el caso de serlo sobre una mujer) 
El tercero en discordia es Robert Pattinson, quien de nuevo impacta a lo largo de la película como Henry Costin, compañero de viaje de Fawcett en su primer viaje que desarrolla una amistad con Percy que durará durante el resto de sus vidas. Pattinson ha estado trabajando constantemente para demostrar su talento en el mundo indie desde hace años y aquí sólo acentúa más ese punto.
Sim embargo ya dejamos claro que a pesar de las grandes actuaciones de Miller y Pattinson, las estrellas de la película son Hunnam y Grey. El director, siempre en estado de gracia, logra sacar la profundidad, tranquilidad y seriedad que pocos otros cineastas han podido sacar del actor. No hay duda de que Percy Fawcett es el desempeño más impresionante y satisfactorio de la carrera de Hunnam hasta ahora. Combinando todos sus mejores rasgos en un solo papel.


La producción es sencillamente magistral. La obra empezó su andadura en el año 2008, y 9 años después podemos verla en pantalla siendo así un eco fílmico de lo que se cuenta y viendo al propio James Gray como un reflejo real de Percy Fawcett, ambos capaces de conseguir lo imposible para llevar a meta sus sueños. Siendo "Z" una ciudad perdida para Fawcett en la película, y la titánica producción final que es el film, para el cineasta en la vida real. 
Era un reto conseguir que La ciudad perdida de Z se sintiese tan real y para ello lo primero con lo que tuvo que lidiar su director fue el formato elegido para la grabación. Grey siempre ha mantenido que lo digital refleja a la perfección el presente mientras que el celuloide, es quien mejor refleja el pasado y por eso, al final consiguió que la película haya sido rodada totalmente en celuloide algo que se nota en cada de unos planos y secuencias. Gracias a los diseñadores de vestuario y la impresionante obra del director de fotografía Darius Khondji, Gray llena la película con un diluvio constante de imágenes impresionantes y recreaciones de época que al igual que su obra anterior El Inmigrante, consigue una palpable, rica y calidad mirada que te transporta a una época diferente. Todo se siente tan real, especialmente los ambientes amazónicos, que da la sensación de poder extender la mano y sentir los árboles alrededor de Hunnam y sus compañeros mientras degustas la obra en pantalla grande.

En lo negativo, decir que quizás los fans del trabajo de Gray noten un trabajo no tan magistral en líneas globales como sí lo ha sido algunas de sus anteriores anteriores. A veces las motivaciones de los personajes terciarios pueden sentirse inorgánicos y el ritmo un poco aletargado en su parte central, pero creemos que es algo normal debido a la naturaleza de la obra y también a las dificultades del proyecto. Y no olvidemos que es la primera vez que el director abandona su Nueva York/Jersey natal para adentrarse en territorio salvaje y inexplorado para él.

Pero eso no empaña una obra genial donde Gray impregna la película con una calidad onírica que es tan inesperada como beneficiosa. Hace que las transiciones entre los períodos de la vida de Fawcett se deslizen suavemente entre sí; y consigue contar una historia familiar e intima (la base de su obra) mediante una obra totalmente masiva en todos sus aspectos.
Asi, La ciudad perdida de Z marca otra adición impresionante a la creciente filmografía del director James Gray. Con una genial actuación de Charlie Hunnam y algunas imágenes visuales verdaderamente impresionantes que la convierten en una de las películas de este año que no te puedes perder.

Entradas populares