Las mejores películas de Arnold Schwarzenegger | Los 80s


Hoy Arnold Schwarzenegger llega a nuestras pantallas con la película 'Una historia de venganza' y eso sólo puede significar una cosa: homenaje al canto. Hoy queremos listar las que a nuestro parecer son sus mejores películas hasta la fecha. Ocho grandes obras que pasamos a presentar:



1. DEPREDADOR (JOHN MCTIERNAN, 1987)

Posiblemente junto a 'Aliens el regreso' la obra cumbre del cine de acción de los 80. John McTiernan en pleno apogeo, el mejor grupo o comando de héroes jamás creado, una criatura que es ya un mito del cine y por si todo esto fuese poco, Alan Silvestri firmó la banda sonora. Así cualquiera.



2. TERMINATOR 2: EL JUICIO FINAL (JAMES CAMERON, 1991)

La idea de la primera parte con Schwarzenegger en el otro lado de la historia, la acción como parte fundamental del meollo, con el uso del cgi como no se había visto hasta ese día y con Linda Hamilton como revulsivo a mitad de película, ‘Terminator 2: El juicio final’ es una de las grandes obras maestras del cine de acción y un referente imprescindible el la historia de los primigenios efectos digitales.



3. TERMINATOR (JAMES CAMERON, 1984)

Hemos hablado de la segunda entrega pero muy cerca de ella está la original. James Cameron se la jugó con esta historia de jaleos temporales, futuros distópicos que esquivar y robots que todavía siguen impresionando al espectador. Linda Hamilton y Michael Biehn se las vieron con una mala bestia imparable que todavía es referencia para este género.


4. CONAN, EL BÁRBARO (JOHN MILIUS, 1982)

Una adaptación bastante libre de John Milius sobre el héroe cimmerio de Robert E. Howard, pero, eso no le quita que sea la mejor película de espada y brujería nunca realizada y Conan en la piel de Arnold la mejor representación de un bárbaro. Ya sea por la magia de aquella época o por la maravillosa banda sonora de Basil Poledouris, parece que los años no hacen sino mejorar este relato.



5. EL ÚLTIMO GRAN HÉROE (JOHN MCTIERNAN, 1993

Obra cumbre del cine de acción por una simple razón, El último gran héroe ha terminado siendo una metáfora del paso del cine de acción de los 80 donde los héroes sangran y son de carne y hueso, al cine de acción de los 90 donde los héroes abandonan toda realidad o plano físico, para ser una fantasía e hipérbole sobre que todo es posible (vean por ejemplo la saga Fast & furious).


6. DESAFÍO TOTAL (PAUL VERHOEVEN, 1990)

Los relatos cortos de Philip K. Dick nos han dado más de una alegría en pantalla grande. Gracias a Paul Verhoeven, pudimos disfrutar de esta historia de memorias perdidas, intrigas corporativas y viajes a Marte sin que perdiesen un ápice de personalidad en busca de la complacencia del público. Y por supuesto conocimos a Sharon Stone.


7. MENTIRAS ARRIESGADAS (JAMES CAMERON, 1994)

Schwarzenegger y Cameron regresan para dejarnos una obra atípica sobre agentes secretos. Quizás sea la última gran película de acción, al menos de aquella que enmarcamos entre los 80 y 90. Schwarzenegger ya volcado en la comedia aprovecha como nunca para crear una mezcla perfecta de secuencias vertiginosas y comedia con ese tipo llamado Tom Arnold. Y Jamie Lee Curtis y su striptease.



8. COMMANDO (MARK L. LESTER, 1985)

Vista mil veces sigue siendo mala, pero tiene el mejor chiste del cine de acción ("-¿Te acuerdas que te prometí que te mataría el último? -Sí -Pues te mentí". Mark Lester confió en el austriaco para que encarnase a John Matrix, un coronel retirado que se verá obligado a derrocar él solo a un ejercito golpista para volver a estar con su Jenny. Recordar siempre a Bennett y sus sexys conjuntos...



Entradas populares