'Campamento del terror: Summer camp', el sleeper de serie B español que "arrasa" en taquilla


'Summer camp', una modesta serie B de terror que pasó desapercibida por la cartelera nacional, fundamentalmente porque su distribuidora, Filmax, prefirió estrenarla paralelamente en Wuaki.tv antes que de forma masiva en salas comerciales. Ahora, pasado el tiempo y sacadas cuentas de su distribución a nivel internacional, resulta que tenemos el sleeper español del año al ser uno de los éxitos ocultos de nuestra filmografía.

El debut como director del guionista Alberto Marini ('Mientras duermes', 'El desconocido') llegó a las salas de hasta 14 países extranjeros, donde recaudó en total 1.898.125 euros (es decir, alrededor del doble de un presupuesto de millón de euros); superando así la recaudación de éxitos sonados como 'Cien años de perdón' y 'Kiki, el amor se hace'.

Si buscamos alguna lógica al éxito del film (aparte de su calidad dentro de la serie B), vemos como el guión fue concebido desde su inicio para su explotación internacional ya que por ejemplo, en el campamento de verano donde se sitúa la historia, los niños vienen a aprender inglés y esto es un modo de justificar que el grueso de los personajes centrales sean estadounidenses y en la película apenas se oiga una palabra en castellano.
El mismo director comenta que el terror independiente hace tiempo que no funciona bien en España y por lo tanto el público del filme estaba más en las dos Américas y en Asia que en Europa. De aquí la participación de Lionsgate y Televisa como 'partners' y la decisión de rodar en inglés. 

'Summer camp' arranca, engañosamente, con algo que parece una persecución, pero que en realidad es el entrenamiento de Christy (Jocelin Donahue, del filme de culto 'La casa del diablo') y Michelle (Maiara Walsh) para su labor como monitoras. Antonio (Andrés Velencoso) quiere ligarse a ambas, como hizo con las compañeras del año pasado, para frustración de su colega Will (Diego Boneta). Pero el verano soñado se tuerce cuando un personaje cae víctima de una especie de rabia y empieza a sacar bilis negra por la boca.

Con esta premisa tenemos una especie de variante del tan de moda género de zombies y o infecciones que tanto éxito está cosechando en países como México donde aprovecha el tirón del actor Diego Boneta, el Rocco de 'Rebelde'. "Era lo más natural -dice Marini- estrenar inicialmente donde la película podía tener más potencial. Y el 'efecto Diego' no falló". Estrenada con el más explícito título de 'Campamento del terror: Summer camp', atrajo hasta a 700.000 espectadores.




Comentarios