Ding-Dong. Amor en las cavernas (Cuando los hombres usaban cachiporra y con las mujeres hacían 'ding dong'), 1971 | Nadia Cassini al desnudo


Ayer mismo hablábamos de la película Star Crash, en ella aparecía la playmate Nadia Casting y este detalle nos hace recuperar hoy otra de las grandes "joyas" del cine italiano de los 70, ese cine que es ya el gran referente de lo trash, lo perdido, lo único, lo pop, lo cult y cualquier otro término que se nos ocurra atribuir a una filmografía única como fue el cine comercial y de videoclub creado en el pais alpino. El título de hoy es Ding-Dong. Amor en las cavernas, también conocida como Cuando los hombres usaban cachiporra y con las mujeres hacían 'ding dong'. Creo que el título lo dice todo. 



Hace 600.000 años ya existían hombres y mujeres muy parecidos a nosotros. La guerra era el condicionante de estos pueblos primitivos; pero, sobre todo, el emparejamiento era lo que más les gustaba. A eso le llamaban hacer «Ding Dong». La película nos narra una serie de peripecias entre dos tribus rivales, y la oposición de las mujeres de ambas tribus a que los hombres siguieran matándose, llegando a decretar éstas una huelga indefinida de «Ding Dong».

REPARTO:

Antonio Sabato, Aldo Giuffrè, Vittorio Caprioli, Nadia Cassini, Howard Ross, Elio Pandolfi, Lucretia Love, Pia Giancaro, Gisela Hahn, Valeria Fabrizi, Sandro Dori, Vittorio Congia, Elio Crovetto, Gerry Bruno, Patrizia Adiutori


Como vemos estamos al igual que con Star Crash ante un producto nacido bajo la sombra de un éxito  comercial norteamericano. Si la película espacial se basaba claramente en Star Wars, la de hoy lo hace bajo cintas como Hace un millón de años, pero eso sí, con el erotismo y los tintes de comedia que dieron estas películas tan pintorescas.

Nadia Cassini fue la estrella principal dejando unos desnudos más que memorables aunque difícil verlos ya que el film hoy día  es prácticamente inencontrable. No hay ediciones de calidad y sólo podemos ver alguna copia mala que no nos deja disfrutar de ella con la "calidad" que merece (siempre estamos con ironía, que nadie se confunda).
La película fue dirigido por uno de los Corbucci italianos, pero no el bueno (Sergio), esta vez fue Bruno y la película da para lo que da, un divertimento con erotismo soft y mucha comedia para pasar un buen rato sin más.
Sin duda todavía hay mucho que descubrir en toda esa filmografía que Roma nos dejó en los años 80.


Erogramas al desnudo de Ding-Dong. Amor en las cavernas







Entradas populares