miércoles, 17 de agosto de 2016

Sexo, erotismo, porno y cine | ¿Un nuevo despertar?


Hace ya algún tiempo escribíamos aquel famoso artículo llamado 'Erotismo y series TV' en el cual dejábamos patente que la televisión tomaba el relevo erótico que el cine había dejado caer por apatía. Un abuso y mal uso del sexo en la gran pantalla consiguió que el término erotismo no fuese amigo de los grandes resultados de taquilla. Ahora y por fortuna, se presupone que una nueva tendencia sexual está a punto de retomar las salas de cine ¿será verdad?


En la década de los 70, el aperturismo y el nuevo enfoque y concepto del erotismo y el sexo desencadenó en una -podríamos llamar- moda, donde los jóvenes y los no tan jóvenes, reclamaron y aclamaron el deseo y el placer sexual como algo natural de su especie y como algo limpio y sano de lo que no había que esconderse. Tras este boom, el erotismo ocupó las pantallas de las grandes salas de cine del planeta (al menos las que no contemplaban la censura), las portadas de revistas no dudaron en comercializar el cuerpo de una nueva mujer como un objeto de deseo más e, incluso, un subgénero mayor del erotismo, conocido como porno, ocupó espacios y salas impensables en otra época.

En los 80, el erotismo y el cine siguieron manteniendo un matrimonio perfecto en el que ya se vio algún desgaste y alguna pequeña pelea. Aún así, mujeres como Kim Basinger dejaban claro en films como '9 semanas y media', que el placer y sobre todo el autoplacer, era algo a reivindicar y algo que practicar sin ningún tipo de complejos.



La siguiente década, aún con alguna pincelada, dejó ver que la moda y la novedad ya no eran tal y que aquella novia ideal empezaba a cansar al público y por consiguiente a afectar a los bolsillos de los productores. De hecho, fueron las famosas que han hecho un video porno a nivel doméstico, las que reinaron durante este periodo.
Ya en los 2000, el erotismo y el cine dejaron de ser novios. El sexo decidió arrimarse a nuevos lugares como aquel naciente internet y la televisión, en concreto el canal HBO supo tomar ese testigo que el cine había dejado escapar.


Ahora, una década después y gracias a un fenómeno literario llamado '50 Sombras de Grey', podemos decir que el erotismo ha vuelto a la gran pantalla y ha vuelto a ser amante de la taquilla, algo que claramente nos hace pensar en un renacer y en una nueva moda donde sensaciones más fuertes llegan para revolucionar otra vez el concepto de sexo, pasión y deseo. Y ahora dolor (bueno, quizás exageramos).
Así, dos nuevas partes o continuaciones han sido ya filmadas y su éxito ha proyectado que lo erótico vuelva a rondar por las mentes de los grandes inversores de Hollywood.

Sea como sea, el cine sigue siendo un espejo de nuestra cultura y un escaparate perfecto para crear las tendencias que deben reinar en los próximos tiempos. Así que amigos, el erotismo vuelve a estar de moda; el sexshop vuelve a ocupar nuestras calles y el morbo por fin, nos acompaña de nuevo en cada reunión. Y todo, una vez más, se lo debemos al cine ¿o quise decir a la literatura?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada