lunes, 1 de agosto de 2016

Ana de Armas muy sexy para GQ antes de Blade Runner 2


Antes de comenzar en unas semanas el rodaje de la esperada secuela del clásico 'Blade Runner', Ana de Armas se ha sometido a duras sesiones de entrenamiento en Santa Mónica (California) bajo la atenta vigilancia de un equipo de médicos, entrenadores y nutricionistas, una estricta rutina que choca según ella con su naturaleza perezosa y que consiguió causarle agujetas en todos los músculos del cuerpo. Para demostrar que esas duras y largas sesiones han valido para mucho, nos deja un posado para la revista GQ donde Ana deja claro, que es una de las actrices más bellas y sexys del momento y además, se ha sabido posicionar en el epicentro de todo Hollywood y es que, eso es el nuevo film de Denis Villeneuve, la película que debe marcar los próximos años.


"¡Me duele todo! Soy la persona más vaga del planeta. Yo soy feliz bebiendo vino y viendo películas en el sofá. Solo soy capaz de presentarme en el gimnasio porque sé que hay alguien esperándome", confesó la joven cubana a la revista Nylon para su número de agosto poco antes de poner rumbo a Budapest para comenzar a rodar la cinta.
Pero lo mucho que le ha costado a la intérprete ponerse en forma no significa que no se tome muy en serio un proyecto que sin duda la consolidará definitivamente como una de las nuevas promesas de Hollywood, además de permitirle trabajar codo con codo con estrellas de la talla de Harrison Ford, Ryan Gosling y Robin Wright.
"Hay bastante presión porque se trata de una película que todo el mundo ha visto, pero el director Denis [Villeneuve] es un verdadero genio y estamos trabajando juntos para construir el personaje. Vamos a hacerlo a nuestra manera", matiza.

Ella ya ha puesto una pica en Flandes (léase Hollywood) y es muy consciente: “No tengo palabras para describir este sentimiento. ¡Estoy volando! ¡Estoy más que emocionada y feliz de formar parte de este increíble proyecto!, escribió en Twitter tras conocerse la noticia.

Nacida y formada en Cuba, tuvo su primer papel protagonista, a los 16 años, en el filme Una rosa de Francia , rodado por Manuel Gutiérrez Aragón en Cuba. Poco después se afincó en España y consiguió su papel en El internado , que le dio popularidad. En cine participó en diversos filmes –el más popular Mentiras y gordas– sin llegar al estatus de estrella. En Hollywood se ha afianzado con rapidez. Comenzó participando como coprotagonista en dos filmes junto a Keanu Reeves, Toc, toc y La hija de Dios , y tiene pendiente de estreno otros tres filmes también como coprotagonista: War Dogs , junto a Jonah Hill y ­Miles Teller; Overdrive , junto a Scott Eastwood, y Hands of Stone , junto a Edgar Ramírez y Robert De Niro. Tras estar casada dos años con el actor catalán Marc Clotet, ahora mantiene una relación con Franklin Latt, que precisamente trabaja en una importante agencia que busca talentos para la industria de Hollywood.

GQ galery








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada