viernes, 12 de agosto de 2016

The Man Who Saves the World, el Star Wars Turco y Serdar Kebapcilar, el Rocky Rambo


Corría el año 1982 y en Turquía decidieron que Hollywood no estaba a la altura de su talento, entonces, gracias a un grupo de talentosos visionarios, nació The Man Who Saves the World, película conocida coloquialmente como el Star Wars Turco y que se convierte por derecho propio en una de las mayores mierdas de la historia.

Lo mejor, es que la cinta original ha estado perdida hasta que ahora ha sido recuperada y adquirida por Ed Glaser, cineasta e historiador del séptimo arte.
Glaser explicó (vía Neon Harbor) que la cinta en 35 milímetros del Star Wars Turco es "como el Santo Grial" y no solo de las películas clones, sino de todos los films con status de culto. "La idea es escanearla y preservarla para el futuro ya que no hay negativos y las otras copias se destruyeron con el paso del tiempo". Incluso, existe la posibilidad de poder volver a pasarla por el cine porque seguro hay fans que la querrán ver ahí, según Ed Glaser.


Lo mejor segunda parte, es que The Man Who Saves the World es una obra de culto total por muchas razones, una de ellas, por saltarse la ley en cada uno de sus aspectos. La película, aunque es conocida como el Star Wars turco, no solo imita a esta, ya que copia descaradamente los Cylon de la serie Galactica, naves de Flash Gordon y mil y una ideas más. Pero, lo mejor no es que lo copie, es que directamete usaron imágenes y escenas originales de Star Wars en el montaje final como si nadie se fuese a dar cuenta, y, por si era poco, como banda sonora usaron trozos del score de En Busca del Arca Perdida.
¿Dónde estuvo la cinta durante tantos años? Al parecer, un proyeccionista de cine se la llevó para su casa y nunca más la devolvió, con la excusa de que "estaba estropeada".

Serdar Kebapcilar


Por cierto, Ed Glaser también tiene una serie web llamada Deja View donde comenta y revisa otros clones famosos de la historia del cine, como por ejemplo, las versiones turcas de Flash, Rocky, Rambo e incluso Superman.

Durante los años 80, Turquía decidió meterse directamente en el clonado de bajo presupuesto de películas de éxito provenientes de Hollywood, para ello, recurrió posiblemente viendo el resultado a los peores directores de cine de país. Como estrellas, también tuvieron sus nombres propios y quizás sea Serdar Kebapcilar el mayor talento que dio aquel cine. Pudimos verlo siendo un clon ochentero y casposo (con respeto) del mismo Stallone en películas como el Rocky y el Rambo turco.

Sin duda, un mundo que algún día investigaremos y de le dedicaremos un amplio reportaje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada