jueves, 21 de julio de 2016

Crítica 'Ahora me ves 2' (thriller, 2016) | Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Lizzy Caplan, Mark Ruffalo

Puntuación: **
Visual: **
Narrativa: **


Ahora me ves 2 ya tiene crítica. Es la secuela de uno de los éxitos sorpresa de hace un par de veranos y bien podría representar buena parte de los males del cine contemporánea actual. Al magnífico reparto original se les une Daniel Radcliffe como villano principal y Lizzy Caplan que sustituye a Isla Fisher.

Ahora me ves, la película original, es una película muy bien escrita con unos personajes bien caracterizados que se sumergían en una dinámica de grupo sencilla y fácil de comprender para el espectador. Además, tenía la suerte de poseer un casting con carisma repleto de buenos actores que otorgaban cierto reconocimiento a un producto comercial con una trama que remitía a días presentes y que permitía una cierta retribución moral. Los malvados eran una metáfora de la gente que había causado la última gran crisis económica y recibían su merecido por su codicia.

Pero la cosa no quedaba ahí y es que estaba rodada con cierta pericia combinando la espectacularidad de los efectos digitales con ciertos trucajes prácticos y por supuesto un giro final de esos lo suficientemente ingeniosos para sorprender al espectador pero que en ningún momento inducen a la trampa argumental.
Tampoco estamos diciendo que estuviesemos ante una obra maestra ya que no era la película más original, ni la más novedosa, ni siquiera la más entretenida, pero, era un producto coqueto y bien presentado que además fue un pequeño fenómeno en las salas españolas dónde se mantuvo en los primeros puestos de recaudación con buena cifra durante casi todo el verano gracias a su extraordinario boca a boca. Por lo tanto, conforme funciona el mercado actual, estaba claro que Hollywood iba a querer seguir sacando tajada sin importar lo más mínimo si por el camino se cargaban la mística del film original.



Un año después de haberse ganado al público con sus increíbles espectáculos de magia y de haberse burlado incluso del mismísimo "demonio", los cuatro jinetes, vuelven a la carga con sus espectáculos de magia al más puro estilo Robin Hood. Ellos son Daniel (Jesse Eisenberg), Jack (Dave Franco) Merritt (Woody Harrelson) y se les unirá Lula (Lizzy Caplan), una joven maga que promete dar más de un quebradero de cabeza los antiguos integrantes.

Una misteriosa figura se cierne sobre los cuatro magos cuando uno de sus actos se ve boicoteado y se ven obligados a caer en las garras de un enigmático empresario Walter Mabry (Daniel Radcliffe) que los obligará a robar un artefacto para él. Mientras tanto el agente del FBI Dylan Rhodes (Mark Ruffalo) deberá lidiar con su nueva revelada condición de líder de los cuatro jinetes mientras sospecha que quizás estos nuevos hechos tengan que ver con su anterior venganza contra Thaddeus Bradley (Morgan Freeman). Ahora, los polémicos y populares magos vuelven a juntarse para llevar a cabo un gran número de magia a escala mundial que promete ser espectacular.

Los últimos años nos han hecho perder la lógica del sentido del relato por el relato. En los 80, directores de la talla de Steven Spielberg eran capaces de bajar a pie de tierra para dejar trabajos únicamente ideados para y por el entretenimiento. La conocida como 'suspensión de la incredulidad' nos permitía ignorar por un momento el sentido crítico en favor del relato que estábamos experimentando.
Ahora me ves estaba repleta de momento dónde el espectador dejado abandonada la razón para adentrarse por completo en el espectáculo narrativo y visual que tenía delante. Por desgracia, en Ahora me ves 2 esto ya no ocurre. El más por el más y la concentración en el impacto visual antes que el narrativo, hacen que la película acabe siendo una película más de atracos en formato grupal (Ocean´s Eleven) donde los resortes habituales del subgénero sirven para avanzar una trama tan invisible como imposible.
De este modo, la magia del suspense por conocer lo que estaba pasando y que nos mantenía pegados en la obra original, aquí desaparece como un conejo en un sombrero agujereado. La artesanía de los trucos clásicos que nos atrapaban por su originalidad, deja paso al megaespectáculo digital tan artificial y poco excitante como un retoque digital de portada de magazine.
Ahora me ves 2 ya no sorprende, su trama ya no atrapa, su final ya no sorprende y sus personajes en algunos casos parecen ya fuera de lugar. Solo la excitante Lizzy Caplan y el siempre esmerado Jesse Eisenberg hacen justicia a la obra de un director como Jon M. Chu, que jamás tiene nada que aportar.


1 comentario:

  1. Me alegra que agregaron a Lizzy Caplan, quien sin importar el proyecto, nos ha demostrado su extraordinario talento. Actualmente podemos disfrutar su trabajo en la cuarta temporada de Masters of Sex, una serie histórica situada en los años 50's que nos demuestra de una manera científica la sexualidad. Por cierto, qué gran actuación hace Morgan Freeman en esta cinta, es de los mejores actores de Hollywood.

    ResponderEliminar