viernes, 7 de octubre de 2016

Crítica Mechanic 2: Resurrection (acción, 2016) | Jason Statham y Jessica Alba | Estreno de la semana

Puntuación: **
Visual: **
Narrativo: **


No vamos a negar que la primera parte de esta "franquicia" nos pareció un muy trabajo dentro del género del cine de acción. Al igual que paso con The Equalizer, está saga recogía el testigo y nacía a modo de reboot de una película ya existente y no sabemos si gracias a ese modelo en el que se inspiraba, el resultado fue mucho mejor de lo esperado. Quizás el problema llega cuando ya no hay "inspiración" y se parte desde cero.


Cero en conducta como rezaba el famoso film es lo que habría que darle a los creativos de esta nueva película donde Arthur Bishop rezumando testosterona ochentera vuelve para dejarnos una secuela insípida que no llega a molestar del todo, pero que tampoco llega a crear esa unión entre espectador y héroe que este cine necesita.

Quizás el mayor problema es que nace erróneo desde su base, ya que el guión de Philip Shelby y Tony Mosher comete el gravísimo error de no avanzar y retroalimentarse de lo mismo como si fuese un capítulo autoconclusivo de cualquier serie televisiva. De este modo, Resurrection es simplemente eso, un pequeño capítulo más que si no lo ves no pasa nada de nada para tu salud fílmica.

Después de fingir su muerte, el exasesino vive plácidamente en Río de Janeiro con el nombre de Santos. Pero la tranquilidad se le acaba pronto, porque su archienemigo Rian Crain le lanza un cebo: Gina Thorne, una mujer que aparentemente está siendo atacada por su pareja sentimental. Tras rescatarla, Bishop empieza a sospechar que su encuentro no es casual y consigue sacarle la información: la idea es que se enamoren para poder luego utilizarla contra él y obligarlo a cometer una serie de asesinatos. 


Con esta base tan simple, tenemos un punto de partir en el que encontrar demasiadas pocas sorpresas y donde los personajes tienen un trazo tan simplemente convencional y manido que literalmente aburren. Un malo muy malo sin ningún tipo de aristas; una mujer florero luciendo palmito y totalmente angelical; un héroe invencible y de nuevo una estructura a modo de 'Juego con la Muerte' o de videojuego (como ya vimos en el final de Toro), donde nuestro protagonista tendrá que escalar una torre para ir superando jefes finales hasta enfrentarse con el más poderoso de todos (y viejuno claro)
Tommy Lee Jones como villano y Jessica Alba como la bella, no consigue transmitir absolutamente nada de nada y no siquiera la aparición de Michelle Yeoh consiguen animar un poco la faceta interpretativa del film. 
Al menos como era de esperar, Statham si cumple con su faceta de héroe y las secuencias cuerpo a cuerpo podemos afirmar que son efectivas, ágiles (valiéndose de la técnica de robar unos frames para acelerar aún más las contiendas) y creativas a la hora de dar matarile a los enemigos. Mención especial a la secuencia de la piscina colgante de Sidney.

El gancho comercial del protagonista parece asegurar cierta continuidad por más que el nivel argumental sea nimio, así que podemos esperar un capítulo más pero la próxima vez nos gustaría ver una evolución y un cambio de envoltura para una saga de serie B que posee un buen personaje y unas buenas secuencias de acción que al fin y al cabo es lo que se pide en estas suertes de producción de videoclub, pero eso sí, como hacían estas, queremos un poco de riesgo creativo.


Jessica Alba al desnudo 11 años después de nuevo en un bikini azul 


Jessica Alba ya demostró en 2005 que tenía uno de los mejores cuerpos de Hollywood de todos los tiempos. Sus recordados buceos y baños en bikini azul son ya un icono del cine moderno. Lo mejor de todo es que, 11 años después, la Alba se atreve a bucear a de nuevo y a lucir su cuerpo también de nuevo en un bikini azul. Para sorpresa de todo no sólo sigue estando igual de perfecta sino que casi diríamos que más. Esto por cierto ocurre en Mechanic 2: Resurrection, segunda parte de la famosa película de acción de Jason Statham.

El 7 de octubre llega a las salas 'Mechanic: Resurrection', la secuela de 'The Mechanic'. Jason Statham vuelve a ponerse en la piel del asesino a sueldo Arthur Bishop, con nuevos "trabajos" por cometer. En esta ocasión Statham está acompañado de Jessica Alba, a la que tendrá que salvar. Precisamente es Alba la que habla sobre su personaje en esta entrevista exclusiva.

Jessica Alba es Gina, el amor de Arthur Bishop en esta segunda etapa del personaje. Gina es una chica "muy fuerte", que "estuvo en el ejército, así que sabe luchar, sabe defenderse. No es una chica que solo necesita ser salvada", afirma la actriz. Sin duda una mujer que tiene mucho que ver con el personaje que interpreta Statham y al que ayuda en sus negocios poco ortodoxos. Para dar ese aspecto de mujer luchadora y fuerte la intérprete práctico krav maga: "Quería que las escenas en las que ves a Gina defenderse, en acción, fueran brutales, reales, intensas, sucias", expresa Alba.

Arthur Bishop creía que su vida como asesino a sueldo había terminado. Pero su pasado volverá cuando su enemigo secuestra a Gina, la novia de Bishop. Arthur deberá cumplir una última misión para poder liberar a su amada. Una serie de personas deben ser asesinadas como si de un accidente se tratase. A Jason Statham y Jessica Alba se unen Tommy Lee Jones, Michelle Yeoh o Sam Hazeldine. Dennis Gansel dirige la secuela de 'The Mechanic'.


Erogramas sexy in hot en Mechanic 2: Resurrection






Jessica Alba al desnudo 11 años después de nuevo en un bikini azul



Traíler Mechanic 2: Resurrection (2016)


The Mechanic fue aclamada por Cinematte como una de las grandes cintas de acción de los últimos años, y por lo tanto, una secuela nos parecía de obligada realización y aunque ha costado más de 5 años, al final la tenemos ante nosotros, y además, nos llega con la sorpresa en forma de Jessica Alba como chica de la peli.

Mechanic: Resurrection es su nombre y el próximo 16 de septiembre se estrenará en los cines españoles. La secuela de The Mechanic ha cambiado de productora y espera tener más éxito en las salas que la primera -con un presupuesto de 40 millones de dólares recaudó poco más de 60 millones-. 

Esta nueva historia sigue al personaje de Arthur Bishop (Statham) en su recorrido por todo el mundo para completar una ardua tarea: asesinar a los hombres más peligrosos del mundo, sin que le maten y haciendo que parezcan accidentes. Cuando parecía que su vida había dado un vuelco, Bishop se ve obligado a regresar a su antigua profesión para salvarse a sí mismo y a su novia, interpretada por Jessica Alba. 

No hace falta ni que os explique la trama, el póster ya lo hace por mí con un par de frases.







Crítica The Mechanic 1 (acción, 2011)

Puntuación: ***
Visual: ***
Narrativo: ***


Si algo se echa de menos en el cine comercial actual, es ese carismático estilo ochentero para hacer buen cine de acción. Directores como McTiernan o Cameron marcaron una época y un estilo, y actores como Stallone, Schwarzenegger o Bruce Willis dejaron un sello inolvidable en nuestra memoria y sin ellos, parece que nos encontramos perdidos.

La nueva ola de actores y directores con Michael Bay como exponente principal detrás de las cámaras y Vin Diesel o Jason Statham delante de ellas dejan mucho que desear; el género ha apostado por una exageración gratuita en la acción, un uso de la misma a base de montaje en vez de planificación y un estilo argumental que no sabe posicionarse hacia qué público va dirigida. De los nombres antes citados nos centramos en el londinense Jason Statham y su film The Mechanic.
Stallone parece que dejó claro que él era su relevo en la cinta Los Mercenarios, de los action-actor actuales, posiblemente él sea el más prolífico. Más de una decena de cintas de acción llenan su currículum, pero sinceramente, en vez de ser un punto positivo, es más bien negativo, tanto sus interpretaciones, personajes, y películas han sido destructivas, como exponente claro solo hemos de citar la cinta Crank o la saga Transporter, películas que si algo bueno puede aportar al cine sería su autodestrucción.
Pero bien, todo el mundo puede redimirse y eso es lo que me ha parecido que ha sucedido con la cinta a comentar.

The Mechanic
The Mechanic es un remake de una película setentera interpretada por Charles Bronson (quien tendrá otro remake en manos de Bruce Willis de su Justiciero de la Noche), otro actor que dedicó la mitad de su carrera a este tipo de cintas, y debemos decir que el film cumple con nota positiva su cometido, que es, hacer pasar un rato entretenido sin insultar la mente.
A nivel actoral y/ o de personajes, el acierto no recae sobre la elección de Statham sino sobre la de Ben Foster, ese actor con extraña mirada que deja un mínimo de profesionalidad en cada uno de sus trabajos, pero en cambio sí podemos afirmar que Statham cumple y se mantiene, dejando las primeras pinceladas de carisma como nuevo héroe de acción.
A nivel argumental no vamos a ver algo del otro mundo, es más, es una historieta bastante sencilla que simplemente se deja ver sin problemas. Eso sí, a nivel de acción, que es de lo que se trata, la película da un repaso a la mayoría de producciones actuales, no porque goce de una calidad suprema en la planificación de escenas, si no estaríamos hablando de un trabajo más que notable y no es el caso, pero sí por la seriedad con que trata esas escenas. Evidentemente algún momento de incredulidad hace acto de presencia al ver algunas de sus secuencias, pero la tónica general es intentar mostrar algo creíble, lo que nos permite sentir empatía y preocupación por los protagonistas, ya que si eres capaz de caer de un edificio de 80 plantas, rebotar sobre un toldete y levantarte espolsándote el polvo como si nada, poca sensación de tensión calará sobre el espectador. Aquí esto por lo menos no sucede, la sensación de que algo puede ocurrir o alguien puede morir está implícita en la historia, por consiguiente la tensión aumentará dentro de nosotros, y ¡coño!, de eso se trata.

Bueno, simplemente recomendar esta cinta para pasar una tarde de domingo sin ninguna tipo de pretensión intelectual, por el simple hecho de pasar 90 minutos dentro de una historia de ACCIÓN que no vaya enfocada a los espectadores de Bob Esponja y su colega Patricio.


Ben Foster, un actor que siempre deja personajes interesantes.

La película sabe a qué público va destinada y no tiene problemas a la hora de mostrar violencia.

Ni momentos, digamos, adultos interpretados por la actriz Mini Anden.

Peleas...

... caídas ...

... persecuciones, elementos básicos del género de acción.

Aun así, Simon West nos deja algunos encuadres trabajados y,

por supuesto, disparos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada