lunes, 23 de mayo de 2016

Tessa Thompson al desnudo | Valkyria en Thor 3: Ragnarok


Hasta ahora nunca ha sido un nombre destacado dentro de la industria. Aunque ya se dio a conocer dentro de la serie Veronica Mars, pudimos verla en la premiada '12 años de esclavitud' y fue la pareja de Creed en el nuevo reboot de la serie Rocky, nunca ha estado en las páginas de portada de los grandes magazines o en las discusiones habituales de los foros de cine, pero, quizás eso cambie y es que su papel de Valkyria en la nueva entrega de Thor, puede darle por fin el empujón que necesita (que no el que quiere). Mientras eso ocurre, es Cinematte quien decide presentártela.


A Tessa Thompson no le importa que la consideren selectiva. De hecho, ya desde el comienzo de su carrera cuando era reconocida por su papel de Jackie Cook en la serie Veronica Mars que se inclinaba por producciones que tuvieran una impronta autoral notoria (en ese caso, la de Rob Thomas). "Todo pasa por lo que los directores ven a través del lente, por eso es importante para mí trabajar con personas en las que pueda confiar, personas interesantes. La idea es formar parte de películas que a mí me gustaría ver como espectadora, y generalmente trato de seguir esa regla", declaró la actriz que se acercó al cine a través de la música.
Su padre, el panameño Marc Anthony Thompson, fue el creador de Chocolate Genius, Inc., un colectivo creativo con influencias del soul, y el responsable de que Tessa desarrolle su talento para el canto, una de las armas secretas que sacaría a relucir en su filmografía. Sin embargo, tras unos años de estudio, la música debió esperar. Thompson debutó como actriz en una puesta teatral de La tempestad en 2002 y al poco tiempo acompañaba a Kristen Bell en la aclamada serie noir/detectivesca.

A partir de aquí, el mundo de la televisión y posteriormente del cine estaba abierto para esta joven mitad alma de Soul y mitad talento interpretativo. La hemos podido ver en Anatomía de Grey, Heroes, Private Practice o Life. El cine en cambio siempre es algo más difícil, por eso, Tessa tuvo que atravesar el inevitable período "de los roles insustanciales" en films como Cuando un extraño llama, Make It Happen y la fallida ópera prima de Jada Pinkett Smith , The Human Contract. Todo cambió cuando el cineasta Justin Simien levantó el teléfono y la convocó para Dear White People, un film focalizado en el activismo estudiantil que pone sobre la mesa escenarios constantes de discriminación, especialmente la manera torpe y unidimensional mediante la cual las personas de color son representadas.


Esta producción que terminaría siendo una serie de Netflix, sería la oportunidad para interpretar a Sam White, una mujer afroamericana que no teme vociferar su verdad. "Sam era un desafío porque es solo una chica fuerte cuando debe pelear por la igualdad pero no así en su vida privada, donde es mucho más vulnerable de lo que parece, esa disonancia fue lo que más me atrajo, cuando un personaje no es tan fácil de digerir; cuando presenta una dicotomía que te obliga a cuestionarlo, más fructífera es la experiencia".

Esto fue su gran despertar para la gente de la industria de Hollywood, la película fue un éxito en Sundance, ella fue elogiada y además, pudo combinar sus dos facetas artísticas ya que volvió a sus raíces y compuso junto a su banda Caught A Ghost un puñado de canciones que revigorizaron el film.
Pero, su duro baremo a la hora de elegir roles, le mantuvo un tiempo fuera del circuito hasta que por suerte, le llegó el papel en 'Selma' (biopic sobre Martin Luther King nominada al Oscar).

La directora Ava DuVernay llamó a Thompson y a Keith Stanfield (a quien pueden verlo en la joyita Short Term 12), dos intérpretes jóvenes para quienes los roles de peso escasean. "Selma llegó en un momento en el que venía trabajando en proyectos vinculados al racismo y en los cuales mis propios pensamientos sobre el tópico se veían reflejados en los guiones, el arte siempre cobra mayor sentido cuando te sientes representado y con Ava me pasó eso, su mirada era una extensión de la mía", contó la actriz, poco antes de dar uno de los saltos más acertados de su filmografía.

Tras esto, Tessa seguía tenaz en su decisión de no ser tentada por la industria y ejercer ella misma de agente y en vez de ser llamada, decidir ella con quien trabajar. Y eso cine de nuevo.
La actriz vio el film Fruitvale Station y decidió que tenía que trabajar en el próximo proyecto de su realizador, Ryan Coogler. En un encuentro en Sundance, la actriz pudo hablar con él - un verdadero fanático de Dear White People, casualmente - y empezar a delinear su participación en Creed, ese spin-off/secuela de Rocky por la que Sylvester Stallone arañó el Oscar este año. Para una actriz que busca roles femeninos complejos, el de Bianca fue el ideal. En primera medida, porque tiene una subtrama propia y no está sujeta a los deseos del personaje masculino (Adonis Creed, interpretado por Michael B. Jordan). En segunda medida, porque funciona como un espejo de Adonis, ya que ambos dan pelea en distintos escenarios.
Así, la película Creed superaba la frontera clásica habitual de su naturaleza y se permitía el lujo de coquetear con el drama, ese en el que Bianca debe lidiar con la pérdida de la audición o su novio con el fantasma de su padre, Apollo.
Como remate pudo volver a incluir en un film su otra pasión. La música.

Pero, hay un momento en la vida en que uno debe arriesgar o al menos sacrificar una parte de su ser para poder evolucionar. Así que Thompson por primera vez en su carrera, deja la línea recta a seguir y decide adentrarse en un camino distinto, un camino enorme que vive dentro del universo Hollywood y más concretamente en el mayor estudio actual y es que, Disney ha llamado a su puerta para integrar el MCU (el Universo Cinematográfico de Marvel) con su participación en la tercera entrega de Thor (Ragnarok) donde hará el papel de Valkyrie, una superheroína basada en Brunilda, la figura mitológica nórdica seleccionada por Odín para ponerse al frente de las Valquirias.

Bio

Thompson nació en Los Ángeles, California. Hizo su debut teatral cuando cursaba el quinto grado de la escuela interpretando a un lobo bailarín de claqué, frente a la actriz Amber Tamblyn. Asistió a la Escuela Secundaria de Santa Mónica y participó en diversas producciones de teatro de dicha institución.
La primera aparición de Thompson en un largometraje fue en el remake de la película de terror de 2006 "Cuando llama un extraño", en el papel de Scarlet. Thompson actuó junto a Mary Elizabeth Winstead en la película de baile "Make it Happen" de 2008, e hizo otras dos películas ese año: "The Human Contract" y "Periferia". En 2009, Thompson apareció en Mississippi Damned.
El resto ya os lo hemos contado arriba pero como esto es Cinematte, no vamos a irnos sin dejaros con algunas de sus imágenes más sensuales incluido ese famoso desnudo de la película '12 años de esclavitud'.

 Galería sexy in hot