viernes, 27 de mayo de 2016

Crítica Alicia a través del espejo (familiar, 2016) | Vacuo barroquismo digital


Puntuación: **
Visual: ***
Narrativa: **

Nadie puede negar que Disney lo está haciendo muy bien. Tanto su camino con Marvel, como las obras Pixar, como su nueva andadura con Star Wars, nos dice que la compañía de Walt está en plena forma y que todo lo que hace lo hace bien. Incluso está idea de adaptar a imagen real sus viejos clásicos le está saliendo bien, pero ¿qué pasa si abusamos de algo?..

Pues que abusar no es bueno y menos sin sentido por eso, esta segunda parte de un remake en imagen real de un clásico animado de Disney como fue Alicia en el país de la maravillas,  nos ha parecido un paso demasiado poco útil e incluso podríamos decir que ético.

Han pasado los años y no dejan de estrenarse nuevas versiones en imagen real de grandes clásicos del cine animado, pero en el caso de ‘Alicia a través del espejo’ (‘Alice Through the Looking Glass’) no tenían ese referente y además ya habían usado parte del argumento de la novela infantil de Lewis Carroll , así que no les ha quedado otra que innovar. No suena mal sobre el papel, pero el resultado es el primer gran tropiezo de Disney en el que nada funciona y todo suena a caja por hacer caja.

Lo primero a destacar es que estamos ante una historia bastante endeble. La falta de material original ha hecho que gente (Linda Woolverton) tenga que pensar como continuar la obra de Carroll pero claro, su mundo le pertenece sólo a él y ningún otro puede intentar apropiarse de algo que no lleva innato dentro suyo. De este modo, vemos a una Alicia que sale de su concepto original y se adentra en los popurris de las nuevas ideas y tendencias fílmicas lo que deja una historia quizás demasiado foránea al mundo que representa y encima sosa como ella sola.


Encima, podríamos decir que en ocasiones un gran presupuesto ha ayudado gracias a la puesta en escena y a los actores, a rescatar del fracaso total a un proyecto que nace viciado. Por eso, los 170 millones de dólares que ha costado hacer ‘Alicia a través del espejo’, podrían haber ayudado a hacer más dinámica la monotonía de su historia y hacernos disfrutar al menos a base de gags, personajes y o escenas de acción. Pero tampoco ha sido así. La inversión lo único que hace es saturar la puesta en escena, de tal modo, que un exceso de barroquismo visual y una carencia de fuerza narrativa nos mantienen totalmente alejados de lo que se cuenta y de sus personajes. La empatía no hace acto de presencia y la hipérbole visual cansa tanto a los niños, como a los adultos.

De este modo, no diremos que ‘Alicia a través del espejo’ es una completa pérdida de tiempo incapaz de crear nada interesante, ya que algún momento y personaje se salvan de la quema total, pero, si decimos que es un paso innecesario y equivocado por parte de Disney y que no queremos secuelas inútiles sino ideas y conceptos que nos sorprendan por su novedad.