miércoles, 4 de mayo de 2016

Análisis review Philips 55PUS6401 4K HDR | Mejor televisor para Cine 2016


Hoy venimos por fin con el modelo elegido por Cinematte para ser la televisión clave de este año 2016 para consumir cine en nuestros hogares. La suerte le ha corrido a la marca Philips y concretamente a su modelo 55PUS6401 el cual, se posiciona como el modelo asequible más equilibrado y completo en este momento.

Lo primero que debemos aclarar es que estamos hablando de mejor televisión siempre dentro del rango de precio asequible para todos los públicos, es decir, modelos que no superen las 1200€.
Sobre el tamaño, hemos optado por las 55" ya que es el máximo actual que no dispara el precio. A partir de 55" el precio por pulgada se dispara de forma no exponencial.


Una vez aclarado esto vayamos a resumir primero las especificaciones claves que hacen de este televisor ser el elegido por Cinematte. 
Hablamos de 55", un tamaño bastante aceptable para tener sensación fílmica siempre y cuando no sobrepasemos los 3 mts de distancia de visionado. Otro detalle clave es la etiqueta UHD, es decir, este panel es un 4K con una resolución de 3840x2160p, lo que lo autoriza para poder mostrar la resolución fílmica de los próximos años (ya presente en plataformas como Netflix). Además, algo que hace peculiar a este equipo es que también soporta la opción HDR (si bien no en su totalidad Premium) lo que nos deja operativos casi al 100% para la inminente llegada del Ultra Blu-Ray. Un detalle único de Philips que ya pone la guinda es el sistema ambilight, lo que da un plus al visionado de películas sobre una pantalla de cine la cual, no dispone de esta idea que realmente aumenta la inmersión de la proyección.



Imagen


Primer punto a analizar es su calidad de imagen. Estamos ante un panel que soporta un alto ángulo de visión tal, que da la sensación de ser un panel IPS. Algo que se desmiente al saber que estamos ante un LCD LED VA de iluminación trasera. 350 nits es su tasa de intensidad de luz, necesaria para poder aceptar el HDR en su modalidad más humilde. Esta subida de nits en un panel económico hace que en su salida de caja, los negros sufran un exceso de quemado y de azulado. Por suerte, un poco de paciencia y algunas opciones de contraste de Philips, hacen que al final se pueda tener un negro no total, pero si bastante eficiente en su percepción (al final del artículo dejaremos el mejor calibrado para conseguir esa mejora en los negros).


Pero que nadie se asuste, ya que aunque los negros no sean el fuerte de este modelo, debemos decir que misteriosamente esto no afecta en absoluto al color, ya que con sus 10 bits de profundidad, los colores son la mejor baza de este televisor. Los colores son intensos pero siempre manteniéndose dentro de la realidad. El televisor lleva interno un vídeo demo 4K de Philips que es la mejor demostración de como esta tele puede manejar el color con una fuente de alta calidad.
Además, en esta segunda generación de la resolución 4K, ya podemos afirmar que las marcas han dominado está densidad de píxel (80 ppi en este caso) y el acabado es totalmente limpio y detallado.
El movimiento de imagen cumple, aunque siempre teniendo en mente la realidad de estar ante un panel únicamente de 50hz el cual se ve ayudado por mejora de movimiento que eso sí, sólo podrá ser activada en su nivel bajo, más de ahí, supone que la sensación fílmica se rompe y el efecto telenovela se apodera de forma aborrecible de la textura cinematográfica, algo que aunque posible de activar, desde Cinematte desaconsejamos para ver Cine (los deportes es otro tema muy distinto).



De este modo, tenemos que el resultado fílmico termina siendo muy agradable con unos colores que recojen la intensidad de las filmaciones actuales; una resolución limpia incluso en su escalado de fuentes 1080p y 720p (debemos bajar la nitidez a casi el máximo); y unos contrastes que tras el calibrado nos permite tener una buena sensación de negros y de degradado a gris (no sublime eso sí) en las escenas oscuras, y unos buenos blancos que controlan el quemado gracias a la activación del control inteligente de luz.
Por desgracia y de momento, el HDR no ha podido ser probado al carecer nosotros de alguna fuente con este contenido. En cuanto lo probemos será actualizado este análisis de la 55PUS6401 con los comentarios oportunos.

Finalizamos el análisis de la imagen hablando del ambilight. Si ver cine en televisores no tiene ninguna ventaja respecto al cine (excepto en comodidad), el sistema de luz ambiental de Philips es lo único que puede dar una ventaja real a nuestro salón respecto a una sala comercial. El ambilight, ayuda a crear ambiente e inmersión de una forma única y en este modelo concreto está bastante bien resuelto. Cierto que sólo posee ambilight a dos lados (laterales) pero, el funcionamiento de este es magistral y además, aporta un alto rango de configuración al poder ajustarlo en modos (ambiente, relax, natural, vivo, etc.); en brillo, en intensidad de color, en tipo de funcionamiento (mediante imagen, sonido, aleatorio, color); y hasta configurándolo respecto al color de nuestra pared de fondo para dar el color exacto requerido en cada situación.


Por todo lo dicho en calidad de imagen, por el ambilight y más en  concreto por estar ante una gama económica, está serie 6400 2016 de Philips, es la mejor opción actual para ver cine en casa.



Smart TV


En menor medida, vamos a analizar también otros aspectos del equipo aunque no sean clave 100% para el cometido cinematográfico que tiene está review. Aún así, el Smart TV tiene un cometido clave y es, poder disponer de videoclubs online y de canales como Netflix, Wuaki y demás VOD similares. Decir que el S.O. elegido es Android en su versión 5.1 aunque Philips ya ha anunciado que actualizará a 6.0 Marshmalow. Para correr este S.O. se ha recurrido a una CPU Mediatek de 4 núcleos de la serie 8 lo que asegura fluidez en todo momento. 8 Gb de memoria interna (ampliable mediante puertos USB) para descarga de apps o grabación de contenido más 1Gb RAM, hacen que este modelo se encuentre preparado para varios años.
Android TV  es una puesta sólida de futuro que debe ir mejorando en catálogo durante los próximos años.


Volviendo a Netflix como app estrella actual para visionado de series, decir que funciona a 4K y ya podemos disfrutar de varias series y películas en este formato. El HDR en este momento aún no se encuentra disponible. 
La calidad de imagen es más que aceptable, sin duda aún falta por ver un 4K puro con alto bitrate que veremos en el futuro Ultra Blu-Ray pero, el actual 4K emitido por Netflix da un salto más allá a la imagen actual que se diferencia sobre todo en el color y la nitidez de la imagen gracias a las 2160p que posee.
Por supuesto, servicios como Youtube también ofrecen contenido 4K pero fílmicamente hablando, sólo Netflix da esta opción.



Sonido


En este apartado hay que dejar claro que el sonido del televisor no es suficiente para disfrutar de cine pero, que quede claro que ni este ni ningún otro. Todos los televisores actuales necesitan de una barra de sonido externa para la experiencia cinematográfica y este no se libra de ello.
Para ver canales de televisión normal este modelo con solo 10 watios de potencia deja buenas sensaciones gracias a modos como el sorround o el clear voice.



Detalles finales


Finalizamos con aspectos inocuos para la calidad de imagen como es el diseño, el cual, es más que aceptable para su gama de precio. Dos peanas de aspectos metálico a los lados dan ese toque premium habitual que se reafirma con los delgados marcos y el logotipo flotante y luminoso de Philips en la parte baja del televisor. 
4 HDMI dos de ellos 2.0a, 3 USB uno de ellos 3.0 y las habituales conexiones a las que se le suma un buen WiFi (la Philips PUS6401 emite Netflix a 4K vía WiFi mediante un router situado a dos habitaciones de distancia), terminan por completar una buena lista de características a las que se le suman los ya citados 4K, HDR, 350 nits y 10 bits de color.
De este modo, finalizamos nuestro análisis review y pasamos a dejaros con imágenes y setups o configuraciones del panel.
Por cierto, ya que estamos, nos gustaría antes de irnos acordarnos de los amantes del videojuego diciéndoles que toda la nueva parrilla de televisores Philips goza de un input lag de 35 milisegundos, una cifra más que aceptable hasta para el público más hardcore o profesional.


Puntuación: 9


Calibración




Imágenes








4 comentarios:

  1. Habrá que ver como se desenvuelve frente a la nueva gama Samsung 2016

    ResponderEliminar
  2. Estamos muy atentos a la serie KU6000 de Samsung, otro modelo 2016 que lleva 4K HDR a un precio inferior a los 1200€ en tamaño 55".

    ResponderEliminar
  3. Creo que todas las 6401 y 6501 llevan panel IPS, no VA, por eso la viste con tan buena visión lateral, y negro grisaceos, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fuente oficial nos dice que lleva VA, pero cierto que la sensación es más propia de un IPS

      Eliminar