jueves, 28 de abril de 2016

Crítica 'Capitán América: Civil War' vs 'Batman v Superman' (superhéroes, 2016) | by Cinematte


Puntuaciones: *****

Se dice que la verdad siempre depende de quien la cuenta, que no hay verdades o mentiras sino puntos de vistas diferentes. También se dice que las dualidades son leyes natura y que sin "bien" no hay "mal" y viceversa. Por eso, y porque siempre hubo Beatles y Rollings, Izquierda y derecha o Madrid y Barsa, queremos llevar nuestra crítica a un vs extremo, a una Guerra civil entre Marvel y DC.


No descubrimos nada nuevo si decimos que Batman vs Superman y Capitán América: Civil War parten desde una misma base, la de contemplar la justicia desde dos puntos vistas muy diferentes. Con esta premisa y al igual que Superman y Batman buscaban el mismo fin pero con distinta manera de proceder y por ende lo mismo en el caso de Iron-Man y el Capitán América. Marvel y DC se comportan exactamente igual, ya que ambas buscan el mismo fin (la taquilla), pero desde posturas e ideas muy diferentes.

Lo primero a decir es que la obra de DC Warner nos parece más artística, creativa y personal pero, la de Marvel Disney más acertada, inteligente y sobre todo entretenida. No vamos a decir que una es mejor que otra ya que ambas nos parecen muy correctas aunque si bien, la obra de Snyder no podrá ser asimilada, apreciada o aprobada por todos, la de los hermanos Russo es una bendición para todos los amantes del género y del cine espectáculo en general.
Por eso, lo inteligente es no tener que elegir. Se puede disfrutar sin problemas de las dos vertientes, y tener una opinión favorable (o no) hacia Batman v Superman sin tener que establecer parámetros opuestos (aunque lo sean) con Capitán América: Civil War.



Vayamos a lo importante: Capitán América: Civil War es totalmente dinámica, apabullante y muy vistosa. Da igual que sea usted del Team Iron Man o del Team Capitán. Se lo va a pasar en grande. Tras lo mostrado en la muy disfrutable Los Vengadores 2: La era de Ultrón (2015) , la nueva cinta (donde Joss Whedon deja paso a los hermanos Joe y Anthony Russo) arranca en el punto donde quedó la anterior y tras un suceso de la misma.
En cambio, Batman vs Superman que también  arranca desde un punto y de un suceso de la anterior (El Hombre de Acero), y que nos parece apabullante e incluso más vistosa aún, no podemos decir lo mismo sobre el dinamismo, el cual si cae con K.O. directo ante la nueva obra de Marvel.
Los hermanos Russo muy al contrario de Zack Snyder, no se andan con rodeos. Toman el mando y se apuntan a un festival completo desde su prólogo mostrando un perfecto Soldado de Invierno en una subtrama clave, y adelantando todo lo que este hecho inicial desencadenará después. Capitán América: Civil War es dinamita pura casi desde el principio. Volvemos a ver Los Vengadores en acción casi desde el arranque, cosa que se agradece como presentación. Una vez empieza la acción de verdad el espectáculo no deja de fluir y es fascinante. Por el contrario, BvS pausaba demasiado su inicio alargando quizás el drama interior en detrimento de la diversión pensando quizás más en el legado dejado por El Caballero Oscuro de Nolan que en los propios gustos del espectador de este tipo de cine.


Y como es habitual, en Capitán América: Civil War la luminosidad brilla en todo momento. Es una luminosidad visible en su fotografía, en su humor soterrado, en los chascarrillos entre sus valiosos personajes. En cambio, la luminosidad no forma parte de la obra de DC y los chascarrillos sobran cuando se producen.
Otro de los detalles de Civil War son sus personajes y el exceso que producen tanto para bien como para mal en ocasiones. La aparición de tanto personaje puede crear cierta sensación de confusión, algo que no ocurre con Batman vs Superman donde queda claro en todo momento sobre quien gira el film siendo los demás personajes un simple anécdota durante la mayoría del metraje.

Parece pues que Marvel ha dado con un punto equilibrado y ha hallado el sitio perfecto para agradar a las masas con su mezcla de buenas peleas, situaciones de tensión, diálogos ácidos y el retrato de las luchas de poder de los dos héroes principales: Iron Man y Capitán América (los mejor dibujados, por muchos motivos). Ego contra ego de dos grandes personajes y que se traduce en pantalla en sensaciones de entretenimiento y diversión. En cambio, a DC se le ha visto un poco torpe a la hora de agradar a las masas centrándose quizás demasiado en la interioridades y dejando el espectáculo para momentos muy concretos.

Pero, es en el terreno artístico y creativo donde DC brilla y relega a Marvel a la vulgaridad. Los entornos, los espacios y los personajes ideados por Warner tienen un mayor peso estilístico y visual que los de Disney, los cuales son más canónicos y simples.
Por eso, salvando que son más o menos coincidentes en el tiempo y tratan sobre superhéroes y sus dualidades, poco más tiene que ver Batman v Superman con Capitán América: Civil War.
Lo único en lo que pueden ser similares es en la idea claro está de arrasar en taquilla y en ese citado concepto interior que ambas poseen y que ya provenía de la gran novela gráfica de Watchmen de Alan Moore: ¿De verdad los héroes protegen a la Humanidad o sus actos pueden traer consecuencias devastadoras para los seres humanos? Que se lo digan a La Bruja Escarlata y al mismo Superman.

1 comentario:

  1. sin duda a mi siempre me a gustado más superman y batman ya que es donde más peliculas se han estrenado en el cine, pero suerte a las dos, gracias.

    ResponderEliminar