domingo, 10 de enero de 2016

Las mejores producciones (películas) de 2015 para Cinematte


Una vez pasado todo el vendaval de listas de lo mejor de 2015, pasamos a elegir lo que para Cinematte han sido los 5 mejores films de la segunda mitad de 2015. Lo primero que queremos decir es que estamos ante 5 títulos históricos que confirman que el cine está en plena forma tanto en calidad como en variedad.

Cuando hablamos de segunda mitad de 2015, estamos refiriéndonos a todos los estrenos del recién pasado año contando desde la entrega de los Oscar. 
Como sabemos, los Oscar (marzo y abril) cierran el año que les antepone lo que una vez finalizada la entrega de premios (realmente un poco antes que es cuando se cierra el plazo de presentación de títulos), ya nos encontramos ante las producciones de la nueva temporada y esta, es la que vamos a premiar nosotros hoy.
Para no alargar la lista, únicamente queremos dejaron con 5 obras aunque eso sí, 5 obras muy impactantes en todos los sentidos y las cuales han llegado al sobresaliente en nuestra puntuación, concretamente, un 9 todas. Aún así, queremos establecer un orden de calidad clasificandolas de muy buena (la 5ª) a mejor de todas (la 1ª). Y eso vamos a hacer ya.

El Ranking


-Empezamos con nuestro número 5, el cual le corresponde a una producción de 2015 que verá la luz en nuestro país, el próximo día 22. El film en cuestión es 'La Juventud' de Paolo Sorrentino, una obra puntuada con 9 y que representa de la mejor forma posible las inquietudes del cine europeo actual. Belleza, calma, clasicismo y un aura de solemnidad que recoge lo mejor que el cine italiano ha dado durante las ultimas décadas.

-Seguimos con otro 9 totalmente en las antípodas de este y es ni más ni menos que El Despertar de la Fuerza de J.J. Abrams, la película del año en cuanto a popularidad y un film que personalmente nos ha apasionado. Creemos que el director de Super 8 lo tenía muy difícil a la hora de retomar la saga más famosa de la historia del cine pero aún así, ha podido y ha sabido contentar a todos en una obra de una simplicidad aparente perfecta para el público de masas pero, una complejidad mucho más disimulada que ha acabado de contentar a los cinéfilos más expertos y los fans de la franquicia.

-En tercera posición nos vamos a oriente para elegir una obra de espada a la que también dimos un 9 en su momento. The Assassin es un una joya que desde hace más de siete años estuvo tallando el director taiwanés Hao Hsiao-Hsien. Afincada en el Wuxia, la obra alcanza obras de belleza que sólo el cine oriental puede conseguir. Lo mejor, es que el film alcanza además la madurez en todos los aspectos y se convierte en la mejor representación de este género tan clásico del cine oriental. Así, The Assassin es una obra perfecta que representa de la mejor manera su lugar de origen.

-Y llegamos al puesto dos y a la obra que más ha sorprendido al público que acudió en masas a verla. Hablamos de la modernización por parte de George Miller de su obra más icónica. Mad Max: Furia en la carretera es una de esas obras que marca un antes y un después, es una obra fundacional que marca un nuevo estilo pero que jamás podrá volver a ser imitada en calidad (nos atrevemos a decir que ni incluso por su creador). Mad Max es pura modernidad en una road movie apocalíptica y frenética que es ya un clásico moderno del cine y obra de culto por igual manera. Otro 9 que no nos cansamos de ver.

-Y para el número 1 de la lista nos vamos a una obra elegida tanto por lo que es como por lo que supone que puede ser el próximo trabajo de su director. Y es que, Sicario, es obra de Denis Villeneuve, el cual ha sido elegido para llevar a cabo la continuación de la obra culmen Blade Runner. Pero aparte de lo que puede llegar a ser Blade Runner 2, hemos de decir que Sicario es una obra maestra en letras mayores tanto en su construcción narrativa y visual, como en la creación de personajes, ritmo y tensión. Pero además, Sicario tiene el honor de poseer la mejor escena del año esa, en que nuestra protagonista sube a una azotea en pleno atardecer para observar unos apocalípticos "fuegos artificiales". Sencillamente mágico.

La lista


5º 






Y esto ha sido todo. Ahora os dejamos con las críticas de los 5 mejores film de 2015 para Cinematte:


Críticas

La Juventud


Puntuación: 9


El 22 de enero se estrena en España el film que ha arrasado en los premios repartidos en territorio Europeo. Paolo Sorrentino tras  La Gran Belleza vuelve a convertirse en el autor de moda en nuestro continente y posiblemente en el director que mejor refleja la belleza en todos los sentidos. Ahora, regresa con una historia conmovedora en la cual, el erotismo y la belleza vuelven a ser una pieza fundamental del metraje.


Un balneario de auténtico lujo, situado en los Alpes suizos, es el lugar ideal donde internarse en busca de un receso. Allí acuden diferentes personalidades, casi todas relacionadas con el mundo artístico para recuperar el encanto que han dejado escapar en sus vidas, desgastadas por un sentimiento de desencanto. Fred Ballinger (Michel Caine) es un aclamado compositor de música ya retirado, que lleva frecuentando el hotel desde hace más de cuarenta años. Esta vez le acompaña su hija (Rachel Weisz) y uno de sus amigos de toda la vida, Mick Boyle (Harvey Keitel), un ya veterano director de cine.
Así con esta propuesta inicial, Sorrentino nos deja un espacio para reencontrarse y reflexionar sobre los días pasados, recordar momentos y plantear con sinceridad como deberían ser sus días venideros. Este espacio citado se convierte pues en un regenerador, un limpiador de impurezas que sirve a modo de purgatorio terrenal donde redimir los pecados y volver a encontrar el impulso vital.

Youth está llena de sus conversaciones y reflexiones acerca de la finitud de la vida, más como una mirada al pasado que al futuro. A través de una inteligente retórica y una estética cuidadísima, Paolo Sorrentino mantiene su sello y pulso filmando tanto exteriores, en ese jardín del edén suizo, y en interiores, donde los personajes se desnudan de manera espiritual y física.
Pero, como hemos dicho, la belleza es clave en la obra y su director vuelve a delinear un cuadro lleno de simetrías donde la limpieza de líneas se mezcla con lo voluptuoso y barroco, y donde una vez más, la música cobra el protagonismo principal para dejarnos una ópera visual y fílmica donde el cruce de miradas y el desnudo de los cuerpos silentes, huyen de lo prosaico para conseguir elevar su discurso existencial.


El Despertar de la Fuerza


Puntuación: 9


+ Todo
- La ausencia de sorpresa que tuvo el film original en el 77.

Ya somos uno de esos seres afortunados. Unas horas antes del estreno al público hemos podido comprobar en primera persona las promesas del nuevo capítulo de Star Wars y realmente esto merece un análisis o crítica tan especial, que queremos dejarlo para más adelante y librar a lectores de cualquier spoiler posible. De este modo, hoy publicamos una pequeña reseña crítica donde dejar una opinión muy liviana de la grandeza de El Despertar de la Fuerza.


Lo primero a decir es que todo está ahí. La saga clásica florece en lo que ya es un capítulo más de la misma con la mayoría de sus virtudes y sin apenas alguno de sus defectos. Sin duda J.J. Abrams, Lawrence Kasdan y pensamos que en alguna medida también George Lucas, han sabido recrear a la perfección el espíritu y la puesta en escena de la obra original donde los personajes, los giros de guión y los efectos visuales físicos, nos hacen transportarnos durante poco más de 2 horas a un universo de diversión, sueño, fantasía y entretenimiento sin lapsus, que no veíamos desde El Retorno del Jedi pero eso sí, ahora sin lo errores de aquella.
Y es que las tonterías se han acabado. Las concesiones infantiles a la taquilla, el aroma a rancio, las malas interpretaciones, las situaciones dramáticas irracionales y demás absurdos narrativos que a día de hoy son muy evidentes en la obras originales, han pasado a mejor vida ya que El Despertar de la Fuerza como hemos dicho goza del impacto mágico y "starwarsiano" original, pero con una seriedad narrativa y con un cuidado tan extremo en su puesta en escena y en sus apartados técnicos y artísticos que casi me atrevería a decir que es el mejor blockbuster moderno del cine.


El Despertar de la Fuerza no busca la profundidad dramática o psicológica de obras como el Batman de Christopher Nolan, pero sí es muy respetuosa con el cinéfilo y el público adulto sin olvidar que su máximo objetivo es la diversión y la recreación de un universo tan especial, que sólo el cine puede mostrar y además sólo en muy pocas ocasiones.
De este modo me atrevo a decir que en la carrera de premios para 2016 tanto el reboot de Mad Max como la continuación de Star Wars, podrían competir de tu a tu con las obras más cahieristas, conceptuales o canónicas en este tipo de certámenes.
El Despertar de la Fuerza no tiene que envidiar en nada en cuanto a lenguaje cinematográfico a obras más reputadas en este sentido y su inferioridad en apartados como el dramático o el interpretativo (aunque Daisy Ridley bien podría optar al Oscar) queda paliado por una monumentalidad clásica en su filmación que ya pudimos disfrutar en grandes obras de la talla de 'Lo que el viento se llevó', 'Ben-Hur', 'Titanic', 'E.T.', 'El Señor de los Anillos' o la misma 'La Guerra de la Galaxias'.
Estamos por tanto ante una película que se centra claramente en la búsqueda del entretenimiento y no en la profundidad de una cinta de arte y ensayo, pero con un trabajo tan milimétrico detrás para mantener la esencia pura que contenían las películas originales de George Lucas que debe ser tratada con el respeto y la seriedad de cualquier otra obra clave de este 2015.


Viendo el aspecto visual que ha trabajado J. J. Abrams, es satisfactorio comprobar que quedan lejos los batiburrillos de efectos digitales acercándonos mucho más a "fisicidad" de las primeras sobre las que además encontramos muchísimas referencias contenidas que buscan directamente el agrado de los fans.
Pero es que además, la magia de creación de personajes (ojo, que las tan criticadas precuelas también dejaron nombres interesantes como Qui Gon Jin, Darth Maul o el joven Obi Wan) ha vuelto a funcionar y entre los nuevos rostros destaca ampliamente la joven chatarrera Rey (Daisy Ridley), seguida del experto piloto del escuadrón negro Poe Dameron (Oscar Isaac) y el renegado Finn (John Boyega), que aunque de momento parece un mero receptor de los momentos humorísticos, deja claro que su crecimiento y entidad, han sido preparados y concebidos para las continuaciones. Por supuesto que nadie se olvide de BB8 porque si antes de ver las películas ya era uno de los juguetes más vendidos, tras verla va a ser el objeto que todos querrán tener.

Al ser un primer episodio de una nueva trilogía la historia se centra mucho en la presentación de personajes, alguno sorprendente, pero por supuesto, también tenemos el esperado regreso de los personajes míticos donde vuelve a llevarse la palma Han Solo. Luke en cambio ejerce de mero Mac Guffin y su ausencia nos tiene atrapados durante toda la película con enigmáticos interrogantes ¿Dónde está? ¿Qué pasó con aquel caído alumno Jedi? ¿Por qué sólo queremos que llegue el episodio VIII para solucionar este enigma? 
De este modo Abrams ha conseguido revitalizar el mito y arrancar una nueva e interesante historia de la saga y sacarse de la chistera a Kylo Ren (Adam Driver), un villano muy bien trabajado y digno sucesor de Darth Vader, del que cabe esperar mucho más en siguientes entregas.


En cuanto al resto de nuevos incorporaciones, volvemos a ver la esencia de la saga con personajes secundarios que aportan ese exotismo que tanto nos gustó desde siempre. Maz Kanata (Lupita Nyong'o), Snoke, el Lord Supremo (Andy Serkis y sin duda el menos acertado) o el cameo de Max von Sydow, ayudan a potenciar la sensación de magnitud y amplio universo que suele tener la franquicia.

Y concluimos diciendo que El Despertar de la Fuerza es a modo personal el mejor film de Star Wars hasta la fecha o al menos, el único capaz de competir de tú a tú con El Imperio Contraataca y que únicamente el conservadurismo y la falta de sorpresa de la que gozó La Guerra de las Galaxias en 1977, le pueden quitar ese halo de mito fílmico que tuvo el film original. La Fuerza y oscuridad con que han recreado los sables de luz; escenas como un plano secuencia del Ala X de Dameron mientras es observado por Finn; las batallas aéreas; el reflejo de los sables luz en las pupilas de los protagonistas; el misterio de Luke Skywalker; el personaje de Rey; la escena inicial del Stormtrooper renegado manchado en sangre; el eco constante al episodio IV; Kylo Ren; el trepidante ritmo narrativo; el contraluz de los Tie Fighter llegando a la base rebelde; los efectos visuales a base de maquetas, maquillaje y un cgi muy bien trabajado (a excepción de Snoke); las dosis muy justas de humor para suavizar momentos más oscuros; BB8; son algunos de los aspectos destacados de un film casi perfecto que ha devuelto la entidad pérdida a la saga de las sagas.

Ahora os dejamos con un pequeño análisis de la estructura de ecos usada en el film.




Análisis y curiosidades CON SPOILERS de El Despertar de la Fuerza y La Guerra de las Galaxias.



Star Wars siempre ha sido un eco de si misma, una saga que ha sabido jugar con su propio universo y usarlo a modo de arma para la fandomia y como autocreación de su mito y leyenda. Los films originales se homenajeaban a si mismos y las precuelas fueron un eco constante de la saga clásica. Ahora, El Despertar de la Fuerza pretende ser la resurrección de La Guerra de las Galaxias y para ellos recurre al eco y al homenaje como elemento clave de su estructura narrativa. Sin más, pasamos a desvelar algunos de estos ecos narrativos y visuales.


Poe Dameron entrega a BB8 un mensaje (en este caso un mapa) que es fundamental para la Alianza. Como vemos es un eco directo al mensaje dado por Leia a R2D2 en La Guerra de las Galaxias.
El desierto de Jakku es un eco claro del desierto de Tatooine y un eco que se fortalece con la presencia de BB8 y R2D2 ambos en busca del remitente y ambos capturados por chatarreros y liberados por el protagonista del film (Luke y Rey).
La presencia de un actor veterano de renombre. Max von Sydow en El despertar de la Fuerza, Alec Guiness en La Guerra de las Galaxias.
El Halcón Milenario como nave y elemento para abandonar el primer acto del film (Jakku y Taooine). Una vez dentro de él los ecos son constantes con: averías continuas; usar el departamento de carga como escondite; el "ajedrez" (dejarik) de bestias; y el detalle de su nuevo radar, rectangular en vez del redondo de la trilogía original.

La nueva cantina del palacio de Maz Kanata es otro de los grandes ecos a la cantina original de Tatooine.
Vemos también como la protagonista es torturada por el villano en una silla de tortura para obtener el lugar de la información robada.
El Ataque a la Starkiller es otro eco directo al ataque de la Estrella de la muerte: el punto flaco; el recorrido hacia él; el grupo de pilotos y la huida y destrucción es un puro calco del original aunque siempre, con un planteamiento distinto que no lo hace ver como una copia sino como un homenaje constante. 
La huida del protagonista de la Starkiller en El Despertar de la Fuerza y del crucero imperial en La Guerra de las Galaxias. El almirante al cargo de las mismas naves es otro de los ecos (Hux y Tarkim). La holografía del verdadero lider del Imperio y ahora La Primera Orden. Es decir El Emperador en una y Snoke en la otra. La perdida de un personaje clave; muchas set pieces de la BSO; el sol de Jakku y los soles de Tatooine; el héroe solitario con poder de la Fuerza perdido en el desierto y que sueña con algo más; el héroe que comercia y trabaja con chatarra; Han debe una deuda a un contrabandista; la base rebelde un un lugar lleno de vegetación; el arma de Chubie; la presencia del padre simbólico (Han y Ben); Darth Vader y Kylo Ren agarrando del cuello a uno de sus soldados; el asentamiento arrasado por las tropas de asalto; los radares de las naves; trituradores de residuos; y algún otro detalle que no podemos destapar por ser spoilers demasiado irritantes para el lector.


The Assassin


Puntuación: 9


Análisis crítica puntuación y reseña de Estreno semanal. Primero, en el año 2000, nos llegaría Tigre y Dragón. En ella el director Ang Lee dejaba claro que el cine de espada oriental también podía ofrecer calidad fílmica y despertar pasión en los sectores más elitistas de la crítica occidental. Dos años después y tras el éxito de esta historia (incluso en los Oscar), nos llegaría otra visión de Wuxia esta vez bajo la preciosa mirada de Zangh Yimou, un habitual de los festivales de renombre que también demostraba que la fantasía, la espada y la acción no estaban reñidas con el arte y con la narrativa visual. Finalmente, en el 2013, otro nombre clave en los festivales de cine, el de Wong Kar-wai, se aventuraba esta vez con menor fortuna a intentar elevar el noble arte de la lucha al estatus de obra maestra.



Pues bien, la tradición continua y es ahora otro director reputado en el cine "culto" y en la repipi ala de la burguesía critica, quien vuelve a adueñarse de la espada, para dejarnos la que posiblemente sea la obra maestra definitiva de este género. Estamos hablando de 'The assassin', una joya que desde hace más de siete años lleva tallando el director taiwanés Hao Hsiao-Hsien.
Se supone, y así lo ha declarado el propio director, que la idea es convertir a su propio lenguaje un género cinematográfico que lleva con él desde niño. Y es aquí donde el veterano cineasta de 68 años recupera cada escena de artes marciales contemplada desde la excitación de la infancia.

Lo que hace el director es básicamente reinventar un género entero a la vez que propone al espectador una nueva forma de mirar entre la alucinación y la simple magia y convertir el color, la acción, el movimiento y el plano, en una perfecta composición visual dotada de vida e historia propia en cada una de sus secuencias.


Al igual que un pintor dedica meses o incluso años de su vida a componer una obra, Hao Hsiao-Hsien cuenta como el rodaje se alargó hasta cerca del infinito porque cada plano exigía una precisión interna inédita. Y eso, en efecto, se aprecia en la construcción de un laberinto traslúcido por el que navega la mirada del espectador completamente perdida. Al igual que en su día un espectador deambulaba perdido ante la arriesgada propuesta del Guernica o ante las líneas y trazos de las obras de Kandinsky, ahora el público asistente, permanece errante y aturdido pero totalmente atrapado ante una propuesta visual y sonora que le parece familiar pero a la que no llega a emparentar con nada visto hasta la fecha. El espectador se siente colono por primera vez desde hacía muchos años.


'The assassin' es la historia, situada en el siglo IX, de una joven secuestrada por una bruja. La heroína crecerá en la sabiduría milenaria de la muerte cierta. Cuando la maestra obligue a su pupila a volver a su tierra para acabar con la vida de los que tiempo atrás fueron los suyos ya nada tendrá remedio.

En realidad, y al igual que en un cuadro, el argumento sobra como elemento clave para pasar así a un segundo plano que deja el protagonismo a una fuerte y novedosa propuesta visual que parece ideada para que nos perdamos embriagados de, algo que no podemos describir ni puntuar, puesto que no hay referente hasta la fecha. Y si nos atrevemos a dar nota a este "film", no es dentro de un baremo fílmico, sino de uno artístico y mucho más general porque al igual que como Yimou dejó sus labores de cineasta para ocupar la de artista visual en aquella ceremonia de apertura de los JJOO de Pekin, ahora Hao Hsiao-Hsien hace lo propio en esta experiencia fílmica que no os podéis perder.


Mad Max Furia en la Carretera



Puntuación: 9

Análisis crítica puntuación y reseña. Es difícil salir de ese salvaje e infinito desierto de arena e incluso quizás, es que no me apetece abandonar y despedir ese salvajismo que Mad Max despierta en cada uno de los que nos atrevemos a pisar ese inhóspito paraje convertido en oasis del apocalíptico plantel de cine espectáculo que habita en nuestras salas.

Y es que ese desierto donde se ambienta Mad Max, es pura belleza y puro color dentro del árido panorama que cada año despliega el plantel de blockbusters veraniegos. Mad Max es una puta y jodida maravilla visual, es un puto espectáculo narrativo y un film de culto desde que asomó el primero de sus fotogramas. Mad Max furia en la carretera es la puta obra maestra de un genio llamado George Miller.

Y ahora volvamos al aburrimiento y al canónico mundo real para decir que Mad Max: Fury Road es lo que esperábamos de un reboot salido de la cabeza de Miller. Espectacular en todos los sentidos y, sin duda, el reclamo perfecto del cine post-apocalíptico que en su día empezaba con el mismo personaje.


El film simplemente es lo ya visto, pero llevado al limite, a la hipérbole y a la perfección técnica y visual. La locura, esta vez sobrepasa el límite de lo razonable con dos horas de persecución en la que esa sensación de desasosiego se mezcla con un caos que nunca termina. En este nuevo caos salido de la cabeza de Miller, volveremos a encontrarnos con Max, una reinterpretación del personaje de Gibson de la trilogía original protagonizado esta vez por Tom Hardy, con Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne, quien interpretó al villano Toecutter y jefe de The Acolytes en la entrega original de Mad Max), señor de los War Boys como antagonista y Imperator Furiosa (Charlize Theron) como núcleo central de esta entrega; porque es a través de los ojos y de la historia de Imperator Furiosa de quién conoceremos esta nueva locura. Así que es de agradecer que en un universo como el de Mad Max, donde la testosterona, los motores V8 sobrealimentados y el olor a gasolina y a óxido, se haya dado el peso protagonista de esta nueva entrega de la franquicia a un personaje femenino.


Pero lo mejor de todo, es esa sensación de estar de vuelta a los orígenes del cine de acción. Ese regreso a las bases establecidas pero siempre ante algo novedoso que no tiene referencias pasadas. Mad Max es novedoso para todo aquel que no vivió aquella mítica época de trash, serie B y cine de acción, pero por suerte, también es novedoso para todos los que si la vivimos. Fury Road es un eco en el presente que recuerda a la trilogía que hizo famoso a Gibson pero con un planteamiento diferente, mucho más distópico, mucho más violento, y en definitiva, mucho más elaborado. Una película en la que cada pocos minutos crees que ha llegado a su punto álgido pero rápidamente aparece algo lo suficientemente épico para dejarte con la boca abierta.

Mad Max: Fury Road es simplemente el blockbuster más salvaje del siglo y un fantasma en la cartelera actual.


Sicario


Puntuación: 9


Denis Villeneuve es el hombre y el nombre de moda. Tras varios trabajos podríamos decir de escasa presencia a nivel mediático, pasó gracias a la película Prisioneros a ser uno de los hombres de moda. Ahora, tras haber sido elegido para realizar Blade Runner 2 ya podemos decir que no es uno de los hombres de moda, sino el "hombre". Antes del estrenó de la famosa secuela, el director nos tranquiliza con el estreno de Sicario y nos confirma que ha sido sin duda la mejor elección para el regreso de los replicantes a escena.


Mañana llega a los cines españoles ‘Sicario’ y la película ha gozado de una muy buena acogida en Estados Unidos, donde ya ha recaudado casi 45 millones de dólares –en el resto del mundo casi otros 30-, aunque en Lionsgate confiaban tanto en ella que decidieron dar luz verde a una secuela tras estrenarla inicialmente de forma muy limitada.

La crítica


Emily Blunt, Benicio Del Toro y Josh Brolin son el trio protagonista de una película que se perfila como uno de los estrenos más interesantes de lo que queda y va de año.


‘Prisioneros’ (Prisoners) y ‘Enemy’ nos convencieron de que no nos podíamos perder ninguna película que estrenase en el futuro Denis Villeneuve por ello, ‘Sicario’ se convirtió en uno de los títulos que teníamos marcados en rojo en nuestra agenda.
El realizador canadiense vuelve a aventurarse en los terrenos de el thriller, pero esta vez apuesta por un realismo sucio y turbio que convierte a ‘Sicario’ en un thriller de primera y en una de las mejores películas de 2015 por mucho que todo lo que nos cuente nos sepa a ya visto en no pocas ocasiones. 

Si en Prisioneros se nos mostraba una de las secuencias más impactantes del cine moderno en aquella travesía nocturna final en coche bajo la lluvia, en el nuevo film y bajo la lente de Roger Deakins, Villeneuve nos asegura que Blade Runner está en buenas en cuanto a impacto visual se refiere. Director y operador de fotografía crean un perfecto clima turbio que sobrevuela en todo momento la obra y al igual que la escena mencionada de Prisioneros, aquí volvemos a ver secuencias hipnóticas como el tiroteo dentro del túnel que adquiere una fuerza especial que hacen únicas algunas escenas de este director.


Además, como ya ocurriera en sus otros dos films citados, la tensión narrativa está asegurada desde el inicio hasta el final a lo que se suma el gran trabajo tanto de Emily Blunt como de Benicio Del Toro y Josh Brolin, aunque justo es reconocer que es ella la que realmente sostiene el peso dramático de ‘Sicario’ y que su interpretación resulta impecable para conseguir una mayor implicación del espectador, pues vamos descubriendo la triste realidad al mismo tiempo que Kate lo que ayuda a que gracias a su buen trabajo, sintamos ese impacto y sorpresa de igual forma que lo hace su personaje en el film. Por su parte, Del Toro juega muy bien con el misterio alrededor de Alejandro, mientras que Brolin es un malnacido engatusador de lo más convincente.

En definitiva, ‘Sicario’ es un thriller de primera categoría gracias principalmente a la excelente sintonía entre puesta en escena, dirección de fotografía, banda sonora y trabajo de su trío protagonista, por lo que se convierte en una de las mejores películas de lo que llevamos de año y un aperitivo perfecto de la esperada continuación de Blade Runner 2.


La sinopsis de 'Sicario'


En la zona fronteriza sin ley que se extiende entre Estados Unidos y Mexico, Kate Mercer, una idealista agente del FBI, es reclutada por Matt Graver , un oficial de las fuerzas de élite gubernamentales, para ayudar en la creciente guerra contra las drogas. Liderado por Alejandro, un enigmático consultor con un pasado oscuro, el equipo se embarca en un viaje clandestino que obligará a Kate a cuestionarse todo aquello en lo que cree si quiere sobrevivir.

Denis Villeneuve, el director


La nominación al Oscar a la mejor película de habla no inglesa para ‘Incendies’ fue lo que terminó de dar a conocer a Hollywood a Denis Villeneuve. Con anterioridad había rodado otros tres largometrajes en solitario –y varios cortometrajes- que habían gozado de una buena acogida en diversos festivales, pero fue entonces cuando su carrera cambió para siempre, ya que pasó a disponer de mayores presupuestos y la presencia de estrellas en su reparto, pero a cambio decidió sacrificar su faceta como guionista para poder centrarse en su carrera como director.
‘Prisioneros’ (Prisoners), ‘Enemy’, ‘Sicario’ y las próximas ‘Story of Your Life’, una cinta de ciencia-ficción liderada por Amy Adams y Jeremy Renner y ‘Blade Runner 2’ que protagonizarán Harrison Ford y Ryan Gosling son sus cartas de presentación.

El reparto


Emily Blunt debutó como actriz en 2003 con la Tv Movie ‘La Reina de la Guerra’ (Boudica), pero no tardó en hacerse un hueco en producciones más ambiciosas como ‘El Diablo viste de Prada’ (The Devil Wears Prada), ‘La Guerra de Charlie Wilson’ (Charlie Wilson’s War) o ‘El Hombre Lobo’ (The Wolfman). Eso permitió que poco a poco fuera convirtiéndose en un rostro más popular para el gran público, algo que ha ido a más gracias a cintas como ‘Looper’ o la notable ‘Al Filo del Mañana’ (Edge of Tomorrow).

Hace ya casi 15 años que Benicio del Toro logró un muy merecido Oscar por su participación en ‘Traffic’, pero con anterioridad ya se había dejado ver en títulos tan conocidos como ‘Licencia para matar’ (Licence to Kill) o ‘Sospechosos Habituales’ (The Usual Suspects). ’21 Gramos’ (21 Grams), ‘Sin City’, las dos entregas de ‘Che’, ‘Guardianes de la Galaxia’ (Guardians of the Galaxy) o ‘Un Día Perfecto’ (A Perfect Day) son sólo algunos de los títulos más destacados en los que ha participado desde entonces.

Brolin por su lado aún tiene en cartelera ‘Everest’ y durante los últimos años ha sido muy prolífico, ya que le hemos podido ver en títulos como ‘Men in Black 3’, ‘Oldboy’, ‘Gangster Squad’ o ‘Mi nombre es Harvey Milk’ y por supuesto en su papel estrpasó ‘No es país para viejos’ (No Country For Old Men).