miércoles, 25 de noviembre de 2015

Guia y análisis crítico de Jessica Jones de Netflix | Luke Cage, Hellcat y Killgrave | La Serie


Jessica es una victima de abuso, sufre de estrés postraumático, es alcohólica, y no tienen ni una sola relación personal estable en su vida. Jessica está rota, y aunque en su mente está años luz de ser una heroína, su comportamiento es, en la mayoría de los casos, bastante heroico. Jessica está ausente del mundo y de los que la rodean y aman pero, el público no tiene la culpa de eso.

Y ese es el mayor problema que encontramos en Jessica Jones, que ese hermetismo que la protagonista parece tener dentro de la historia, también lo proyecta hacia el exterior, hacia la cuarta pared. Y es que, el público no adentrado en el universo escrito del personaje, quedará totalmente ausente de el universo que Netflix pretende crear pero que parece, no pretende explicar.
Pero, para eso estamos nosotros, para poder aclarar muchos de los sucesos y personajes que la serie se empeña en camuflar.

3 Héroes y un villano


En Jessica Jones podemos ver a 3 héroes y un villano clave del universo cómic o escrito de Marvel.
Jessica Jones claro está es el primer superhéroe al que debemos mencionar.

Estamos ante un personaje de la Marvel Comics creado en el año 2001, lo que nos lleva a uno de los héroes Marvel más jóvenes de la parrilla. Apareció de entrada en la serie de la línea Marvel Max Alias y es también conocida como Safira y Knightress. Era una investigadora que tiene un despacho llamado Alias Investigations y que posteriormente se convierte en heroína, concretamente al poder volar y tener una fuerza sobrehumana.
Actualmente se encuentra casada con el héroe Luke Cage, quien por cierto, es otro de los héroes de esta serie que ahora mismo pasamos a describir.


Luke Cage, nacido Carl Lucas y conocido por un tiempo como Power Man (Poderoso), es uno de los superhéroes Marvel Comics de raza negra más famosos del universo de la gran M. Creado por el escritor Archie Goodwin y el artista John Romita Sr., y editado por el escritor de cómics Christopher Priest, apareció por primera vez en Luke Cage, Hero for Hire #1 (en junio de 1972). Cage fue el primer superhéroe afroestadounidense en protagonizar una serie de historietas que llevaba su nombre en el título.



El tercer héroe semioculto en la serie es Hellcat o Gata Infernal (Patricia Patsy Walker) que aquí la vemos como Trish. Es un personaje de Marvel Comics que debutó como la protagonista de una serie de humor romántico adolescente y luego fue integrada a otras franquicias de superhéroes como Los Vengadores y Los Defensores. Gata Infernal no posee poderes propios, sino que los mismos están en su traje, que aumenta su velocidad y reflejos.




Finalizamos con el villano de la función, hablamos de Zebediah Killgrave, o Hombre Púrpura, un espía soviético que fue enviado a una base del ejército estadounidense donde se desarrollaba un nuevo gas nervioso. Un guardia le descubrió y abrió fuego contra él, pero el disparo impactó en el tanque de gas nervioso que se encontraba detrás de Killgrave, el contenido el cual cayó encima suyo cambiando su piel a color púrpura, y dando el poder de poder influir en el comportamiento de los que están a su alrededor.


Muchos puntos positivos...


Como vemos, Hell's Kitchen es el lugar que Marvel y Netflix está abonando gracias a Jessica Jones y Daredevil para crear un universo propio de héroes y antihéroes que revolución la forma de entender a estos personajes. Netflix quiere un paso más allá en oscuridad y psicología que el que ya diese Marvel a principios de siglo en sus comics o años después DC Warner en sus franquicias fílmicas.
Jessica Jones no es una serie para todo público, es bastante perturbadora, violenta, y pesada de digerir. No es una historia del bueno y el malo, donde el campeón sale victorioso, todos son rescatados por el héroe y al final viven felices para siempre.Jessica Jones es real, a pesar de ser en parte ciencia ficción. No es un ser con superpoderes que busca salvar el mundo, apenas intenta salvarse a sí misma y a los pocos que le importan.

Lo que hace a Jessica Jones tan especial, son los paralelos de esta ficción con la realidad a la que se enfrentan todas las mujeres del mundo toda su vida: el miedo a sentirse indefensas ante un hombre con poder. Si sacamos los poderes de control mental de Kilgrave de la ecuación, nos queda un hombre como cualquier otro que con dinero y poder se puede equiparar bastante. Es un miedo completamente real, con el que es fácil identificarse. No se le puede dar todo el crédito al guión, Krysten Ritter hace un trabajo fenomenal, es como si este papel la hubiese estado esperando toda su vida.

Jessica no busca salvar al mundo, apenas intenta salvarse a sí misma y a las personas que le importan.
Jessica, como todo el que ha sufrido abuso, siente una gran culpabilidad y lucha todos los días por convencerse de que es una victima, pero al mismo tiempo no quiere sentirse como tal para no demostrar debilidad. Jessica es una contradicción ambulante, una mujer que aunque tiene superfuerza y puede "volar" es bastante insegura. Su personaje tampoco vive una transformación drástica y difícil de creer, sino que aprende un poco a lidiar mejor con las cosas y al mismo tiempo recae un millón de veces en malos hábitos.
A pesar de todos sus defectos, Jessica está dispuesta a enfrentarse al mayor de sus miedos no solo para salvarse a sí misma, sino para salvar a otros. Aún cuando sus poderes no le sirvan de nada frente a su enemigo, Jessica decide no huir y enfrentarlo con lo que tenga a la mano, incluida la ayuda de los demás. Esto es precisamente lo que la convierte en una verdadera heroína.
Además de presentarnos un héroe y villano formidables, Jessica Jones también nos muestra excelentes personajes secundarios. Luke y Trish son, cada uno en momentos diferentes y de formas diferentes, el apoyo y compañero que Jessica necesita para, no solo vencer a su enemigo, sino para reconciliarse consigo misma.

Y un pero.


Y tras destacar todo lo positivo nos llega el turno del único pero de la serie y ese es, su ausencia de esencia de superhéroe, la cual queda desvanecida por este hiperrealismo con el que Netflix quiere presentar unos personajes que nacen con la base de ser una escapatoria para los problemas de la vida diaria. Los cómics y el lector de cómics, han elegido de voluntad propia ese carácter fantástico y fantasioso mucho más cercano a la luminosidad que a la oscuridad y por eso creemos, que series realistas, thrillers y policíacos oscuros ya existen por nacimiento propio, por eso, quizás los amantes del cómic pidamos calidad y profundidad, pero sin perder las bases del género, es decir: nos gustan las mayas de los superhéroes y sus colores chillones.