miércoles, 7 de octubre de 2015

Kate Winslet en lencería y protesta para Esquire


Las actrices británicas no entienden la necesidad de estar desnudas para obtener papeles en el cine. Un peaje obligado si quieres ganar una miseria según ellas. Parece que la industria americana exige ese peaje para toda actriz que quiera tener papeles interesantes, algo de lo que actrices como Kate Winslet, se han cansado. Si alguien sigue pensando que Hollywood no es un territorio sexista, que se lo haga mirar: a las repetidas quejas de actrices por el doble rasero de la industria (bien por razones de edad, como denunciaba Maggie Gyllenhaal, bien por temas salariales, bien por un poco de todo), ahora se ha alzado una nueva voz que llama la atención sobre algo que, de tan obvio, puede resultar casi invisible. En términos más sencillos, por qué tantas películas se empeñan en que sus actrices posen dándonos el culo.


Ahora una campaña de grandes actrices, empieza a destapar el hartazón que algunas estrellas tienen de este sexismo al que no hemos acostumbrado como si fuese algo lógico de la industria. Kate decide mostrar o más bien insinuar su cuerpo, pero en la pantalla, sino en un simple y arcáico papel.

Galería de Esquire







Kate Winslet en lencería y protesta para Esquire