miércoles, 23 de septiembre de 2015

Crítica 'Aloha' de Cameron Crowe (2015) | Bradley Cooper, Emma Stone, Rachel McAdams

Puntuación: 5


+ Las tres actrices en especial Danielle Rose Russell
- Bradley Cooper en el peor papel de su carrera

Esta semana se estrena el último film del director M. Night Shyamalan, un hombre al que la crítica y el público han querido hundir con la excusa de un impresionante descenso creativo en su carrera. Pues bien, ese público y esa crítica ya tiene un nuevo nombre al que atizar y es que 'Aloha' demuestra que Cameron Crowe al contrario que Shyamalan, sí que parece tener un terrible descenso creativo.


En el año 1996 Cameron Crowe alcanzaba la cima gracias a Jerry Maguire. La comedia dramática protagonizada por un magnífico Tom Cruise costó solamente 50 millones de dólares y recaudó 273 millones en todo el mundo, además de lograr cuatro candidaturas al Oscar. Con su siguiente película la autobiográfica Casi famosos, Crowe lograría el Oscar al mejor guión original y posiblemente el zenit creativo de su obra ya que a partir de este genial film su carrera ha ido hacia abajo hasta llegar al límite de Aloha.
Cuando se pensaba que el director ya había tocado fondo tras algunos fracasos consecutivos, bueno, pocos realmente ya que Crowe estrena film cada muchos años (no olvidemos que al igual que Shyamalan, Crowe escribe, adapta y dirige todos sus trabajos). Bueno, cuando se pensaba que ya no podía caer más bajo, comenzó a desarrollar un proyecto para Sony (2008) y reclutó a Ben Stiller y Reese Witherspoon, que se apearon por problemas de agenda. El estudio y el director estuvieron cuatro años peleándose en torno al guión hasta que entraron en escena Bradley Cooper y Emma Stone y como es normal con tal pareja se decidió seguir adelante. Para suerte del proyecto, el reparto se completó con Rachel McAdams, Bill Murray, John Krasinski y Alec Baldwin, lo que nos dejaba uno de los grandes repartos que el cine había dado en los últimos tiempos.


El film narra la historia de un contratista en materia de defensa que supervisará el lanzamiento de un satélite desde Hawai junto a una piloto de las Fuerzas Aéreas de la que acabará enamorándose. La película estaba programada para navidad pero en el verano de 2014 se decidió retrasarla hasta el 29 de mayo del presente año lo que decía que no optaba a la carrera de premios de principio de años y que se recurría al inicio de verano para intentar recaudar algo de dinero gracias a su reparto.
En diciembre, tras el hackeo de Sony y la filtración de documentación y correos electrónicos de los responsables de la compañía, se reveló que el film era un auténtico desastre. En los e-mails Amy Pascal, por aquel momento presidenta de Sony Pictures, dejaba ver que no confiaba en absoluto en el proyecto cuando le dio luz verde, ya que consideraba que su guión era ridículo y que el público, que es bastante conservador, no comulga con las historias en las que un hombre tontea con dos mujeres y una de ellas está casada, pero que lo hizo porque le caían muy bien Bradley Cooper y Emma Stone.

Con un presupuesto de 37 millones de dólares, sin contar lo que habrá invertido la compañía en su publicidad y distribución, Aloha llegó a los cines con el backlash que arrastra desde diciembre, y esto se ha notado en las críticas, algunas han sido demoledoras, tiene un 14% en Rotten Tomatoes y un 39 en Metacritic, se coincide en decir que da muchísima pena ver que alguien que ha demostrado tanto talento en el pasado ha llegado a hacer algo tan mediocre. Pero lo que no es coincidencia si no realidad es que hasta ahora "sólo" ha recaudado 26 millones de dólares, de los cuales 25 dentro de los Estados Unidos. Aunque también es cierto que 'Aloha' aún no ha sido estrenada a nivel mundial, lo que todavía podría salvarle la inversión en caso de cuajase en territorio europeo o algún otro mercado potente.


Nosotros ya hemos podida verla y avanzamos que el desastre no es tan grande como aparenta y aunque el film es flojo, bastante flojo, debemos decir que hemos encontrado el problema básicamente en un único aspecto, su protagonista principal.
'Aloha' gira alrededor de la personalidad de su protagonista, un hombre convertido en leyenda que tuvo el don de atraer tanto física como emocionalmente a todo aquel que se le acercó y aunque Bradley Cooper a priori parecía una elección perfecta, el resultado es una de las peores creaciones de su carrera y un personaje totalmente anodino y falto de ese carácter o personalidad magnética que el guión le exigía. Cooper en 'Aloha' carece de comicidad, de misterio, de pasión, de atracción y de emoción, y su bello rostro no es suficiente para que surga la chispa entre él y los personajes que le rodean. Lo que termina destruyendo cualquier posibilidad de emoción dramática o cómica.
En cambio, Emma Stone vuelve a estar genial, cómica e intensa en un papel muy bien llevado desde el inicio hasta el fin, creando así un personaje cercano a las féminas perfiladas por Katherine Hepburn en films como 'La Fiera de mi niña'; Rachel McAdams mantiene ese perfil angelical que le da ese toque especial para ser la novia o esposa que todo el mundo quiere tener y aunque ejerce de secundaria, sus apariciones son las únicas que suben la tensión y la pasión emocional que todo romance debe tener; John Krasinski aunque con muy pocos minutos y sin diálogos por exigencia de guión, mantiene su perfil de marido ideal y tampoco desentona en una obra atractiva en secundarios pero pésima en su protagonista principal y epicentro de la trama.


El resto de la trama es una simple excusa para el triángulo (o más bien cuarteto amoroso) que Crowe pone en escena y aunque no molesta, tampoco ofrece nada que pueda dar personalidad a una historia trillada y superada en cientos de productos de corte similar.
Por fortuna, Cameron Crowe parece tener momentos de lucidez creativa y nos deja alguna set piece a recordar como la incursión en territorio nativo con el posterior canto final de Emma Stone o sobre todo el momento final entre Cooper y Krasinski donde únicamente con miradas mantienen una conversación crucial que realmente emociona y te hace sonreír y reír aunque algo dentro de ti se niegue a hacerlo.


Finalizamos con un descubrimiento especial. Hablamos de Danielle Rose Russell, joven que como ocurriese en el otro film ambientado en Hawaii ('Los Descendientes' de Aleixandre Payne) con Shailene Woodley, posee un don y belleza especial ante la cámara que la convierten desde ya en una de las grandes promesas para los próximos años. Su silenciosa escena y llanto final frente a Bradley Cooper es sin duda el momento más intenso del film y que confirma además que 'Aloha' funciona mejor en los silencios que en los diálogos abrumadores. Lo que nos lleva a pensar que Cameron Crowe quizás debería volver a sus modestos inicios y alejarse de la opulencia hollywoodiense que parece no encajar con su forma de entender el cine.

Ver tráiler 'Aloha' de Cameron Crowe (2015)





Fotogramas de 'Aloha' de Cameron Crowe (2015)