viernes, 21 de agosto de 2015

Crítica Los 4 Fantásticos 2015 de Josh Trank | Milles Teller y Kate Mara

Puntuación: 6.5


Análisis crítica puntuación y reseña. ¿Cuál es el problema de Fox? ¿Por qué este continuo disparate? Stan Lee y Jack Kirby nos crearon a estos 4 fantásticos héroes para que Chris Evans y Jessica Alba bajo las manos de Tim Story en 2005 y 2007 o incluso ya en 1994 el propio Roger Corman nos dejasen un desastre de proporciones épicas, al menos en este último caso. Ahora parece que tras un tráiler emocional, la cosa sigue haciendo aguas en su conjunto final aunque por suerte no es barro todo lo que no reluce.

Whiplash fantastic y la Antorcha negra como actores y personajes


Quizás el primer detalle que choca la atención es el casting elegido para representar a este cuarteto (bueno trio, la cosa da igual quien se ponga debajo). Tras ver a cuerpos como el de Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Chris Evans o Henry Cavill, el ver de repente al actor Milles Teller alias Whiplash como Mr. fantastic con su cara de tardo continua nos choca y lamentablemente mucho. Se que queda política y culturalmente incorrecto dar esta opinión, pero es que por mucho que pese, los héroes Marvel llevan muchos años entre nosotros con sus cuerpos y rostros esculturales y por ende Mr. Fantastic, reclama lo que siempre ha tenido, un atractivo canoso que no Teller no tiene.
Otro extraño detalle es ver a nuestra querida antorcha humana en la piel de un actor de raza negra. Esta bien universalizar personajes y dar cabida a todo tipo de razas en el cine actual pero quizás, esto deba hacerse con personajes de nueva construcción ya que no encajaría nada ver a Shaft interpretado por un actor blanco al igual que no lo hace ver a Johnny Storm en uno de raza negra.
Por suerte, han elegido a una belleza como Kate Mara para interpretar a Susan porque ya puestos casi nos temíamos lo peor. Además el resto de actores elegidos todo muy poco conocidos, tampoco ayuda a dar entidad a una cinta que carece de mimo por parte de todos, tanto de sus productores en primer lugar, como sus diferentes artistas y el mismo reparto de actores elegidos.


Fox quita tus zarpas y devuelve la franquicia a Marvel


Todos sabemos que Los 4 Fantásticos fue vendida por Marvel a Fox y por tanto, esta queda fuera del famoso tándem Marvel-Disney. De este modo es Fox quien decide que se hace con cada nueva entrega de esta saga pero como vemos en cada resultado final, parece no tener claro como debe comportarse para tener un buen trabajo.
Para empezar, el director del film, Josh Trank, echa humos debido a que los productores sobre todo Simon Kinberg y Hutch Parker no le han dejado trabajar, de tal modo que fueron ellos quienes montaron y además filmaron partes por su cuenta. Lo que no dice Trank es que su montaje llegaba a las tres horas y pico de metraje y que pocas películas aguantan esa duración salvo las que cuentan con un ritmo casi perfecto. Nunca sabremos qué hubiera ocurrido en esa supuesta versión. Lo que sabemos es que la versión que llega a las salas y que FOX ha puesto en circulación tiene bastantes y grandes lagunas.
La idea era crear un reboot o reinicio de la saga, mostrando a los personajes desde niños y adolescentes hasta que logran adquirir sus poderes y conformar el famoso grupo de superhéroes. También está el atractivo de conocer el origen de Víctor Von Doom (Doctor Muerte), quien no había sido muy aprovechado en las películas que se habían realizado hasta ahora. Lamentablemente, en este caso el personaje también pasa a ser prácticamente un secundario hasta su parte final en que uno siente que todo se acelera demasiado lo que nos dice claramente, que hay un serio problema de montaje y de comunicación entre la parte creativa y la de producción.
De hecho, incluso podríamos decir que hay dos películas en una. Se nota el hecho de que han metido la tijera por algún lado y la historia pasa de un extremo calmado y de formación y preparación de personajes a otro de repentina velocidad y en la que todo tiene prisa por terminar lo antes posible, es decir que hay falta de huevos por parte de quien pone el dinero a dejar el film tal como 
se ha creado desde su concepción inicial.


También es cierto que en el debe de Trank quizás podemos achacar un exceso a contar los orígenes de unos personajes que ya conocemos y a olvidarse en demasía que estamos ante un film de superhéroes donde la acción debe ser parte constante aunque sea en pequeñas dosis.

Tras la primera parte de presentación, con una pequeña evolución, desarrollo y adquisición casual de los poderes de los protagonistas, hay un cambio radical en la cinta. Se pasa súbitamente a una transición donde prima el entretenimiento como base de la acción y donde claro está priman los efectos especiales y las escenas frenéticas con tecnología digital algo saturada y falseada. Es esta pequeña parte, con los 30 últimos minutos donde se deja respirar a la película de otra forma, alejándose de lo que habíamos visto anteriormente hasta ese punto.
Pero claro, cuando la acción se decide a mostrar algo de eso, de acción, el interés por lo que pase es tan bajo, que cuesta trabajo apreciar que el cuarto de hora siguiente no está nada mal y sirve de perfecto exponente de la fuerza que le habíamos visto a Trank en su espléndida 'Chronicle' y que se podría haber conseguido si su parte inicial no hubiese sido tan fallida.


Por lo tanto, nos queda una obra sin corazón inicial pero con la sensación de querer ver una continuación realizada por el mismo Trank pero sin las tijeras e imposiciones de Fox. Nos queda un film lejos de los grandes trabajos de Marvel o Warner pero mucho mejor de lo que se ha contado. Nos quedan unos 4 fantásticos muy peculiares que podrían pasar a formar parte de esas extrañas obras de culto que el tiempo y los nuevos montajes de DVD les colocan en una posición que su estreno les robó.

Escenas, behind y Making of de Los 4 Fantásticos 2015 de Josh Trank