jueves, 9 de abril de 2015

Bondage a 24 cuadros por segundo en cine y películas eroticas by Cinematte


Es un tema interminable y nosotros lo sabemos. Llevamos tiempo hablando, debatiendo y listando algunos de los trabajos claves de este género que nunca parece desaparecer y de hecho nunca lo hará. El estreno de 50 Sombras de Grey ha hecho que la llama se reavive y que aparezcan en liza futuras producciones donde el hard y el bondage hagan acto de presencia al menos de una manera comercial que pueda ser aprobada por el público mayoritario.


Por eso hoy en peliculas eroticas queremos tratar una lista que recoja esas pinceladas de bondage que ahora están en boca de todos gracias al famoso bestseller pero que el cine ya trató de soslayo en alguna otra ocasión.


  • 1. Lucía y el sexo (2001)

Nadie como el cineasta español Julio Medem para relatar historias pasionales donde el dolor juega un rol definitivo en el destino de sus protagonistas. En este caso, la musa en cuestión fue la actriz Paz Vega a quien le acompañaron Tristán Ulloa y las guapas Najwa Nimri y Elena Anaya. Pero en Lucía y el sexo no solo el dolor emocional está presente, ya que el protagonista de hoy (el bondage) hace acto de presencia en varias escenas y nunca deja de abandonar lo que es un ambiente turbio, misterioso y notablemente doloroso.


  • 2. Jamón, jamón (1992) 

Al director español Bigas Luna, no sólo le debemos cintas memorables como Huevos de oro y Las edades de Lulú, sino también haber descubierto en esta cinta repleta de cachondez a dos de las figuras más representativas del cine contemporáneo: Javier Bardem y a su esposa Penélope Cruz.
Aunque el bondage no aparece de forma explicita en la obra, no podemos negar que la violencia siempre está presente y junto al sexo forman ese cóctel explosivo donde placer y dolor deben alterar nuestros sentidos. Además tampoco nadie puede obviar que ese bocado al pecho de la Cruz tuvo que doler y mucho.


  • 3. Secretary (2002) 

Una década antes del boom de la novela erótica Fifty Shades of Grey, el cineasta independiente Steven Shainberg escribió y dirigió esta seudo comedia sadomasoquista protagonizada por dos Maggie Gyllenhaal y James Spader, un actor destinado a la unión continúa con la parte más oscura del sexo. La película vista hoy sigue siendo demasiado atrevida para su concepción comercial y el bondage no es una excusa sino uno de los epicentros del relato.




  • 4. Nueve semanas y media (1986) 

La película en si no contaba una historia memorable, pero con una cuidada estética publicitaria emparentada con el videoclip, supo abordar perfectamente diversos temas que eran algo escabrosos de tocar en la década de los 80’, como la experimentación sexual, el sadomasoquismo ahora tan de moda y la ausencia de amor pese a la recurrencia de sexo. Un personaje femenino que encarnaba el papel sumiso, se las vería ante el don de mando del varón, a quien debía satisfacer en cada encuentro mediante diferentes demandas sexuales y eróticas.


  • 5. Eye Wide Shut (1999)

Fiestas privadas, orgías, Nicole Kidman desnudándose y un ambiente retorcido donde la oscuridad, las velas, el rojo y el oscurantismo, consiguen destapar la esencia fría pero cálida del bondage. Estos motivos son más que suficientes para incluir esta cinta cargada de erotismo sutil hilvanado con una historia compleja y enfermiza. Además de que uno de los grandes genios de la historia hablamos de Stanley Kubrick, se encuentra detrás de ella.


  • 6. Instinto Básico (1992)

Sí, estamos ante el film que contiene la famosa escena del cruce de piernas de Sharon Stone, pero avisamos que esta obra de Paul Verhoeven hay muchísimas más razones para estar entre las grandes de erotismo y entre los films donde el sexo y hard se cruzan los dedos. La trama erótica con tintes policíacos se centra en la investigación que realiza un grupo de policías (Michael Douglas entre ellos) sobre misteriosos asesinatos sexuales que recrean los descritos en un libro de una sexy autora (Stone). Tras todo esto, ya sabéis el resto. Incluido punzones de hielo.


  • 7. El imperio de los sentidos (1976)

Un clásico entre los clásicos. No podemos hablar del cine erótico sin hacer referencia a esta película del director japonés Nagisha Osima y basada en acontecimientos reales ocurridos durante los años 30. La historia nos describe gráficamente los encuentros sexuales entre el propietario de un hotel y una de sus empleadas y en ellos, se describirá un viaje a través de las diferentes formas de entender el sexo. Por supuesto, el bondage hará acto de presencia, al menos en su vertiente más light. Aún así, es de obligada inclusión en una lista de este tipo. Y no perderse la escena final.


  • 8. El último tanto en París (1972)

Paul es un hombre viudo, que para aliviar su soledad y pérdida, decide mantener encuentros furtivos con una joven en un piso vacío, teniendo como marco la aquí poco romántica ciudad de París. Dichos encuentros van subiendo de tono, hasta tomar tintes obsesivos y sadomasoquistas, convirtiéndose así en uno de los primeros films con distribución comercial no pornográfica, en tocar el tema del sadomaso. Como muchos sabrán, media España cruzó la frontera para poder aprender estas aquí lascivas técnicas sexuales. Marlon Brando y Maria Schneider protagonizan la producción.


  • 9. Crash (1996)

Y ahora pasamos a palabras mayores y a la película más dura de todas las citadas. Crash es pornografía no explícita y trash dándose la mano en el film más polémico de su director y el más difícil de catalogar de todos los citados. Mutilación y deseo unidos de una forma tan perturbadora que puede alterar al espectador menos sensible. Viendo Crash, el bondage pasa a ser una técnica simplemente light.


  • 10. Otras propuestas

Y como en toda lista se han quedado fuera grandes representantes del género Por ejemplo películas claves como Historia de O, Maitresse, El Piano, The Bunny Game, Topazu, Closed Land o incluso films de la talla de Sin City donde también se trata el tema.
Para finalizar recordar que si te quedas falto y necesitas más, los relatos eroticos son una gran opción que no debes olvidar ya que ellos son prácticamente el origen de este artículo de hoy.