domingo, 1 de febrero de 2015

Critica de Blackhat amenaza en la red | Michael Mann y Chris Hemsworth


Puntuación: 5.9

Hoy debo decir que es un momento triste para el cine, concretamente para lo que conocemos como cine moderno. Y es que uno de los revolucionarios y creadores más decisivos para su existencia, acaba de arrojar la toalla para acomodarse también en la burocracia más aburrida y anodina del cine producto de Hollywood.

Y es que Michael Mann por primera vez en su carrera, nos deja un film de estudio donde se nota su poca participación fuera de labores de dirección, dejando todo el resto de la producción en manos de los avariciosos ejecutivos amantes únicamente del Dólar.
Y es que el cine no es de esta gente. Bueno, si lo es, pero por suerte todavía hay talentos soñadores que niegan esa mayor. Y Michael Mann, desde los tiempos de la serie Corrupción en Miami siempre había dejado claro que el cine es un nicho de talento e inventiva que bien aplicados son capaces tanto de dar dinero como de dar placer a los espectadores.

Por desgracia, este fin de semana hemos podido comprobar que esto cada día es más difícil, ya que como hemos dicho Blackhat es un film terriblemente flojo donde vemos como un casting pensado para la taquilla (No tenemos problemas con el actor Chris Hemsworth, pero sí con el papel que desempeña aquí), un guión igual de pensado para la taquilla (¿cómo este hacker interpretado por Hemsworth es capaz de disparar y pelear mejor que un agente del FBI?) y un montaje demasiado dinámico pensando en las grandes masas, dan como resultado que la buena factura y realización de un autoplagiado Michael Mann, no sean suficientes para salvar no solo el peor trabajo con diferencia en la obra del autor de Heat y Collateral, sino uno de las mayores decepciones fílmicas de los últimos años.


Y no vamos a extendernos más, porque no queremos enfadarnos más. Así que eso, evitaros este trauma, ignorar este film en la filmografía de Mann, y pensemos que esto ha sido un mal sueño y que nunca más volverá a ocurrir.

Pd: Y por favor, la próxima vez que haya que buscar a un actor para interpretar a un hacker de laboratorio, no busquen a un precioso y musculado adonis de 1.90 bronceado como una deidad de oro. Busquen simplemente, a un actor con un físico de hacker de laboratorio.