lunes, 23 de febrero de 2015

Crítica de Big Hero 6 Oscar mejor película de animación | Dibujos animados Marvel, Pixar, Disney


Puntuación: 7.5

Disney ha dejado claro hace tiempo que es la Universal del siglo XXI. Tras su declive de finales de siglo XX, la compañía supo mutar y darse cuenta que necesitaba una renovación que pasaba por ideas y gente nueva. Esa primera revolución vino de la mano de Pixar. La segundo lo hizo de la mano de Marvel... 


Pues bien, ahora Disney ha decidido juntar estos dos universos y de ello ha nacido una joyita llamada 'Big Hero 6'.

Don Hall y Chris Williams nos ofrecen una interesante fábula sobre el heroísmo y la superación de la pérdida, que tira por tierra muchas de las ideas preconcebidas que pudiéramos tener sobre el cine Disney. Da igual que Marvel Studios decidiera no poner su nombre al producto: Su genoma recorre la primera película de superhéroes en animación 3D de Disney con tanta intensidad, que es posible reconocer todo el dinamismo, la febril creatividad y el abrumador carácter humano que envuelve a las mejores creaciones de la compañía fundada por Stan Lee.


Lo único extraño de la idea es que teniendo al equipo de Los Vengadores como referente y a un amplio número de héroes, el filme decide tirar más una vertiente más parecida a Up donde prima un único dúo protagonista, que optar por otro tipo de oda más coral. Pero que sea la cinta menos coral de la Disney de los últimos años -de tanto que se centra en Hiro y Baymax-, tampoco acaba pasando factura, básicamente porque la relación entre estos dos es oro puro. Saltando de lo cómico hasta lo entrañable, para alcanzar momentos de crudeza emocional extraños -no ya solo dentro de los cánones de Disney, sino también de la práctica totalidad de películas de Marvel Studios-, en los que Hiro se erige como un héroe lleno de claroscuros. Probablemente uno de los más complejos de la compañía del ratón de Orlando desde la Elsa de su libre adaptación de 'La Reina de las Nieves'.

En resumidas cuentas, 'Big Hero 6' es una muy notable película de Disney Pictures, y -también- una muy notable incorporación a las adaptaciones de cómics Marvel. Faltándole quizás un punto de brillantez frente a otras producciones más creativas pero a la vez más caóticas, es también una de las más sólidas en aspectos narrativos que se nos ha ofrecido durante estos últimos años.

Quizás no tenga ningún momento que vaya a pasar a la posteridad como el 'Let It Go' de 'Frozen', pero ello no impide que podamos disfrutar de grandes dosis de humor, aventura, ritmo, carga emotiva y temas argumentales de interés que nos recordarán a la mutación perfecta entre Disney, Pixar y Marvel.