viernes, 21 de noviembre de 2014

El 7º Fotograma | Especial Los juegos del hambre | Crítica en imágenes


Una vez más venimos con el 7º Fotograma, esa curiosa sección donde hacemos una pequeña crítica o análisis de un film en tan solo 7 fotogramas.

  • Puntuación: 6.5

Hoy hablaremos de Los Juegos del Hambre, uno de los films más taquilleros de la última época. El film nos situaba en un futuro distópico muy cercano a obras como 1984, aunque eso sí, siempre teniendo en cuenta que estábamos ante una adaptación de una obra literaria que partía de unas bases similiares a las de la saga Crepúsculo. es decir pensada para arrasar en ventas y construida casi totalmente para un público adolescente/infantil.

Por fortuna el libro cayó en manos de Gary Ross, quien ha sabido hacer de su modestia su mayor virtud. Los juegos del Hambre no impresiona ni sorprende, pero tampoco molesta ni ofende, es un film entretenido que te deja con ganas de ver su continuación y donde sus jóvenes protagonistas y actores desempeñan su rol a la perfección, en definitiva Los Juegos del Hambre no es una obra maestra de la ciencia ficción pero como producto cinematográfico supera a la sagas tipo Crepúsculo desde su primer fotograma.


Los Juegos del Hambre, 2012...

Un efecto muy recurrente de este tipo de películas es el efecto pantalla o carteles propagandísticos (Robocop, 1984, Half-life).  Una multitud observando un video promocional, en este caso Ross mezcla muy bien estos dos mundos, el real y el imaginario contraponiéndolos visualmente, dando un colorido exhuberante a la realidad y total ausencia de color a las imágenes del pasado., Rosa y calaveras podríamos titular este momento

Uno de los momentos claves y más espectaculares del film es la presentación de los participantes ante su público... 

...Jennifer lawrence (Katniss) se erige como la auténtica protagonista de la historia y la joven actriz nos deja un papel perfecto, comedida en sus gestos pero con fuerza en su expresión general, un ejemplo perfecto de como interpretar. 

El film no dispuso de mucho presupuesto, por lo que no esperéis grandes escenas de acción o increíbles decorados, sin duda el camino del anfiteatro con reminiscencias a Ben-Hur es lo mejor en este sentido.

Escenas como esta demuestran el gusto que el director Gary Ross y su equipo han tenido en la realización del film, estamos ante uno de los momentos claros, el silencio de la escena y la naturaleza como dominador del cuadro son el preámbulo y el aviso fílmico de lo que se avecina, la terrible y salvaje batalla final.

Y comienza la escena final , el terrible reality da comienzo, Los Juegos están marcha,  el Hombre contra el hombre y la naturelaza, el instinto más salvaje por la supervivencia, 30 minutos de sorpresa, acción y tensión. Aquí la película supera a la obra escrita y nos deja esa sensación de estar ante un magnífico entretenimiento.

Emoción bien llevada, la interpretación de Lawrence y los tiempos marcados por Ross consiguen que la  "tranquilidad" y modestia con los que pasan los minutos, desencadenen en secuencias magistrales como esta, además las continuaciones ya están servidas, y con gusto las recibimos.