viernes, 21 de noviembre de 2014

Critica de Sinsajo | Especial Los Juegos del Hambre | Francis y Jennifer Lawrence


Gary Ross sorprendió al mundo al presentar una modesta y sobre todo austera adaptación juvenil de un libro que apuntaba en demasía a los fuegos artificiales y a los efectos especiales.

Todo el que había leído la obra imaginaba de forma superlativa todo los acontecimientos sucedidos en el famoso combate final. Al final Ross no solo no le dedicó apenas minutos, sino que tampoco quiso centrar el detonante de su obra en ese apoteosis final. El resultado fue sencillamente que gracias a su talento y al de sus actores, supo crear personajes literarios.

Tras su despido Francis Lawrence ocupó la silla de director y al parecer puso una única condición, moderar En Llamas, pero tener libertad y opulencia para la adaptación de Sinsajo. Ahora su primera parte ya está aquí, y por fin aparecen los esperados fuegos artificiales.


Sinsajo ha sido reescrita para la gran pantalla por Danny Strong y Peter Craig con el concurso de la propia Collins. De momento sólo podemos decir que en esta primera mitad la labor de adaptación ha sido más que satisfactoria. La obra fílmica sigue haciendo referencia a todas y cada una de las reflexiones que alberga el libro original en torno al ejercicio decadente del poder, los procesos revolucionarios y la propaganda política, pero, gracias a una puesta en escena precisa y sombría, estos ganan en eficacia y funcionalidad.
El resultado a bote pronto y sin más demagogia es que Sinsajo es la mejor película hasta la fecha en el ámbito de las adaptaciones literarias para adolescentes tan en boga desde hace un tiempo, y además, la obra de Collins-Lawrence entra a formar parte de ese cúmulo de obras recordadas, interesantes y porque no clásicos ya de la ciencia ficción denuncia, donde vemos films como Brazil, 1984, Alphaville o Hijos de los Hombres por citar sólo algunos. Pero que, y para que nadie se asuste, Sinsajo no olvida nunca el registro en el que se inscribe, por lo que es fiel al mismo y a los fans que lo hacen posible y de este modo sabe denunciar, protestar y entretener por igual, calando así y en diferentes estratos a todo aquel público que se acerca a ella con diferentes motivos, curiosidad o cinefilia.

Y de este modo Sinsajo es la mayor sorpresa de este otoño y un honor para el cine de acción, la ciencia ficción y el blockbuster, y además un ejemplo a seguir donde se ve que en buena conjunción y contando con grandes talentos como Collins o los dos Lawrence (Francis y Jennifer), Hollywood aún puede crear un cine espectáculo ameno, profundo, divertido y como dice su propio nombre: Espectacular. Porque Sinsajo es eso, sencillamente espectacular.