sábado, 6 de septiembre de 2014

Crítica Hércules 2014 | Dwayne Johnson


Puntuación: 6

Hércules es el ente mitológico más recurrente y versionado de la literatura clásica griega. Films, series y hasta un equipo de fútbol recurren al semidiós para contar su afán de superación y su fortaleza interior. Ahora de nuevo, Hércules está en nuestras salas comerciales.


Brett Ratner es un todoterreno que se atrevió ya una vez con el género Superheróico en una de las entregas de X-Men. Ahora este director abonado al humor y a la acción, decide transformar un héroe clásico como Hércules, en una especie de superhéroe actual. Las estructuras de Marvel, parecen estar presentes en muchos momentos del film, pero; la sorna, el humor y la ironía planean por una historia que encuentra en la comedia de aventuras y la falta de pretensiones, elementos suficientes, para distanciarse levemente del estilo Marvel citado. 


De este modo, la película se sitúa así como una adaptación actual del clásico con elementos superheróicos actuales, que tanto gustan a las plateas whatsapp. Unos escasos noventa minutos de metraje, confirman la poca ambición de este nuevo Hércules. Dwayne Johnson es la estrella absoluta de la función. Muy lejos de la limpieza que Disney dio al mito griego, Ratner y Johnson se encargan de crear a un Hércules mucho más sucio tanto en espíritu como en higiene. El estar basado en el cómic de Steve Moore, ha sido clave para este tratamiento narrativo tan peculiar, donde pasamos de la solemnidad a la comedia o de la épica a lo digital, en menos que canta un gallo griego. Esta adaptación nos deja así un héroe más hombre que semidiós y más bestia salvaje que inteligente, el cual tiene la suerte de estar acompañado en pantalla por nombres como Rufus Sewell e Ian McShane, quienes dotan de neuronas a un film saturado de musculatura y esteroides. Pese a sus "numerosos" aciertos, Hércules no acaba de saltar a la primera división del blockbuster debido a su estética, la cual a veces nos recuerda a la adaptación que hizo Raimi para televisión. Efectos como por ejemplo la escena del león digital, ayudan también a tener la sensación de que esto no es la megaproducción más importante del año. Por suerte lo que si ayuda, es la pequeña aparición de Irina Shayk, quien se encarga de dar un poco de carnalidad femenina, a ese amasijo de bíceps, aceros y barbas. 

Así que, resumiendo de forma positiva Hércules entretiene y no insulta si se toma como un blockbuster de segunda. Siendo negativos, la cosa cambia, ya que estamos hartos de esta forma de entretener, hartos de Reyes Scorpiones, Hércules, Transformers o GiJoes. Queremos blockbusters de calidad, serios y con cine. Blockbusters que nos permitan hacer una crítica de cine, y no un simple comentario fotocopiado, aburrido y previsible que os aburre a vosotros, y a nosotros.