miércoles, 17 de septiembre de 2014

Crítica de Z Nation | El Ataque de los Clones Zombie


Puntuación: 7.0

Ya se ha estrenado uno de los productos más mediáticos para este curso 2014 / 2015. El Canal Syfy ha mostrado al mundo el primer episodio de Z Nation y el resultado, no ha terminado de convencer.


Las masas son amigas de la destrucción, lo demuestran muy bien con el Íker Casillas y con estrenos como el de hoy. Nosotros no queremos unirnos al cómodo movimiento de destrozar las cosas simplemente porque no nos gustan o a veces porque no las comprendemos, pero tampoco podemos dejar de comentar que la serie de Syfy nos ha dejado un poco fríos.

ESTO YA LO HE VISTO

Clon es la palabra que mejor define este primer capítulo,  y es que, durante todo el episodio no hemos podido tener la sensación de cada cosa mostrada ya la habíamos visto.
Esta claro que The Walking Dead iba a ser el primer referente y el producto más difícil de intentar apartar. Y es que la serie de AMC ha abierto casi todos los caminos posibles a la hora de crear una devastación zombie de modo seriada.
Y eso ha pasado, que al final durante todo el metraje de Z Nation hemos tenido la sensación de estar ante un spin off o una continuación de la adaptación de la obra de Robert Kirkman.



Pero no ha sido lo único imitado, ya que el título y el empezar nos ha transportado directamente a Guerra mundial Z, la película protagonizada por Brad Pitt que también ha sido referente constante en este nuevo producto.
Encima, la idea principal del guión ya la pudimos ver en la obra de Naughty Dogs para PlayStation 3 y 4; los efectos digitales y la sangre digital ya fue explotada en 300; el bebé zombie terminó siendo una mezcla de 'Chucky: muñeco diabólico' con Kuato de Desafío total; y la idea de cargarse al "protagonista principal" ya no sorprende después de ver cada temporada de Juegos de Tronos.
Estos detalles y algunos más concretos como la puesta en escena, el montaje e incluso la fotografía, nos han hecho ver a Z Nation como algo ya muy familiar, un producto demasiado clonado al que le falta alma y estilo personal.


Aún así es de justicia decir que la serie ha mantenido un nivel de calidad muy alto en todos sus apartados, y que siempre ha dejado claro que no es un producto comercial y rutinario ideado para satisfacer las ansias de sangre de los adolescentes. Z Nation ha cumplido y hay que reconocer que no imitar es complicado en este mundo tan globalizado. Por eso, nosotros queremos dar un voto de confianza a una serie que a poco que encuentre su camino y su estilo propio, podría terminar como uno de las series más comentadas, amadas y porque no, dentro de unos años imitada del plantel de series.