Crítica Guardianes de la Galaxia Vol. 1 | La primera parte | Especial transmedia


Puntuación: ****

El Vol. 2 de Guardianes ya está aquí así que no queremos dejaros con nuestras impresiones a modo de reseña crítica fácil de digerir por todo tipo de lector de la anterior entrega por si alguien no la ha visto, se decida hacerlo antes de entrar al segundo capítulo o como ellos dicen: al Volumen 2 de esta odisea espacial.

Lo primero que tenemos que decir es que Marvel ha abierto un camino distinto con esta franquicia. Hasta ahora Marvel había optado por ofrecer una cierta seriedad o solemnidad a sus personajes, que, aunque quedaban lejos del planteamiento oscuro de Warner y DC, siempre dejaban una pequeña doble lectura y una carga dramática y psicológica a la que aferrarse. Con Guardianes de la Galaxia, Marvel se quita complejos y se lanza al divertimento sin más, un divertimento que se basa principalmente en la acción, pero sobre todo en el humor y la gamberrada.

Otro detalle a destacar es la llegada del fantastic. Hasta ahora el universo Marvel fílmico a excepción de Thor, mantenía sus historias en la tierra, con Guardianes, esto cambia y la fantasía y el exotismo cobran una dimensión y una nueva forma de entender a los héroes Marvel.

El tercer detalle que queremos destacar son los efectos especiales, los cuales venían siendo una parte fundamental de cada película, pero con Guardianes esto da un paso más allá, ya que el croma es prácticamente un personaje más y los efectos especiales son posiblemente el mayor reclamo para alcanzar el espectáculo visual y narrativo.

De este modo y para no dejaros con una crítica más pesada, decir que Guardianes de la Galaxia es el film más juvenil de Marvel, es un divertimento de principio a fin que mantendrá a los pequeños y a los jóvenes pegados a la butaca y abonadas a la carcajada permanente. Para los más adultos, quizás el homenaje continuo a los 80 y ese cierto aire pulp de sus personajes, será el punto más llamativo y lo que haga que quieran desear ver la segundo entrega y la tercera claro.


Entradas populares