martes, 4 de febrero de 2014

Desayuno con Diamantes | Erotismo recatado | Obras maestras


Erotismo belleza y cine | Desayuno con Diamantes

¿Puede una película considerarse erótica y no mostrar ni una tesela de piel? Pues a nuestro modo de parecer Desayuno con Diamantes es una de las películas con mayor erotismo de la historia del cine.

Cierto que el film de Blake Edwards nunca enseña, pero en cambio siempre insinúa. Partimos ya como base "erótica" principal de la encubierta situación laboral y social de ambos. Si en la obra original de Capote la prostitución tanto masculina como femenina se entendía de una forma más clara, en el film no deja de estar ahí aunque sea de una forma más sutil, sin duda no vemos a los protagonistas en sus labores más "apasionadas", pero las podemos imaginar de forma sencilla.

Igual de sutiles son las escenas de sexualidad, aunque una vez más estas están presentes siempre en forma de atrezzo o decorado en lugar de física o explícita. Por supuesto al erotismo recatado de nuestro título le acompaña la presencia de una actriz que en este film y ya desde el famoso plano inicial, se muestra como uno de los personajes más deseables que ha dado el cine. 
Finalizamos la entrada con un último apunte, el de su tema musical principal Moon River, pocas veces una canción ha estado tan unida, al amor y al deseo, ese amor y deseo que Audrey Hepburn siempre ha desatado en los espectadores masculinos y porqué no femeninos de todo el planeta.

Estos pequeños detalles hacen que hoy recomendemos y elijamos este film como una de las grandes obras maestras que ha dado el 7º arte.



Desayuno con Diamantes: Erotismo recatado

Desayuno con Diamantes: Erotismo recatado

Desayuno con Diamantes: Erotismo recatado

Desayuno con Diamantes: Erotismo recatado

Desayuno con Diamantes: Erotismo recatado

Desayuno con Diamantes: Erotismo recatado

Desayuno con Diamantes: Erotismo recatado

Desayuno con Diamantes: Erotismo recatado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada