lunes, 4 de noviembre de 2013

Crítica de Insidious Capítulo 2


El nuevo film de terror del cineasta de Saw y Expediente Warren...

Pese a mis reticencias con una secuela de una franquicia de James Wan, lo cierto es que está claro que este chico es un prodigio dentro del género. El público lo recordará de dos o tres películas a lo sumo, incluyendo el estreno más impactante de este verano pasado con Expediente Warren: The conjuring, pero esta es la primera vez que se decide a rodar una secuela de una historia suya (si, para los no duchos, la primera de Saw es suya y el resto no), y cómo no, decide seguir la línea argumental que ya dejara abierta en 2010, como buena peli de terror debe tener en cada epílogo.


  • Puntuación: 5.9


De nuevo vuelve a ofrecernos una nueva ración de sustos, fantasmas más físicos que etéreos, demonios, viajes astrales y dimensiones alternas, pero con una estructura diferente a su primer capítulo y con enfoque abierto a nuevas secuelas.



Su prólogo ya nos sitúa de inmediato en la acción, en secuencias que no tuvieron cabida en el primer capítulo y que vienen a rellenar esos huecos en la historia de la familia Lambert. Así, todo el film es un toma y daca de preguntas y respuestas, llegando a crear una mitología en la que nos metemos de lleno a pesar de que la propuesta en sí, desde una perspectiva alejada, es una bizarría que me recuerda a la degeneración de la saga Poltergeist, por lo que no es de extrañar que su tercer capítulo alcance cotas altísimas de la expresión ''WTF!''.

Lo que está claro es que el director malayo sabe manejar los códigos del terror, y en sus manos cualquier elemento del hogar es un arma con el que asustar al espectador, además, utiliza en su realización interesantes planos secuencia o también de tipo documental para incrementar la variedad de situaciones y perspectivas a lo que puede ser una escena cliché.



Por lo demás, los actores Rose Byrne y Patrick Wilson cargan con el peso del drama y de muy buena forma, teniendo como perfectos complementos los secundarios del primer film (y alguno nuevo). Así mismo, la labor de maquillaje y construcción de los distintos fantasmas/demonios es insuperablemente horrendo, me sé de más de una que tendría pesadillas...:) En definitiva, un buen film para evadirse en puro terror y que completa aún más la filmografía de Wan.
La única lástima es que ahora salte al derrotero contrario, y se haya decantado por un proyecto como Fast & furious 7, veremos qué hace con dicha secuela...

Análisis escrito por Gwynplaine Thor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada