miércoles, 13 de noviembre de 2013

Anécdotas de cine | La no muerte de Jar Jar Binks

[Apuntes de cine]: JAR JAR BINKS moría originalmente en Star Wars: La amenaza Fantasma

Universo Star wars...

Cuando a Lucas se le subió el ego a la cabeza por el imperio transmedia y tecnológico que había creado, nadie vislumbró con claridad que casi acabaría enterrando su propio microuniverso sucio de cazarrecompensas, destructores espaciales, rebeldes y una fuerza cósmica que habitaba en los seres vivos de toda la galaxia, al firmar libreto y dirección de lo que serían las precuelas. 

En nuestra modesta opinión, Star Wars es lo que es (y será en nuestros corazones) gracias a Lawrence Kasdan y los directores que tomaron el mando de las secuelas originales y por supuesto del propio y cuerdo Lucas pre merchandising. De hecho, si hay un nombre que se ha rescatado para las nuevas películas es dicho guionista, y creo que más de uno salta de alegría al saber que también J.J. Abrams piensa devolver la dignidad a dicho universo...

Y es que a la saga le ha sentado fatal ser el abanderado de la etapa digital extrema del cine, aquella donde todo se reduce a poner a unos actores en un chroma y que el ordenador haga lo pertinente para diseñar los espacios. Esas tres precuelas rodadas y escritas por Lucas han quedado pronto, demasiado pronto desfasadísimas en comparación con las originales de finales de los 70 y principios de los 80. La tecnología ha crecido a un ritmo vertiginoso en la última década, y esto ha logrado que veamos estos tres films casi como si de una película de animación se tratase. Pero de las malas. A día de hoy se tornan ridículas, completamente asépticas (demasiada pulcritud) e incluso rompen con la coherencia interna de la saga galáctica.



Hoy me hago eco de algo que jamás se incluyó en el DVD de La Amenaza Fantasma, esa conflictiva primera precuela que enervó a los fans. Una escena eliminada que implicaba la muerte de tan zafia criatura surgida de la mente de un Lucas senil y anquilosado en crear una fábrica de juguetes, ese pegajoso, ruidoso y patoso Jar Jar que más de uno quisiera matar con sus propias manos. Jamás entenderemos por qué no se incluyó, puesto que en la trilogía original moría hasta el apuntador. Eso sí, la pasividad de Qui-Gon y Obi-Wan es deslumbrante. Se nota que Lucas sabía lo que hacía...

JAR JAR BINKS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada